Descubre la mejor manera de educar a un Pastor Alemán

Antonia Tapia · 26 diciembre, 2014

El entrenamiento de un pastor alemán requiere primero reflexionar por un momento qué es lo que tu perro necesita y qué es lo que precisa. Demasiadas personas erróneamente tratan a su perro casi como si fuera un humano y esperan reacciones similares. Pero no importa cuán atento e inteligente pueda ser tu mascota, siempre tienes que recordar que es un perro, un animal, con las necesidades propias. Como tal tu perro quiere ser parte de la manada, requiere su propio territorio, y quiere ser aceptado.

Algunos tips para el entrenamiento de un Pastor Alemán

pastor aleman 2

Si deseas ajustar cualquier comportamiento de tu pastor alemán que consideres negativo, la mejor manera de hacerlo es acercándote a tu perro, no para regañarlo o gritarle, sino para cambiar la forma en que expresa sus instintos genéticos.

Hay algunos puntos básicos que cada dueño del pastor alemán debe considerar cuando entrena a su perro. Muchas de esas reglas hacen que el entrenamiento sea mucho más fácil.

Habla en un tono tranquilo con tu perro para que se sienta a gusto. Aunque un pastor alemán a menudo puede parecer bastante inteligente, al final todos los cambios deseados en el comportamiento va contra el instinto natural del perro, y por lo que el proceso requerirá repetición y paciencia.

Si tu perro te tiene miedo seguramente no acatará tus órdenes. Si quieres que tu mascota aprenda, primero necesita confiar en ti. Pero antes que así sea tú debes aprender a ser un buen dueño, es decir no sobre-reaccionar a los problemas de comportamiento de tu perro. Por lo que también debes enseñarle a tu pequeño amigo a cómo comunicarse mejor. Claro, esto podría costar algo de tiempo y dinero, pero sin duda vale la pena.

Muchos problemas de comportamiento surgen por puro aburrimiento, por lo tanto es fundamental que proporciones a tu mascota una variedad de actividades. Un pastor alemán aburrido seguramente tratará de llamar tu atención. Para que no se aburra, planifica largas caminatas, juega con él en el parque e involucra de la manera que creas conveniente a tu cachorro en el juego activo. Si tiene cerca de tu casa un parque, sin duda, a tu mascota le encantará correr allí libremente e interactuar con otros perros.

La formación como juego puede ser muy atractivo. Enseñar a tu mascota, por ejemplo, a coger un disco volador puede conducir a horas de diversión loca para ambos.

Si tienes que transportar a tu perro en tu automóvil, ubica en la parte trasera su kennel. No dejes que el perro esté suelto dentro del coche. Tu mascota tiene que ir de forma segura mientras conduces.

Buenos consejos

pastor aleman 3

Los pastores alemanes no son naturalmente agresivos, y cuando conoces a uno, por lo general significa que él que ha experimentado una educación infeliz. En ese sentido, es clave que no golpees o grites a tu cachorro. Los pastores alemanes que son abusados como perros jóvenes, tienden a tener un comportamiento más agresivo de adultos.

Los cachorros son más propensos a morder y roer a las personas que nos ven como sus líderes. Tú debes cobrar el rol que tienes que es ser líder de la manada, debe respetarte y cuando sales de paseo seguramente te dejará ir primero.

Dentro de tu casa, los pastores alemanes son generalmente cuidadosos con los extraños. No quieras organizar un comité de bienvenida. No invites a amigos, familiares o vecinos hasta que tu perro haya tenido por lo menos un par de días para instalarse. Pon un recipiente con agua limpia y fría. Asegúrate que su plato de agua y comida siempre se colocará en el mismo lugar.

Cuando los perros llegan a un nuevo hogar muchas veces no suelen tener gran apetito. No compres alimentos de lujo para tratar de tentarlo a comer. No te preocupes si no come en un principio, no va a morir de hambre. Él come cuando le da la gana. Por lo que recuerda: no debes sobre alimentar a tu mascota.

Finalmente, a partir de las ocho semanas de edad, los pastores alemanes están listos para comenzar el entrenamiento formal. El entrenamiento de obediencia, por ejemplo, ayuda a desarrollar en los pastores alemanes capacidades cognitivas y combate el aburrimiento. Es una necesidad absoluta si quieres convertir a tu pequeño amigo en uno miembro más de la familia.