Un estudio de cómo los gatos se comunican con sus dueños

Yamila · 17 enero, 2017

Son muchas las maneras de expresarse que tienen los animales. A través de los sonidos, pero también de los movimientos de la cola o de las orejas nos pueden decir qué sienten o qué piensan sobre cualquier cosa. En este artículo te contaremos sobre un estudio que demuestra cómo los gatos se comunican con sus dueños. ¡Es muy interesante!

Los gatos se comunican con sus dueños usando la cola

Según cómo mueva la cola sabrás si tu mascota tiene miedo, está enojado, alerta o feliz. Presta atención a estas señales:

el gato se enfadó

  • Levantada verticalmente sin moverla: quiere decir que no le interesa lo que estás diciendo o haciendo y que seguirá su camino.
  • Vibratorio: cuando desea llamar tu atención, mostrar afecto o alegría ya que es hora de la comida. También suele ir acompañada por ronroneos.
  • Movimientos lentos de un lado para el otro: significa que está muy contento, cómodo y se siente seguro con el entorno. Enhorabuena… está disfrutando de tu compañía.
  • Horizontal (paralelo al suelo): está “a mitad de camino” entre confiado y desconfiado con la situación. Es una posición de alerta.
  • Estirada hacia abajo: es probable que camine muy lento, se agazape y abra bien sus ojos. Es la típica postura de cazador o de juego.
  • Movimientos rápidos a los laterales: si la cola va de un lado para el otro quiere decir que está interesado en alguna cosa o persona. Si las orejas están levantadas demostrará aún más su interés.
  • En diagonal y rígida: la espalda está levemente arqueada y la cola está completamente erguida. Esto significa que hay algo que lo inquieta.
  • Levantada con la punta retraída: es su manera de decir que aunque está siendo amistoso, igualmente es precavido. Además, demuestra que no se siente desprotegido pero que toma sus precauciones.
  • Golpes en el suelo: el movimiento de la cola es rápido, corto e inquieto. Esto sucede cuando el gato está nervioso, alerta o con miedo (por ejemplo cuando llueve, hay ruidos o visitas desconocidas).
  • Hacia abajo (con las patas traseras elevadas): se encuentra en una situación estresante y a la defensiva.
  • Entre las patas traseras: es la posición de un gato miedoso, sumiso o respetuoso. Suele colocarla de esta manera cuando está siendo regañado o hay otros animales de mayor autoridad.
  • Electrizante: quiere decir que está muy enojado, incómodo e irritado. Mejor no te acerques a él porque puede lastimarte.

Los gatos se comunican con sus dueños a través del rostro

Otra buena manera de entender a nuestro gato es prestando atención a su expresión facial (sobre todo los ojos y las orejas):

  • Orejas paradas y abiertas hacia afuera: Primero, la mirada está fruncida y significa que está molesto, irritado o furioso. Además, es fundamental que lo dejes alejarse hasta que se le pase.
  • Orejas paradas hacia adelante: Los ojos no presentan dilatación de pupila. Es una señal de calma o de sueño. Quiere decir que está confiado y a gusto.
  • Orejas hacia adelante, ojos rasgados: Si está entrecerrando los ojos y con las orejas de esa manera es una buena señal. Esta expresión sirve para comunicar comodidad, relajación y disponibilidad para los juegos y caricias.
  • Orejas bajas y ojos dilatados: puede significar que el minino está emocionado, que algo llama su atención o que está enojado. Es más, si insistes en acercarte, reaccionará rápidamente alejándose.

Los gatos se comunican con sus dueños usando sonidos

persona acariciando gato

También hay una tercera manera de comunicación de los gatos es sin duda el sonido. Según los tonos o volúmenes que emplee querrá decir una cosa u otra.

El maullido tiene significados diferentes. Por ejemplo, si lo hace suavemente es porque está feliz, te está saludando (se acompaña con ronroneo, movimientos lentos de la cola y roces contigo); si es fuerte y continuo con la cola esponjada, mejor déjalo en paz porque está muy enojado. Y si es repetitivo y va aumentando el tono, se debe a que quiere algo, sobre todo comida.

Y por último, el ronroneo es otra forma de expresarse. En este caso este vínculo que desarrolla con la madre lo sigue usando toda su vida y es su característica más tierna y dulce. Un signo de confianza y de amor que no debemos desestimar.