Estudio revela que los perros y gatos son buenos para el cerebro de los adultos mayores

La convivencia con nuestras mascotas siempre nos llena de beneficios. Pero un estudió encontró algo incluso más sorprendente, ¡su compañía puede mejorar nuestra salud mental!
Estudio revela que los perros y gatos son buenos para el cerebro de los adultos mayores

Escrito por Jhoan Adrian

Última actualización: 04 agosto, 2022

Bien se sabe que el ser humano es un ser social por naturaleza. Nuestra empatía y forma de relacionarnos nos ayuda a crear lazos estrechos con otras personas e incluso animales. De esta compañía, nace la sociedad y todas las formas de vínculo que ya conocemos.

Gracias a nuestra capacidad de interacción y comunicación podemos cuidarnos, amarnos y conocernos. Sin embargo, no somos las únicas criaturas con esta capacidad social. En el reino animal existen numerosas especies que socializan y crean lazos, incluso con especies que no pertenecen a su propio origen.

Es por eso que hemos logrado conectar con nuestras mascotas de formas incluso más profundas que con otro ser humano. Seguro habrás escuchado a alguien decir lo mucho que su mascota lo hace feliz, ahora, esto podría deberse a que en los animales, la forma de interacción es más emocional. 

Un lenguaje universal

Tal vez la razón por la que nuestras mascotas nos hacen tan felices, más allá de su compañía, es porque su forma de interactuar es más instintiva, emocional y afectiva. Al no tener la capacidad de comunicarnos con nuestro propio lenguaje, comenzamos a comprender y crear un lazo con nuestros perritos o gatos usando todos los sentidos.

Sus caricias, maullidos, manías y otras cosas, terminan por generar un vínculo único entre cada dueño y su compañero. Esa fue la razón por la que unos investigadores de la Universidad de Florida se propusieron estudiar los beneficios orgánicos de nuestra convivencia con animales. 

¿Nuestra memoria se fortalece?

El estudio consistía en recolectar datos relacionados a la memoria de más de 1369 personas con más de 50 años de edad. Este grupo de personas provenían de diferentes grupos sociodemográficos y fueron observados durante un período de 6 años, comenzando en el 2010.

La investigación parte de la incidencia en la pérdida de las capacidades cognitivas a medida que las personas envejecen. Esta disminución en la capacidad mental comienza a partir de los 45 años, por eso se pretende evaluar la influencia de las mascotas en la vida de estas personas.

El estudio concluyó que el tener perros o gatos en nuestra vejez puede ayudar a ralentizar el deterioro cognitivo, proteger la memoria y fortalecer el cerebro. Estos beneficios pueden estar relacionados con la disminución del estrés y la ansiedad que nos generan las mascotas mientras convivimos con ellas.

Los grupos que si tenían mascota presentaban una mayor capacidad verbal sobre el grupo que no. Pudiendo incluso recordar más palabras y elaborar mensajes con mayor contenido gramático. Pero para lograr este beneficio se debe convivir al menos 5 años con tu mascota. 

En los grupos que adoptaron mascotas y convivieron durante poco tiempo, no se presentó ninguna mejoría. Así que ya sabes, tal vez tu mascota, aunque no lo sepas, podría estarte ayudando a largo plazo para envejecer con mayor salud. Otra razón para adoptar.