La biodiversidad del Amazonas, el río más vivo de la Tierra

Aitana Bellido 6 abril, 2018
Si bien el 60% de las especies del planeta se concentran en esta región, es reseñable que el 30% de ellas no se conocen todavía; todas ellas se distribuyen a lo largo de 7 millones de kilómetros cuadrados

La región del río Amazonas concentra uno de los porcentajes de biodiversidad más altos de nuestro planeta. El río Amazonas, el río más caudaloso conocido, ha generado uno de los ecosistemas más ricos y variopintos de nuestro planeta, y sirve de refugio a millones de especies de animales y plantas, muchas aún por descubrir.

Geografía y climatología de la Amazonia

El río Amazonas nació hace 10 millones de años. La evolución de la flora y la fauna de la región amazónica, sin embargo, puede empezar a trazarse desde que el movimiento de las placas tectónicas originó la cordillera de los Andes hace 20 millones de años.

Aí lo afirma un estudio elaborado por el equipo internacional del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que busca formular nuevas teorías para explicar la complejidad y el origen de la riqueza biológica de la Amazonia.

La Amazonia se define como la vasta región que comprende la parte central y septentrional de América del Sur, e incluye la selva tropical de la cuenca del Amazonas. Su extensión es de 7 millones de kilómetros cuadrados.

Fauna de la Amazonia

El Amazonas se encuentra en la denominada Zona de Convergencia Intertropical, una región en la que convergen los vientos alisios del hemisferio norte con los del hemisferio sur.

Esta zona marca la temporada de lluvias en Venezuela y es la responsable del clima tropical del Amazonas, caracterizado por abundantes precipitaciones, humedad y altas temperaturas, el caldo de cultivo ideal para la vida.

La biodiversidad del Amazonas, más allá de toda expectativa

Se calcula que en torno al 60% de todas las especies del planeta habita la selva amazónica, y que el 30% de estas especies aún es desconocido para la comunidad científica.

Entre el millón de seres vivos que podemos encontrar en esta región, puede haber hasta 2 500 tipos de peces, 3 500 tipos de árboles y 300 especies de reptiles, que incluyen culebras y lagartos.

Según el Coordinador de Organizaciones Indígenas de la Cuenca del Amazonas (COICA, en sus siglas en inglés), en torno a un 9% de la población humana del Amazonas aún está compuesta por pueblos indígenas de hasta 350 etnias diferentes.

Biodiversidad de la Amazonia

Sin embargo, la riqueza  del Amazonas empieza a verse perjudicada por la actuación del hombre. A mediados del siglo pasado, el Amazonas perdió un 17% de su cubierta arbórea.

La explotación económica causante de esta pérdida de vegetación afecta tanto a la flora como a la fauna de la región, y amenaza con desestabilizar la dinámica de lo que muchos llaman el pulmón de la Tierra.

La importancia de la selva amazónica reside en su capacidad para regular tanto la temperatura como la humedad del ambiente, que están estrechamente ligados a los ciclos hidrológicos.

En la selva amazónica existe una reserva de entre 90 y 140 mil millones de toneladas métricas de carbón, cuya liberación a la atmósfera podría acelerar el cambio climático drásticamente.

Cada año libera 500 millones de toneladas métricas de carbón, lo que posiciona a la Amazonia como uno de los mayores reguladores del clima de nuestro planeta. La biodiversidad del Amazonas merma, y continuará mermando, sin una regulación de las diversas explotaciones que empiezan a afectar a nuestro único gran pulmón.

Te puede gustar