¿Puede influir la hormona del amor en los animales?

Los perros a veces actúan con otros de su especie, o incluso con personas, como si estuvieran enamorados. Lo estás viendo, pero te dices que es imposible, que los canes no pueden enamorarse o sentir amor de esa manera. Sin embargo, lo que ven tus ojos es algo muy diferente. ¿Influye en los animales la hormona del amor?

Hay quienes dicen que sí. Pero como en todos los casos, están también los escépticos que dirán aquello de que los animales no tienen sentimientos. Como tú, amante de los seres vivos, en Mis Animales creemos que ellos tienen sentimientos. Además, está demostrado que la hormona del amor sí influye en nuestras mascotas. 

La hormona del amor en los animales, igual que en las personas

los-mejores-perros-para-una-persona-ocupada

La hormona del amor, conocida como oxitocina, es aquella que nos hace acercar a quienes nos hacen sentir bien. Nos convierte en personas sociables y confiadas. ¿Nunca has visto hacer eso a un perro? ¡Claro que sí!

En la Universidad de Emory, en Atlanta, quisieron realizar un estudio a este repecto. La idea era determinar si la oxitocina influía del mismo modo en humanos y animales. Llegaron a la conclusión de que sí, y especialmente en una especie que amamos: los perros.

Para el estudios, emplearon a 16 perros de más de un año de edad con sus dueños, cada uno con el suyo. Para comenzar el experimento, rociaron en el hocico de la mitad de los canes oxitocina, y en la otra mitad un suero. Luego se llevaron a los peludos a una habitación separada de los dueños.

Se aconsejó a los dueños que evitaran hacer caso a los mimos de su perro. Esto era para no incentivar sus gestos de amor, pues había que descubrir si lo hacían por el simple impulso de la hormona en cuestión.

Cuando los perros salieron, aquellos que habían sido rociados con oxitocina fueron mucho más cariñosos. Lamían a sus dueños, les rascaban con la pata para que les hicieran caso, se ponían de pie sobre ellos, etc.

El resto de los perros, aunque reconocieron a sus dueños, movieron un poco la cola, se sentaron o empezaron a investigar por la habitación o a jugar con otros canes.

Este estudio dejó demostrado un hecho que estaba mal entendido. Muchos afirmaban que la oxitocina solo funciona en los mamíferos a la hora de tener relaciones sexuales o cuando se enamoran. Pero esta hormona del amor sirve para mucho más.

Es aquella que nos impulsa a socializarnos, a ser amables con los demás y a quedarnos con los que nos sentimos estrechamente familiarizados o muy cómodos.

Los animales sí tienen sentimientos

perros enamorados

No nos gusta ser dogmáticos, pero es que ya hay demasiados estudios que lo demuestran y es un hecho innegable. Los animales sienten tanto lo bueno como lo malo. Sus actitudes nos lo demuestran cada día. Tu perro no tiene la misma actitud cuando lo mimas que cuando le regañas.

Grita cuando siente dolor y salta cuando está loco de felicidad. Se pone triste cuando te vas y loco cuando regresas. ¿Acaso no es eso a lo que llamamos tener sentimientos? Pues sí. Ni más ni menos.

Los perros así como otros mamíferos, pueden sentir amor, tristeza, miedo, humillación y muchos más sentimientos. Debemos cuidarlos. Aunque es cierto que quizá dañar sus emociones no tiene la misma influencia que en un ser humano, podemos causarles daño también.

Recuerda aquellas historias que hemos contado sobre animales que no superaron la muerte de su amo. O bien la de un amigo, alguna otra mascota que viviera en casa con ellos. Sí, si eso no es sentir, ya no podemos tener muy clara la idea que abarca la palabra sentimientos.

Siempre habrá quienes no lo crean, pero los que somos amantes de los animales siempre lo habíamos creído sin necesidad de estudios.

Categorías: Animales domésticos Etiquetas:
Te puede gustar