¿Existe amistad entre animales de diferente especie?

Es frecuente que veamos animales jugando e interactuando entre ellos y pensemos que se trata de una amistad, pero el concepto puede ir mucho más allá. Tradicionalmente, los científicos no se sentían cómodos hablando de la verdadera amistad entre animales, pero ahora conocemos que, según especie, esta relación se da de forma diferente.


Un buen ejemplo de amistad lo tenemos en los primates, que ofrecen una interesante relación entre machos y hembras y que es mucho más profunda que la simple búsqueda de una pareja para aparearse.

Ejemplos curiosos de amistad entre animales

delfines con niña

Los delfines cuello de botella machos son una de los mejores ejemplos de las posibles amistades en el mundo animal. Estos mamíferos acuáticos se organizan en dúos o tríos, en pequeños grupos que pueden durar varios años. Pueden llegar a ayudar a sus compañeros a cortejar a una hembra, con la curiosidad de que no exista ninguna competencia entre ellos.

El caso de los murciélagos también es significativo, porque se ayudan entre ellos de una forma totalmente desinteresada. Si se da el caso de que un murciélago no ha conseguido comida en varios días y está débil, otro le ayuda proporcionándole parte de su alimento sin pedir ninguna cosa a cambio.

En muchas ocasiones hemos visto a perros jugando con gatos, incluso siendo los mejores amigos, o bien un pájaro y un conejo que sorprendentemente se llevan muy bien. Aunque parezca raro, la amistad entre animales es muy frecuente.

A veces, lo que ocurre es que animales con estrés y ansiedad, en cautiverio, podrían buscar consuelo de otros animales. La soledad puede hacer que leones, perros, e incluso elefantes, en ausencia de miembros de su misma especie, busquen relaciones sociales fuera de ellas. E incluso es corriente el caso de las relaciones paterno filiales, de animales que adoptan crías de otras especies, especialmente en casos en que no hay hijos.

Entre los casos más conocidos y sorprendentes, Torque, un enorme perro negro, adoptó a Shrek, una cría de búho, que contaba con sólo 6 meses de edad. La razón de retirar a Shrek de su madre es que era una hembra con propensión al estrés y existía el temor de que se comiera a su cría. El perro y el pequeño búho se han ido convirtiendo en amigos inseparables.

Cuando la madre de Dennis, una familia de patos, murió a causa del ataque de un zorro, la soledad parecía acompañar definitivamente al pequeño pato. Pero a apreció Fred, un perro labrador que encontraron, rescataron a Dennis, y la amistad entre ambos, el perro y el pato, está siendo realmente sorprendente.

La gallina y los cachorros

Tras ser salvada de un cocinado largo a causa de una lesión en una pata, una gran gallina blanca, Mable, encontró el sentido de su vida cuando llegaron a su casa dos pequeños cachorros de perro. La gallina se posa encima de los cachorros para darles calor.

El conejo y el ciervo

Otra muestra más de esta facilidad entre especies para la convivencia, la amistad entre animales y mucho más, es la que ocurre entre un ciervo y un conejo, que parecen, vistos juntos, extraídos de los fotogramas de una película de Disney. Realmente sorprendente. Los humanos deberíamos aprender mucho de los animales, esto es constatable una y otra vez.

Orangután y perro

Fuente: Dinamalar - World's No 1 Tamil News Website
Fuente: Dinamalar – World’s No 1 Tamil News Website

Los monos, de cualquier especie, orangutanes, chimpancés, etc., tienen una especial facilidad para socializarse con otro tipo de animales. Por ejemplo, la hembra de orangután Surya y el perro Roscoe cohabitan juntos en una reserva para especies raras y en peligro de extinción en Estados Unidos.

Al parecer, Roscoe ha vivido con ella desde que Suryia llegó a la reserva. Cuentan que un buen día apareció por allí el perro, como si no tuviera otro sitio al que ir, razón por la cual se quedó con la orangután y entre ellos ha ido surgiendo una bella amistad.

Una gran danés y un venado

¿Es posible la amistad entre una perra de gran tamaño, de la raza gran danés, y una hembra de venado? Realmente sí. Pippín, cría de venado hembra huérfana, fue adoptada por la perra Kate, y entre ellas surgió una gran amistad entre animales. Aunque Pippin ha crecido y vive en el bosque, de vez en cuando los dos animales se juntan, con intervención humana, para que recuerden sus tiempos de amistad.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar