La mapache Pumpkin vive con perros y se cree uno de ellos

¿Qué te parecería tener una mapache como mascota? ¿Y qué les parecería a tus perros tener un nuevo compañero de juegos tan peculiar? Bueno, dicen que uno no sabe cómo va a reaccionar hasta que se ve en la situación. Y la capacidad de adaptación de los animales es espectacular sin ninguna duda. No te pierdas esta conmovedora historia de la mapache Pumpkin.

La historia de la mapache Pumpkin

Todo sucedió en Nassau, una localidad de Las Bahamas. Con solo unos meses de edad, esta pequeña mapache, Pumpkin, cayó de un árbol en el patio de una casa. La casa era propiedad de Rosi Kemp, quien acudió en socorro de la mapache en cuanto la vio en el suelo.

Se entristeció al ver que el pobre animalito se había partido una pata y decidió curarla ella misma. Se informó pero no había ningún centro de rescates para mascotas en Nassau que acogiera a mapaches, así que Rosi decidió dejarla en su casa hasta que la mamá de la mapache Pumpkin apareciera.

Estuvo pendiente mirando por la ventana constantemente por si su mamá aparecía, pero esto nunca sucedió, por lo que Rosi decidió acogerla y adoptarla. Su esposo William y su hija Laura la aceptaron de buena gana y hasta ayudaron a su madre y esposa a escogerle un nombre: Pumpkin, la mapache Pumpkin.

La vida de la mapache Pumpkim en su nuevo hogar

Tanto Rosi como su hija Laura se encargaron de alimentar a la mapache Pumpkim y de mantenerla caliente. Pero aparentemente parecía haber un problema y es que Rosi y su familia ya tenían dos perros que habían acogido de la calle.

Mapache y perro
Autor: Pumpkin the raccoon

Tenían miedo de que no aceptaran a la mapache Pumpkin o que ella no los aceptara a ellos, pero se llevaron una gran sorpresa.

La mapache Pumpkim estaba tan agradecida por el gran amor recibido, que pronto empezó a sentirse muy cómoda en su nuevo hogar y con sus nuevos compañeros de juego, tanto así que se cree un perro.

Ya sabes lo que dicen: “Quienes se acuestan en el mismo colchón se vuelven de la misma condición”. Los animales nunca dejarán de sorprendernos, y en el caso de la mapache Pumpkim, lo que hace es espectacular a la vez que divertido.

Come con los perros y en el mismo lugar, duerme con ellos, se baña con ellos en la piscina, juega con ellos y a Laura le parece que hasta a veces hace un ruido similar a un ladrido. ¡Hasta se abrazan! Es como si Pumpkim fuera un perro más.

Mapache y perro
Autor: Pumpkin the raccoon

¿Por qué creemos que esta historia es tan especial? Por una sencilla razón: el carácter de los mapaches.

El carácter de los mapaches

Hay que recordar que los mapaches no son animales para tener como mascotas aunque sean tan tiernos, como la mapache Pumpkin. Ellos son animales salvajes y además tienen mucha facilidad para contraer la rabia y contagiarla a los humanos.

De hecho, si en alguna ocasión un mapache muerde a un humano, la ley de EEUU obliga a sacrificarlo. No se han dado muchos casos en los que los mapaches sean utilizados como mascotas, por eso el caso de la mapache Pumpkin es excepcional y conmueve los corazones.

Además, el trato que la familia de Rosi le ha dado a Pumpkin es sin duda una muestra de que aún hay personas bondadosas con los animales. Es una muestra también de que cuando tratamos con amor y cariño a los animales, sin importar de qué tipo o raza sean, ellos corresponden del mismo modo.

¿Te gustaría conocer a la mapache Pumpkin? Estamos seguros de que sí, por eso hemos colgado este vídeo para que veas unas fotos cómicas y te cuenten algo más sobre su historia.

Imágenes cortesía de Pumpkin the raccoon.

Categorías: Animales domésticos Etiquetas:
Te puede gustar