Erupciones en la piel del perro: síntomas, causas y tratamientos

Detectar una zona enrojecida o con un sarpullido en la piel de tu perro puede deberse a una gran cantidad de causas. Aquí tienes las más importantes.
Erupciones en la piel del perro: síntomas, causas y tratamientos
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 17 septiembre, 2022

Encontrar erupciones en la piel del perro es una de las cosas más preocupantes para los tutores, pues se trata de un síntoma inespecífico causado por multitud de patologías. Por tanto, conviene revisar al can a diario, pues lo más sencillo es acudir al veterinario en cuanto se detecte.

Mientras tanto, nunca está de más conocer las diferentes causas de las erupciones, así como sus causas y el tratamiento que requieren. Esta información te ayudará a identificar el problema, así como a prevenir futuras patologías de este tipo, así que no te pierdas nada.

Tipos de erupciones en la piel del perro

Para que te sea más sencillo navegar por las diferentes patologías, encontrarás la definición de cada una de ellas, así como sus causas y tratamiento, dentro de cada apartado. De esta manera, tendrás toda la información básica de cada uno de forma sintetizada. Vamos con ello.

Dermatitis de contacto

Como su propio nombre indica, esta inflamación de la dermis se debe al contacto con algún agente irritante. Por esto mismo, es más fácil encontrar la erupción en zonas como el abdomen o las patas, ya que el perro podría haberse rozado con una planta urticante o algún químico utilizado en el hogar.

El tratamiento, dependiendo de la causa, consistirá en la administración de antihistamínicos u otros medicamentos. También será necesario evitar que el can se rasque y se lama la zona, puesto que podría abrir la puerta a infecciones y micosis oportunistas.

Existen cremas para aliviar la picazón en perros.

Impétigo

El impétigo produce erupciones en la piel del perro a través de la infección bacteriana, concretamente de estafilococos. Es contagiosa y produce pequeñas pústulas que se confunden fácilmente con acné.

Afecta, sobre todo, a perros jóvenes y no es contagioso.

El tratamiento, por tanto, consistirá en antibioterapia. Dependiendo de la extensión de la infección, podrán ser pomadas para las zonas afectadas, tratamiento oral o baños completos. Se aconseja evitar que se rasque y realizar una limpieza profunda del hogar.

Alergias alimentarias

Si tiene alergia a alguno de los ingredientes de su comida habitual, es posible que aparezcan erupciones en la piel del perro. Por lo general, este problema se acompaña también de síntomas como diarreas, deposiciones blandas, dolor abdominal o vómitos. 

El procedimiento para averiguar si se trata de una alergia consiste en diseñar una dieta de eliminación. En ella, se eliminan los ingredientes de uno en uno durante una semana para ver con cuál desaparecen los síntomas. Si, después de detectar cuál es, se reintroduce el componente y aparecen de nuevo las erupciones, se confirma la alergia.

Existen pruebas clínicas para detectar alergias, pero se suele probar primero la dieta de eliminación debido a que estas son bastante caras.

Dermatitis atópica

Esta enfermedad consiste en una predisposición genética a la sensibilidad ante los alérgenos del ambiente. Suele producir prurito, enrojecimiento de la piel, cambios en la pigmentación o inflamación de la zona concreta (orejas, por ejemplo).

Por lo general, el tratamiento consiste en administrar antihistamínicos y recomendar el uso de productos específicos, como los champús hipoalergénicos.

Parasitosis externas

Los parásitos como pulgas y garrapatas también producen erupciones en la piel del perro. Algunos de ellos son fáciles de detectar a simple vista, como las pulgas, pero otros se descubren después de que aparezcan los síntomas.

Cada parásito tiene su propio tratamiento. Por eso, antes de intentar nada en casa, lo mejor será acudir al veterinario. Eso sí, el saneamiento de la casa y del jardín será muy necesario para prevenir futuras infestaciones.

Sarna

La sarna es una condición de la piel causada por una proliferación excesiva de ácaros. Existen diferentes arácnidos de este tipo que pueden afectar a los canes, como la demodécica, la sarcóptica o la otodéctica.

Lo más normal es que comience en una parcela concreta de la piel y se vaya extendiendo desde ella, produciendo prurito intenso, inflamación de la piel y alopecia. Los tratamientos suelen ser sencillos, como baños con productos acaricidas y antibióticos para las infecciones secundarias.

Sarpullidos por calor

Otra de las causas de las erupciones en la piel del perro es la proliferación del Staphylococcus pseudintermedius, una bacteria que se activa con el calor y la humedad ambiental. Produce un sarpullido que puede derivar en forúnculos que supuran y tienen mal olor.

Aplicar frío en la zona y usar aloe vera suele ser una buena solución para acabar con esta bacteria. No obstante, si observas que no puedes controlarla, acude al veterinario.

Erupciones por desequilibrios emocionales

La diabetes, la enfermedad de Cushing o el hipotiroidismo son ejemplos de estas enfermedades. Además de sus síntomas habituales, es posible que la piel del animal se vea afectada, ya sea con erupciones, alopecias o con la pérdida de calidad del pelaje.

El tratamiento será específico para cada enfermedad y pautado por un profesional de la veterinaria.

Seborrea canina

Esta enfermedad consiste en la excesiva de producción de grasa cutánea, de forma que la piel acaba por presentar infecciones, inflamación, caspa y sarpullidos en ciertas zonas. Algunas razas, como los pastores alemanes o el shar pei, son más propensos a padecerla.

El tratamiento suele ser de por vida, para controlar los síntomas. Suelen recomendarse jabones especiales, suplementos alimenticios como el omega-3 o tratamientos naturales complementarios.

Un perro se muerde la pata.

Granuloma provocado por el lamido excesivo

Las estereotipias de lamido suelen acabar por afectar a la zona objetivo. Por ejemplo, si el can está estresado, tiene ansiedad o se aburre en exceso, es posible que comience a lamerse las patas de forma excesiva. Esto, a la larga, provocará que se le caiga el pelo y la piel se deteriore.

La solución a este problema pasa por mejorar la salud mental de tu perro, preferiblemente con la ayuda de un educador canino.

Como ves, las causas de que aparezcan erupciones en la piel del perro son muchas y diversas. Por eso, ante su aparición, no dudes en acudir al veterinario, pues será necesario un diagnóstico acertado para dar el mejor tratamiento.

Te podría interesar...
10 causas de que los perros vomiten alimentos sin digerir
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
10 causas de que los perros vomiten alimentos sin digerir

Aunque en ciertos casos es normal que los perros vomiten alimentos sin digerir, existen otras causas que lo provocan. Descubre cuáles aquí.