Hoy hablamos de los “lobos” de “Juego de Tronos”

Irene Peláez · 3 abril, 2015

Si ves la serie “Juego de Tronos” seguramente recordarás que cada uno de los hijos de Ned Stark adopta a un lobo (uno cada uno, incluido Jon, el hijo bastardo). Pues bien, los animales que aparecen en la famosa serie de televisión en realidad no son lobos, sino perros de la raza Northern Inuit. Esta raza se originó a finales de los 80 para crear un perro doméstico que se pareciese a un lobo. Esto es exactamente lo que les convenía a los productores de la serie. En este artículo te damos más detalles sobre los “lobos” de “Juego de Tronos”. 

¿Cuál es el origen de esta raza?

Aunque esta raza no está reconocida oficialmente aún, comenzó a desarrollarse en Reino Unido a finales de los años 80 con perros procedentes de Canadá. El Northern Inuit procede de cruces de pastores alemanes con Siberian Huskies y una variedad de perros esquimales (perros Inuit).

¿Qué pinta tiene el Northern Inuit?

lobo

El resultado de estos cruces dio lugar a un animal grande y atlético, pero no demasiado vigoroso. Las hembras miden entre 58 y 71 cm de alto y pesan entre 25 y 38 kg y los machos pueden medir de 58 a 81 cm de alto y pesan entre 36 y 48 kg.

Estos perros tienen aspecto externo de lobo, el hocico largo y afilado y las orejas en punta. Además, deben tener una cola recta puesto que las colas rizadas se consideran un defecto de raza. Su manto es doble y los colores que presenta van del blanco puro al negro puro pasando por toda la gama de grises. Estos perros pueden o no tener una máscara blanca en la cara.

¿Cuál es el temperamento del Northern Inuit?

lobo gris

Los Northern Inuit son perros muy cabezotas, testarudos y muy listos, por lo que no son adecuados para un dueño inexperto y primerizo. Si adoptas a un Northern Inuit debes estar preparado para ser líder, fuerte o de lo contrario serás relegado al último puesto de la manada y tendrás que obedecer los caprichos del perro.

Esta raza es mucho más difícil de entrenar que cualquier otra. Son muy propensos a la ansiedad por separación cuando se les deja solos y sin supervisión durante mucho tiempo, lo que les puede llevar a comportamientos destructivos. Sin embargo, el entrenamiento desde cachorros impedirá que esto ocurra, por lo que el adiestramiento es obligatorio para ellos. La socialización con otros perros deberá comenzar en cuanto se les ponga la primera vacuna y debe ser intensa, puesto que de otra manera sus juegos pueden ser malinterpretados. Si van a estar como mascotas en una casa, se encontrarán mejor si tienen otro perro como compañía.

¿Qué problemas de salud presenta esta raza?

Como la mayoría de los perros, presentan algunos problemas genéticos. Sobre todo son propensos a la displasia de cadera y la epilepsia, por lo que se recomienda revisar esta disposición en los perros antes de cruzarlos.

Curiosidades de Juego de Tronos

Cuando los lobos de la serie todavía eran pequeñitos y no eran generados por ordenador, los responsables de la serie optaron por utilizar perros de la raza Northern Inuit, a los que entrenaron durante 12 semanas.

La actriz que representa a Sansa Stark en “Juego de Tronos”, Sophie Turner, adoptó al perro que le asignaron en la serie y le bautizó con el nombre de Zunni.