Juniper y Moose, el zorro y el perro que ahora son amigos

Virginia Duque 31 mayo, 2016

La amistad entre dos seres diferentes siempre es algo que nos llama la atención. Los humanos tendemos a observar el exterior y dejarnos guiar por eso a la hora de escoger a una persona que queremos que forme parte de nuestra vida. En el mundo animal, Juniper y Moose demuestran la belleza de este acto.

Tal vez también nos dejamos llevar por prejuicios generalizando a un tipo de personas sin pensar que cada una es diferente independientemente de su raza, antecedentes u otro motivo. Al escuchar sobre esta historia, estamos seguros de que no podrás evitar pensar en la película Zootopía o Zootrópolis.

Hoy vamos a hablarte de la bella historia de amistad sin prejuicios de Juniper y Moose.

Juniper y Moose, una amistad inesperada

Fuente: www.viraldiario.com
Fuente: www.viraldiario.com

Moose es un pastor australiano que fue rescatado de la calle. Nadie entendía cómo un perro tan bello podría estar abandonado. Durante meses se intentó buscar a sus dueños, creyendo que no había sido un abandono sino una pérdida. Esta búsqueda no tuvo resultados, y la cosa quedó clara: Moose era un can abandonado.

Este fue adoptado por una familia y encontró un nuevo hogar en el que se le llenaba de cuidados y amor. Moose nunca creyó tener tanta suerte, fue muy bien acogido por la familia y él siempre ha demostrado su cariño hacia ellos de la forma que podía.

Nunca creyó que pronto iba a tener un nuevo amigo, un novedoso compañero. Tampoc imaginó ni mucho menos que llegaría a ser como un hermano para él.

Llega Juniper

Juniper es un pequeño zorro que también fue rescatado por la familia de Moose. Al principio creían que era macho, pero no, Juniper es una zorrita hembra.

Cuando Juniper llegó un tanto asustada a la nueva casa, rápidamente se dio cuenta de que no estaría solita, ahí ya estaba Moose que tampoco era muy longevo en el hogar.

Cuando los dueños de ambos vieron el cruce de miradas, empezaron a temer que haber unido a Juniper y Moose fuera un error. Creyeron que lo más probable es que los animalitos no se llevaran bien y que hubiera problemas.

Nada más lejos de la realidad… Una vez que ambos se olisquearon, se hicieron inseparables. Los dueños de Juniper y Moose bromean diciendo que Juniper está enamorada de Moose. Cuánto hay de verdad en esto no se puede saber con certeza, pero sí es cierto que Juniper y Moose duermen juntos, comen juntos y juegan juntos.

Se han convertido en dos inseparables a pesar de ser tan diferentes. Según la dueña de ellos, Juniper se pasa el día intentando acaparar la atención de Moose, sin saber ya cómo hacerlo.

Ella explica: “Los zorros tienen una forma diferente a los perros de marcar su territorio. Ellos ponen su trasero encima de todo aquello que quieren que sea suyo. Muchas veces entro en la habitación y ahí están los dos sobre la cama. Juniper con su trasero sobre la cara de Moose. Moose con cara de fastidio y Juniper sonriendo orgullosa por creer conseguir lo que desea”.

Fuente: www.viraldiario.com
Fuente: www.viraldiario.com

Parece que desde que Juniper y Moose llegaron a esta casa, la diversión está asegurada. Por ello, y por todo el amor que ambos animales se tienen, la dueña se quedará con los dos a pesar de los inconvenientes.

Ella cuenta que tener un zorro es muy diferente de tener un perro o un gato. Estos animales tienen un olor corporal muy desagradable y sus excrementos huelen horriblemente mal. Su carácter es difícil y su higiene y tipo de alimentación es complicada.

No obstante, Juniper y Moose ya son parte de la familia y cualquier pequeño inconveniente se sobrelleva mejor al ver imágenes como las que te hemos regalado en este artículo.

Fuente de las imágenes: www.viraldiario.com

Te puede gustar