Hong Kong, la ciudad enamorada de los gatos

En el mundo occidental seguramente nos resultará una postal extraña encontrar un minino en una tienda. Pero en ciertos barrios de Hong Kong esta parece ser la norma. Un fotógrafo holandés quedó fascinado por la ciudad enamorada de los gatos. Así pues, no dudó en realizar un libro y una exposición con estas imágenes.

Un universo donde reinan los mininos

Fuente: Instagram de chinesewhiskers

Marcel Heijnen habita en Asia desde 1992. Él se ha encargado de retratar con su cámara distintas cuestiones que nos revelan una cultura muy diferente a la nuestra.

Así fue que unió en imágenes las tradicionales tiendas de las zonas de Sheung Wan y Sai Ying Pun en Hong Kong y a sus particulares habitantes, los gatos.

Lo que hoy sería para nosotros una situación impensada, y además prohibida por las distintas reglamentaciones sanitarias, es en estos lugares moneda corriente.

Entonces no te extrañes si entras a estos locales comerciales y te encuentras con los adorables mininos durmiendo en los estantes o acicalándose entre las distintas mercaderías.

Las tradicionales tiendas de algunas zonas de Hong Kong pobladas de mininos llamaron la atención del fotógrafo holandés Marcel Heijnen. Fue así que el artista publicó un libro y realizó una exposición para retratar a esta ciudad enamorada de los gatos.

Descubre las mejores fotogafías de una ciudad enamorada de los gatos

En el libro Hong Kong Shop Cats, Heijnen reúne muchas de estas fotografías. Además, pueden verse en su cuenta de Instagram. Pero también revela historias sobre los mininos y las tiendas que habitan.

El artista no deja de maravillarse por el hecho de ser testigo de la primitiva razón por la que gatos y humanos empezaron a convivir hace tantos siglos atrás. Fue por la capacidad de estos felinos para cazar ratones y la compañía que nos hacen.

Así es que la simbiótica relación entre personas y gatos quedó plasmada en bellas imágenes que también documentan las particulares tiendas de estas zonas de la ciudad.

Que no falte un minino en las tiendas tradicionales de Hong Kong

La mayor parte de los mininos fotografiados habitan en comercios de Sheung Wan y Sai Ying Pun. En estos lugares es muy difícil encontrar una tienda que no tenga un amigo maullador.

En muchos casos, los dueños de los locales compran a los animalitos. Pero tratándose de gatos, es casi obvio decir que en gran cantidad de ocasiones son ellos los que eligen una tienda y deciden mudarse a ella.

Y si bien lo más probable es que la mayoría de estos mininos haya perdido en buena parte sus dotes de cazadores, se cree que con su sola presencia -o quizá por su olor– los roedores se mantienen a buena distancia.

Un recorrido por las tradicionales tiendas de Hong Kong a través de los amigos felinos

Pero además de ver imágenes de bellos mininos, la cámara de Heijnen te invita a adentrarte en los tradicionales negocios familiares de Hong Kong. Estos lugares están caracterizados por sobrevivir a las grandes marcas y a los productos en serie.

Es así que a través de su talentosa lente, te puedes sumergir en un universo caótico y a la vez organizado. Aquí el tiempo parece que se hubiera detenido antes de que llegara la llamada “modernidad”.

Entonces, las fotos de esta ciudad enamorada de los gatos se nutren de una cultura local que hablan de arroz, pescado seco, telas o papel. Y también de oficios ancestrales.

Un poco de mundo virtual tampoco viene mal

Fuente: Instagram de chinesewhiskers

Sin embargo, no todo es tradición en relación a Hong Kong y sus gatos. Y los felinos aquí también se vuelven famosos a través de las redes sociales.

Uno de los más célebres mininos es Brother Cream. Este felino se hizo conocido cuando se extravió y fue encontrado 26 días después gracias a la movilización de los vecinos.

A partir de ese momento, el peludín empezó a ganar seguidores en Facebook. Pero además, fue parte de distintas campañas publicitarias y por supuesto, atrajo más clientes al negocio de su dueño.

Fuente fotos: Cuenta en Instagram del fotógrafo Marcel Heijnen

Guardar

Categorías: Animales domésticos Etiquetas:
Te puede gustar