¿Hay alergia primaveral en perros?

Francisco María García 24 marzo, 2018
Ciertamente, y va más allá de unos simples estornudos, ya que pueden afectar a diversas partes del organismo del animal; para evitarla, hay varios procedimientos sencillos que evitan que el hogar se impregne de polvo

Al menos uno de cada siete perros sufre de reacciones alérgicas, que se agudizan en ciertas épocas del año. Como ocurre en los humanos, la alergia primaveral en perros se produce por las variaciones climáticas propias de la temporada.

Las alergias son una respuesta del sistema inmune a la exposición de sustancias alergénicas; pueden afectar la piel, las vías respiratorias o el aparato digestivo del animal.

La hipersensibilidad al polen es la primera causa de alergia primaveral en perros. Cuando se inhalan estos granos que son liberados por las plantas durante su reproducción, empiezan a manifestarse los síntomas que requieren atención médica.

Señales inequívocas de alergias

Las molestias son diferentes en cada can, pero cuando se trata de alergias al polvillo vegetal, hay algunas comunes. Lo más visible es la piel roja que el perro lame y muerde con regularidad. De hecho, observaremos que el animal tiende a frotarse contra paredes u objetos para aliviar el picor.

Ese prurito llega a afectar partes sensibles como hocico, axilas, oídos y el contorno de los ojos. En casos más extremos, los perros suelen perder el pelaje en algunas partes del cuerpo.

Thelaziosis ocular canina: tratamiento

Igualmente, pueden presentar conjuntivitis, estornudos, diarrea, vómitos, ronquidos e inflamación de la garganta. Cuando la picazón se da en el nacimiento de la cola, por lo general obedece a una alergia a las pulgas. De allí la necesidad de aprender a diferenciar las reacciones.

Malestar al aire libre

Cuando hay un diagnóstico de alergia primaveral en perros, el contacto con la naturaleza no será lo más recomendable. Los síntomas empeoran o aparecen cuando hay un paseo por el jardín, el patio o cerca de las plantas. Las mascotas se mostrarán ansiosas y las lamidas aumentarán.

Los arbustos y céspedes que acostumbran a olisquear o morder, desataran estornudos, y su comportamiento cambiará. Al notar esas irregularidades, es preciso alejar a nuestro amigo de ese ambiente que le genera intranquilidad.

No siempre es sencillo proteger a los perros de agentes como el polen. Pero una vez que han sido diagnosticados por el veterinario, se debe minimizar su exposición al alérgeno.

¿Cómo evitar la alergia primaveral en perros?

La clave está en disminuir las consecuencias de la alergia. Cada vez que los canes salgan a pasear, es fundamental limpiar las almohadillas de sus patas al regresar; las ranuras o pliegues sirven de guarida al polen. La higiene de esta área es la principal norma de prevención.

Higiene del hogar con mascotas

Los habitantes de la vivienda también deben tomar medidas para no contaminar de polen el hogar. Una de las soluciones es sacudir los zapatos al entrar o descalzarse; también es positivo aspirar el suelo, para mantenerlo libre de polvo.

Otras alergias de la temporada

En primavera hay otras alergias que pueden hacer su efecto en los perros; es el caso de las originadas por picaduras de pulgas. Cuando brotan, aparecen señales visibles en la piel y el pelo.

Para prevenir la acción de estos insectos, hay que dar antiparasitarios a los canes antes de que inicie la estación; también existen champús y medicamentos inyectables que evitan su aparición. Es importante que antes de aplicar cualquier medicación se consulte al especialista.

Una alergia alimentaria es otra patología común. Aunque no se da tan a menudo como las anteriores, tiene una sencilla solución; bastará con hacer los cambios oportunos en la dieta.

¿Cómo fortalecer el organismo del animal?

Todos los perros son propensos a sufrir cuadros alérgicos y una forma de prevenirlos, es fortaleciendo su sistema inmune. La clave está en ofrecerle los nutrientes esenciales para su organismo.

Está comprobado que los alimentos que poseen cantidades altas de ácidos grasos omega 3 y antioxidantes, evitan las alergias y elevan las defensas. Cuando el menú de las mascotas contiene esos elementos, son menos proclives al ataque de bacterias y virus.

Visita de la mascota al veterinario: pastor alemán

Otra manera de controlar estas afecciones es usar productos especializados para su pelaje y el cuidado de su piel. Los chequeos periódicos con el veterinario también son prioritarios para velar por la salud integral de los perros.

Atención a los cambios del can

Se ha comprobado que la mayoría de los perros que son alérgicos conservan esta condición para toda su vida. Entre el primer y tercer año de edad se ven los primeros síntomas, pero con los debidos cuidados van disminuyendo.

Una piel sana es la barrera más fuerte contra las alergias; tanto los alérgenos, como los microorganismos y otros agentes se minimizarán. Si hay poco brillo, sequedad, debilitamiento o caída, son indicios de enfermedad. Lo mismo ocurre si hay verrugas, enrojecimiento, infección, oscurecimiento o inflamación.

Cuando se sospeche de alergia primaveral en perros, también hay que mantener vigilados el apetito y estado de ánimo del animal. En todo esto hay señales de alarma que no se pueden dejar pasar.

Te puede gustar