¿Está bien que mi perro no ladre?

Alba Muñiz 14 noviembre, 2016

El ladrido es la manera más comprensible para los humanos de las muchas formas que usan nuestros amigos de cuatro patas para comunicarse. Cuando se torna excesivo, buscamos desesperadamente la fórmula para lograr que el peludo se calle. Pero qué pasa si ocurre lo contrario, ¿es normal que un perro no ladre?

Los canes se comunican de distintas maneras

los perros mueven la cola con el corazón

Como bien señalamos, además del ladrido, los canes utilizan otros medios para comunicarse. Por eso es importante que, como dueños responsables, aprendamos a decodificar su lenguaje corporal. Así podremos interpretar, sin temor a equivocarnos, sus estados de ánimo. Y sabremos también qué es lo que el peludo está necesitando.

Pero que un perro no ladre decididamente parece algo extraño. Sin embargo, existen ejemplares que ladran poco y nada. Y, por lo general, son animales que son muy expresivos a nivel corporal. Es como que lo dicen todo con sus orejas o con su cola. Por eso no sienten la necesidad de expresarse de forma sonora.

De todas maneras, para tu tranquilidad, si tu mascota es demasiado calladita, lo mejor que puedes hacer es consultar al veterinario para que descarte algún problema físico o psicológico.

Si bien el ladrido es una de las características principales que identifican a un perro, es posible que existan canes que ladren poco o nada. Aunque en la mayoría de los casos se trata de algo normal, te contamos algunos motivos que pueden llevar a los peludos a no comunicarse de esta manera.

¿Hay razas menos ladradoras que otras?

Los canes que no ladran no pertenecen, necesariamente, a una raza específica. Incluso puede darse el caso de un animal que ladra en exceso y otra que apenas lo hace dentro de una misma camada.

Aunque los perros nórdicos, por ejemplo, suelen no abusar de las ladridos y prefieren expresarse por medio de los aullidos. Otra raza como predispuesta al ladrido es el Shih Tzu.

También está el caso extremo del Basenji, un animal que no puede ladrar porque sus cuerdas vocales son muy parecidas a las de los perros primitivos. Por eso se comunican de manera sonora mediante aullidos agudos, que algunos describen como una especie de canto tirolés.

Otros motivos para que un perro no ladre

Entonces, si bien indicamos que la ausencia de ladridos en un can no tiene por que ser un problema, y más bien sería una bendición para ti y para tus vecinos, mejor acude al veterinario. Aunque la mayoría de las consultas se dan por ladridos excesivos, si tu mascota es silenciosa, siempre es preferible descartar causas orgánicas como la sordera, o posibles traumas por maltrato.

Por ejemplo, si adoptaste un can que había sido abandonado, quizá su anterior dueño utilizó métodos que atemorizaron al animalito, como collares antiladridos o diversos tipos de castigos. Por tal motivo no ladra. En estos casos, con mucho amor y paciencia, y quizá con la intervención de algún especialista en conducta animal, tal vez se pueda revertir la situación.

También hay casos extremos en los que los canes fueron sometidos a operaciones para extirparles sus cuerdas vocales. Es el método radical que algunas personas encuentran de resolver el tema del ladrido en exceso.

perro collar antiladrido

Dale tiempo a tu peludo para que se decida a ladrar

Otra posibilidad para explicar que tu perro no ladre es que se está “aclimatando”. Suele darse también en el caso de canes provenientes de los refugios o de la calle. Es que el animalito, hasta adaptarse al nuevo entorno, quizá no muestre su personalidad por completo.

Con el paso de los días, el peludo se irá tranquilizando y ganando confianza. Entonces seguro empezarás también a escuchar sus ladridos. Es una cuestión de tiempo, en estos casos.

Lo importantes es que -ladre mucho, poco o nada- quieras a tu amigo de cuatro patas y te hagas responsable de su cuidado y de su educación. Y que aprendas a interpretar las distintas formas que un perro tiene para comunicarse.

Te puede gustar