¿En qué consisten las extinciones masivas?

20 marzo, 2021
Este artículo fue redactado y avalado por el biólogo Francisco Morata Carramolino
Las extinciones masivas no son solo cosa del pasado. Actualmente está teniendo lugar la sexta extinción masiva, que podría tener consecuencias catastróficas para los humanos.

A medida que se producen cambios en el ambiente, nuevas especies aparecen y otras terminan su recorrido en este planeta. La inmensa mayoría de los seres vivos que han existido a lo largo de la historia de la Tierra se han extinguido, pero el proceso no siempre es gradual: este es el caso de las extinciones masivas.

Las extinciones masivas se producen debido a cambios muy bruscos en el ambiente y eliminan gran parte de las formas de vida del planeta en un periodo muy corto de tiempo. A lo largo de la historia solo han ocurrido 5 veces, pero no son cosa del pasado. En estos momentos, estamos en medio de la sexta extinción masiva.

Estos eventos de desaparición de biodiversidad pueden tener consecuencias ecológicas muy graves, no solo para los ambientes, sino también para la sociedad humana. Te invitamos a seguir leyendo si quieres aprender más sobre esta temática.

¿Qué es una extinción masiva y cómo se produce?

Durante los distintos periodos geológicos existe una tasa normal de extinción. Este parámetro puede ser diferente entre distintos taxones y no siempre es constante, pero indica a grandes rasgos el ritmo al que desaparecen especies en condiciones de normalidad.

Cuando la extinción ocurre siguiendo esta tasa, los ecosistemas son capaces de asumirla. Sin embargo, cuando la tasa aumenta mucho, los ambientes y sus integrantes pueden llegar a colapsar y desaparecer completamente.

Las extinciones masivas son eventos en los que desaparece gran parte de la biodiversidad, pero también pueden ser oportunidades para que se abra paso nueva vida. Tras este tipo de eventos, las especies que han sobrevivido experimentan un periodo de evolución y diversificación acelerada.

Así, nuevas especies ocupan los nichos ecológicos que quedaron vacíos tras la extinción. Con el paso del tiempo se forman nuevos ecosistemas, que a menudo son radicalmente distintos a los anteriores.

Ejemplo en imagen de las extinciones masivas.

Las 5 extinciones masivas del pasado

Las extinciones masivas a menudo se utilizan como barrera para separar periodos geológicos, ya que la vida antes y después suele ser muy distinta. Las extinciones suelen recibir el nombre de los periodos que separan.  A continuación, te presentamos los 5 eventos de extinción que ocurrieron en el pasado.

Extinción del Ordovícico-Silúrico

Esta extinción ocurrió hace 444 millones de años (Ma) y se considera la segunda más destructiva. Se cree que se produjo gracias a periodos glaciares muy intensos, que alteraron gravemente todos los aspectos de los océanos, donde vivían la mayor parte de organismos complejos.

Durante este evento, se extinguieron el 85 % de todas las especies. Desaparecieron muchos grupos de cefalópodos con concha, de braquiópodos, conodontos y trilobites.

Extinción del Devónico

Esta extinción eliminó en torno al 75 % de todas las formas de vida y ocurrió hace 383-359 millones de años. Se extendió sobre 20 millones de años, a lo largo de los cuales se sucedieron varios eventos de extinción próximos entre sí, en los que los niveles de oxígeno cayeron en picado.

Las causas son varias y múltiples factores pudieron causar un efecto sinérgico. Hay señales de impacto de asteroides y vulcanismo, pero las plantas, que en esta época habían empezado a colonizar la tierra y desarrollar grandes tamaños, podrían ser unos de los responsables principales.

Extinción del Pérmico-Triásico o la Gran Muerte

Este evento tuvo lugar hace 252 mllones de años. Se considera la peor de las extinciones masivas, ya que desaparecieron el 96 % de las especies marinas y el 75 % de las terrestres, que habían conquistado la tierra firme en épocas pasadas.

Este evento afectó especialmente a los insectos, pues acabó con los invertebrados más grandes que jamás han existido. También eliminó los bosques, que tardaron 10 millones de años en recuperarse. Se cree que esta extinción fue provocada por erupciones volcánicas masivas, con el consecuente calentamiento global y anoxia.

Extinción del Triásico-Jurásico

La vida tardó mucho en recuperarse tras la anterior extinción. Una vez lo hizo, volvieron a aparecer bosques frondosos y los arcosaurios se convirtieron en los animales dominantes en el planeta.

Entre ellos, destacaban los cocodrilomorfos, antecesores de los cocodrilos actuales, pero también aparecieron otros arcosaurios, los dinosaurios y pterosaurios, que en esta época eran aún pequeños y poco relevantes.

Hace 201 millones de años, impactos de asteroides y erupciones masivas provocaron de nuevo un drástico calentamiento global, que eliminó el 80 % de las especies. Entre ellas, los cocodrilomorfos perdieron su papel dominante.

Extinción del Cretácico-Paleógeno

Esta extinción es la más conocida por todos, ya que es la responsable de la desaparición de los dinosaurios no avianos. Estas criaturas se diversificaron enormemente tras la extinción anterior, una vez quedaron libres los nichos ocupados por los cocodrilomorfos.

Los dinosaurios dominaron el planeta durante millones de años y alcanzaron tamaños increíbles, hasta que un meteorito se estrelló en la costa de Yucatán hace 66 millones de años. El impacto y los desastres naturales posteriores eliminaron el 76 % de las especies del planeta.

Tras ella, nuevas formas de vida tomaron protagonismo y colonizaron el planeta: los mamíferos. No todos los dinosaurios se extinguieron, pues sin ir más lejos, las aves siguen siendo muy exitosas hoy en día.

La extinción de nuestros días

Actualmente, la Tierra está experimentando la sexta extinción masiva. Esta vez la causa no es un meteorito ni erupciones volcánicas, sino las acciones de los humanos.

El desarrollo de nustra especie no es sostenible y está dañando gravemente los ecosistemas. Entre sus consecuencias se encuentran la destrucción de los hábitats, sobreexplotación, introducción de especies exóticas invasoras, contaminación y cambio climático.

Debido a ello, las especies animales están desapareciendo a un ritmo excesivamente acelerado y la tasa de extinción es más de 100 veces mayor de lo normal. Esto no afecta solo a los vertebrados, ya que los invertebrados, imprescindibles para cualquier ecosistema, están desapareciendo.

Aunque suele ser ignorado, los humanos también forman parte del medio ambiente. La biodiversidad proporciona innumerables servicios ecosistémicos, desde polinización hasta protección contra enfermedades, que hacen posible la vida de las personas en este planeta.

Por lo tanto, la preservación del mundo natural no es solo una cuestión de generosidad, sino de supervivencia. La degradación actual ya está teniendo graves efectos económicos, de salud y sociales para los humanos.

Humo en la ciudad.

Los modelos económicos y políticos deben cambiar rápidamente hacia un desarrollo sostenible, con tal frenar esta extinción masiva y preservar la vida, tanto humana como silvestre, en este planeta.

  • Ceballos, G., Ehrlich, P. R., Barnosky, A. D., García, A., Pringle, R. M., & Palmer, T. M. 2015. Accelerated modern human–induced species losses: Entering the sixth mass extinction. Science advances, 1: e1400253.
  • Ceballos, G., & Ehrlich, P. R. 2018. The misunderstood sixth mass extinction. Science, 360: 1080-1081.
  • https://www.theguardian.com/environment/2019/may/06/human-society-under-urgent-threat-loss-earth-natural-life-un-report
  • https://ec.europa.eu/environment/basics/natural-capital/wildlife/index_en.htm
  • https://www.nationalgeographic.com/science/article/mass-extinction
  • https://www.nature.com/articles/d41586-020-02341-1
  • https://www.nytimes.com/2018/11/27/magazine/insect-apocalypse.html