¿ Existen razas de perros  predispuestos a ser agresivos ?

Luis Francisco 25 febrero, 2016

Durante mucho tiempo, una de las preguntas que más ha rondado en el mundo canino es si los perros que son agresivos nacen así , o en su defecto se convierten en este por razones ajenas a su naturaleza.

De este eterno interrogante os hablaremos en el siguiente artículo, ya que un minucioso estudio realizado por una prestigiosa institución académica ha logrado esclarecer este tema.

Perro y amo, una relación determinante

american pitbull terrier 2

Y es que numerosos estudios científicos efectuados por investigadores británicos de la Universidad de Leicester han conseguido la respuesta de esta asunto tras una serie de pruebas realizadas a más de cuatro mil perros y a sus respectivos dueños con el fin de determinar la razón de algunas agresividades.

Es importante destacar que dicha investigación contaba con una serie de estudios previos, en los que se había relacionado la personalidad apática y poco social de hombres menores de 25 años de edad con la atracción por razas de caninos que a lo largo de los años las han considerado muy peligrosas. Estas son las siguientes:

  • Akita Inu.
  • American Staffordshire Terrier.
  • Rottweiller.
  • Pit Bull Terrier.
  • Dogo argentino.
  • Staffordshire Bull Terrier.

Tras la realización de todas estas pruebas, se logró determinar concretamente que lejos de que ser algo innato, los perros agresivos lo son por diferentes tipos de experiencia a nivel individual, estrechamente relacionado con las actitudes, comportamientos y acciones de sus dueños, quienes son su rol a seguir.

En pocas palabras, al igual que ocurre con los niños, los diferentes tipos de personalidades con las cuales cuentan los caninos será única y exclusivamente por el tipo de crianza que hayan recibido de sus dueños, por lo que si estos últimos son agresivos, el perro también lo será.

Una buena educación evita que sean agresivos

Lo que resulta muy impactante de todo lo revelado es que las conductas agresivas en los caninos no solamente son consecuencia de lo ya mencionado, sino también por otros errores comunes que se suelen generar en su educación, ya sean refuerzos negativos o castigos que resulten ser excesivos.

Es decir, cualquier raza de perro, si cuenta con una educación adecuada y con un refuerzo positivo, en el que los castigos no sean para nada violentos, nunca será un animal que se caracterice por su agresividad, ya que contará con un buen equilibrio mental y emocional.

Para conseguir estos dos últimos, es necesario que el can cuente también con sus necesidades fisiológicas bien cubiertas, por lo que una alimentación balanceada y en horarios adecuados, además de un importante ejercicio físico que dura el menos treinta minutos al día, serán básicos.

Las mordiditas de los cachorros no son por agresividad

Por otro lado, resulta fundamental que no se interpreten los primeros mordiscos de los cachorros  con algún tipo de agresividad, ya que lejos de ser algo amenazador, ellos solo lo hacen porque en esta etapa de su vida  lo descubren todo y se comunican es a través de su pequeño hocico y sus dientecitos.

Sin embargo, cuando muerden duro y no muestran ninguna intención de parar, es importante hacerles entender que esto está mal y que no deben hacerlo, por lo que resulta imprescindible regañarlos con un fuerte “no” para que sepan que lo que está haciendo no está bien.

Es importante que el castigo que implementes sea lo menos violento posible, ya que en esta edad las primeras conductas que desarrollen a partir de algún tipo de estímulo, difícilmente podrán arreglarse a largo plazo.

Otras razones que generan agresividad

pitbull hombre

Cuando los científicos de la Universidad de Leicester aseguran que los perros agresivos son de esa manera por culpa de sus amos, no se limitan a la explicación de una crianza violenta, ya que los caninos son seres complejos cuyas actitudes pueden ser consecuencia de un efecto dominó.

¿Qué quiere decir esto? Para nadie es un secreto que un canino que muerde es por defensa personal, la cual se dispara cuando siente mucho miedo o se sienta amenazado, sensaciones que pueden haberse desarrollado por una fuerte ansiedad o por estrés.

Como puedes ver, un perro agresivo nunca lo es por naturaleza, sino por la forma en la cual su entorno y su amo hacen que se desencadene en él esta condición.

Te puede gustar