Por qué a los gatos les encanta acompañarnos al baño

Yamila 23 noviembre, 2016

Regresamos del trabajo, nos levantamos o aprovechamos esos momentos que estamos solos para ir al baño, ¿verdad? Pero no podemos comprender por qué antes de cerrar la puerta nuestro gato se presenta. ¿Qué tiene de divertido acompañarnos al baño? ¡En este artículo te lo explicamos!

Los gatos y su relación con el baño

beber-agua-en-los-gatos

¿Te has puesto a pensar alguna vez por qué el baño es como una especie de “imán” para los gatos? Es más que una fascinación, algo inexplicable y que sin duda cambia nuestra rutina. Si somos de esas personas que necesitamos tranquilidad y soledad para hacer nuestras necesidades o incluso para bañarnos, ¿será un problema?

Los cuartos de baño presentan ciertas características que atraen la atención de los felinos. Ya sea que no hay nadie en casa, o tú lo estás usando. Por ejemplo, les gustan las baldosas frías en verano o la presencia de agua que quizás necesiten beber.

En cuánto a la “diversión”, el baño es un ambiente especial para los gatos. Las toallas son ideales para arañar, arrojar al piso y luego usar de cama. El papel higiénico se convierte en un juego más que entretenido y que no termina hasta que el rollo se acaba (y el papel está desparramado por todo el suelo).

El sanitario, el bidé y el lavabo son similares a los juegos del parque para los niños… A los gatos les encanta saltar entre unos y otros para poner a prueba todas sus habilidades y acrobacias. Como si esto no fuese suficiente ya que en los baños. Y en ventanas muy pequeñas (o incluso en algunos ni siquiera tienen esa abertura) los gatos se sienten más a gusto en la intimidad del ambiente.

Todavía hay más, ya que para ellos un baño es como un gran parque de diversiones. Pueden jugar con las perchas, el jabón, las esponjas… O bien meterse dentro de los cajones o armarios que quedaron abiertos, husmear en los estantes y cualquier rendija que encuentren.

Puede que lama el cepillo de dientes, que beba agua del sanitario o la que haya quedado almacenada en la bañera. También que tire cosas al suelo o incluso que haga sus necesidades allí… De cualquier manera, lo habrá pasado de maravilla… Todo esto explica (en parte) por qué quiere acompañarte al baño cuando tu vas.

¿Por qué mi gato viene conmigo al baño?

gato que sobrevivio a la lavadora 3

Quizás haya sido una mascota muy “prolija” que no dejó huellas o señales de su presencia en el baño anteriormente o cuando estaba solo. Tal vez se siente atraído por el hecho de que cuando tú no estás, cierras esa puerta para impedirle ingresar. O puede que entienda que ahora que tú estás yendo al ambiente más divertido de la casa… ¡él tiene permiso para ir contigo!

El gato entenderá o bien que lo estás invitando a jugar allí, o que tu te pondrás a disfrutar como él de las instalaciones. O incluso que debe mostrarte cómo es pasar una tarde de atracciones en el baño. Pero por supuesto, nada de esto es aceptable en la mente humana.

Cuando el gato o el perro nos acompañan a cada lugar de la casa, puede deberse a muchos motivos: porque tiene hambre, porque quiere jugar, porque te quiere, porque quiere hacer sus necesidades, porque te ha extrañado, porque está aburrido… En el caso particular del baño quizás sea porque tiene calor y busca un sitio fresco o porque tiene sed y está interesado en el agua que lo rodea.

Para saber bien el motivo de este acompañamiento al sanitario, debemos analizar el comportamiento del animal. ¿Qué hace desde que aparece en la puerta? ¿Hacia qué lugar específico se dirige? ¿Se queda tranquilo o empieza a dar vueltas por doquier? ¿Se sienta encima de tus piernas o en una alfombra cercana?

Como su dueño sabes comprender las señales que te da. Presta atención a sus hábitos y tendrás la respuesta de esta extraña (al menos para ti) elección por ir contigo al baño.

Te puede gustar