La galgoterapia, un éxito rotundo en España

La galgoterapia, un éxito rotundo en España

Última actualización: 04 febrero, 2022

¿Sabías que el galgo es una de las razas de perro que más se abandona? Al parecer, porque los adoptan con el único fin de usarlos para la caza. Luego, una vez cumplen su objetivo, los abandonan. No obstante, hace un tiempo se inventó una técnica que le dio un objetivo en la vida a estos animales: la galgoterapia.

Te queremos hablar de ella. Y lo haremos, no solo por simple información, sino para concienciar que los animales son seres vivos que no merecen ser abandonados. Tienen virtudes y cualidades que deberíamos disfrutar a la vez que los cuidamos.

De dónde surge y qué es la galgoterapia

Esta técnica se implantó en Eliozondo, un pequeño pueblo de Navarra, en el que hay un hospital psiquiátrico.

Persona acariciando a un galgo

Por los profesionales del centro era sabido que la terapia con animales funciona. Así pues, en vista de cuántos galgos había abandonados por sus dueños, quisieron probar si este tipo de raza sería útil para el cometido que estaban buscando.

¿Por qué pensaron en los galgos? Los galgos son una de las razas de perro más tranquila que hay. Tienen un carácter afable, cariñoso y muy sociable. No son complicados, y siempre obedecen. Tienen una gran capacidad de adaptación, y son muy pacíficos.

Para ese momento, en el equipo de este hospital había dos animales: Atila y Argi.

Cómo ayudan los galgos a los enfermos mentales

Dicen que cuando uno admira a alguien, quiere imitar sus cualidades. Los enfermos de este hospital llegaron a admirar a estos animales. Querían ser como ellos en lo que a carácter se refiere.

La paz que los galgos les transmitían llegó a su corazón y su mente, y querían que nunca se fueran de allí. Acariciarlos les ayudó a combatir el estrés. Que los animales se dejaran mimar por ellos, los hizo sentirse importantes, y los ayudó a ser más empáticos.

Por otro lado, los hizo ser más tiernos, lo que les permitió desarrollar de forma más sencilla las relaciones personales de amistad, colegueo, o incluso amorosas.

Los galgos se adaptaron a las mil maravillas. Conocieron a cada uno de los integrantes del centro, ya sean personal o pacientes. Son uno más, y los múltiples beneficios que ofrecían a los pacientes saltaron a la vista de inmediato.

Por ello, el centro no descartó que con el tiempo tuvieran más galgos. Su idea era seguir usando la galgoterapia como una parte esencial del tratamiento dado en el lugar.

Además, la zona es ideal para ellos, pues está situado en un enclave natural. Allí, los galgos pueden estar al aire libre y correr por donde quieran.

Para qué otras terapias se usa a los galgos

Hasta ahora, los galgos no han sido los perros escogidos por los centros hospitalarios para terapias. Por norma general, casi siempre son labradores los que eligen.

Perros en el cesped

Esperamos que pronto, muchos hospitales que tienen licencia para la terapia con perros se decanten por la galgoterapia. Sus beneficios han saltado a la vista en este centro psiquiátrico de Navarra.

Son muchos los pacientes que pueden necesitar terapia. Como por ejemplo:

  • Enfermos con cáncer
  • Enfermos de leucemia
  • Autistas
  • Personas mayores
  • Niños con problemas de aprendizaje

La terapia con animales es algo cada vez más expandido. Los resultados siempre son buenos para todos aquellos a los que se les aplica.

Por esto es posible que pronto la galgoterapia sea un hecho en España, el país pionero en ello, y posiblemente más tarde alrededor del mundo. Así nos gustaría que fuera, desde luego.