El gato más gordo del mundo vive en un hotel

Las redes sociales dan para todo y los medios se hacen eco de lo que allí acontece. Una posibilidad es que, por ejemplo, te ganes el nada divertido mote de ser la persona más obesa del planeta, aunque la información no esté para nada chequeada y sea difícil de comprobar. Algo así pasó con Logan, un minino que fue calificado como el gato más gordo del mundo.

Logan, un minino muy excedido de peso

el-gato-mas-gordo-del-mundo-2
Fuente: Facebook de Best Western Silver Fox Inn

Logan tiene sin duda un grave problemas de obesidad. Y también tiene dueños irresponsables que, pruebas a la vista, no han hecho lo suficiente como para evitar que este felino de 8 años pese 14 kilogramos y se desplace con dificultad.

El minino vive en un hotel de la paradísíaca zona de Waterville Valley, en el estado de New Hampshire, situado en el noreste EE.UU.

Según se informa, Logan es como Garfield, el famoso personaje gatuno de historieta. O sea que Logan es glotón. Le gusta comer, comer y comer. Come de su plato y de platos ajenos. E incluso ataca alacenas en busca de alimento.

Entonces surge la pregunta: si el animalito tiene este comportamiento, ¿por qué sus propietarios no hicieron nada a tiempo para tratar de evitar que siguiera engordando?

Conoce la historia de Logan, un minino adorable y excedido de peso que se hizo famoso en las redes sociales por el triste hecho de ser considerado el gato más gordo del mundo.

Cómo llegó Logan a ser catalogado como el gato más gordo

Lo cierto es que el minino luce adorable. Y además es muy comunicativo con los huéspedes. La cuestión es que tanto sus dueños como algunas personas que se alojaron en el hotel, subieron fotos y vídeos de Logan a Facebook y otras redes sociales.

Fue así que el animalito empezó a ganar fama y, créelo o no, el lugar ganó clientes ansiosos por conocer al ya catalogado gato más gordo del mundo.

Sin duda, a todos les gusta que su negocio prospere. Pero todo parece indicar que los dueños de Logan no terminan de advertir el riesgo que corre su mascota si no tratan de forma adecuada y urgente su problema de sobrepeso.

La obesidad en los gatos domésticos, un problema en aumento

La obesidad en felinos domésticos es un tema preocupante y en franco aumento. Y es que hasta hace un tiempo era común que los gatos pasaran tiempo fuera de las casas haciendo de las suyas y quemando calorías por techos y jardines.

Ahora, nuestros amigos maulladores cada vez tienen menos acceso al exterior. Y si bien así corren menos riesgos de enfermar o de lastimarse, duermen gran parte del tiempo y comen igual que antes, o, a lo mejor, más. De allí a ganar peso, hay un paso.

Lo que hay que recalcar es que la obesidad reduce el tiempo y la calidad de vida de los mininos. Y favorece que el animalito se desarrollen enfermedades como la diabetes, o padezca problemas:

Cómo evitar el  sobrepeso en las mascotas

el-gato-mas-gordo-del-mundo-3
Fuente: Facebook de Best Western Silver Fox Inn

Así que si tienes un gato, controla su peso. Y, si notas que tiene tendencia a engordar, consulta al veterinario o a un especialista en nutrición animal.

De todas formas, te dejamos algunos consejos para evitar el sobrepeso en tu mascota:

  • Dale el tipo de alimento adecuado y en la cantidad indicada según su edad, tamaño y condiciones fisicas.
  • Estimula la actividad física a través del juego y los juguetes.
  • Evita darles comidas “para humanos” o el exceso de chucherías.

Y si quieres que tu minino se haga famoso en las redes sociales, que sea por lo bonito y simpático. Que no le pase como a Logan, catalogado como el gato más gordo del mundo. Ojalá que sus propietarios tomen conciencia. Y que no sea demasiado tarde para que el animalito pueda, al menos, perder algo de peso y recuperar calidad de vida.

Fuente de las imágenes: Facebook Best Western Silver Fox Inn

 

 

Categorías: Animales domésticos Etiquetas:
Te puede gustar