En la isla de los gatos pidieron donaciones de comida y recibieron más de lo que podían guardar

Virginia Duque Mirón · 3 abril, 2016

¿Imaginas un lugar en el que haya más gatos que personas? Pues ese lugar existe y se llama Aoshima o Cat Island, la isla de los gatos en Japón. Según el censo en esta isla hay 6 gatos por cada ser humano. ¡Increíble! Puede ser algo bonito para ver, sobre todo para aquellos que son amantes de los felinos, aunque esta masiva de animales también debe causar inconvenientes difíciles de solventar.

Y precisamente de eso trata la historia de hoy.

Surgen los problemas en Cat Island, la isla de los gatos

lenguaje de los gatos 3

Para los habitantes de esta isla nunca ha sido un problema tener tanto felino merodeando a su alrededor y forman parte de la comunidad y de sus vidas.

Por eso cuando debido a los inconvenientes climáticos se dificultó la recepción de alimentos, los habitantes de la isla se preocuparon por el bienestar de los gatitos así como también temieron una revolución felina.

¿Cuál sería la solución? Pedir ayuda externa. La mejor manera: Internet.

Grito de socorro para Cat Island

El problema con el abastecimiento de comida es que los isleños no tienen tiendas en las que comprar sino que cada uno consigue su alimento pescando principalmente.

Debido al mal clima de invierno, se dificulta mucho poder salir en barca a pescar, por lo que tanto los habitantes de la isla como los gatos que hay en ella no tienen con qué alimentarse.

A alguien se le ocurrió la brillante idea de pedir ayuda en un tweet que decía así: “Por favor manden comida para gatos en Aoshima”. Y a continuación explicaban el motivo que hemos redactado arriba. ¿Te gustaría saber el resultado?

Los resultados de las donaciones de Cat Island

La petición que un cuidador de gatos de Aoshima hizo tuvo enormes resultados que dejaron patente el hecho de que aún quedan miles de amantes de los animales dispuestos a ayudarles cuando lo necesitan.

Después de enviar el tweet pidiendo ayuda pasaron pocos días antes de que Cat Island se inundara de cajas procedentes de todos los lugares con comida. Tanto fue así que hubo que publicar otro tweet: “Dejen de enviar comida por favor, no tenemos donde almacenarla y cubrirá las necesidades hasta abril”.

El corazón de muchos fue conmovido por ayudar a estos animales y los envíos de comida fueron más de los que necesitaban. Ya ni siquiera había lugar en la isla para guardar todo.

¿De dónde salieron los gatos de Cat Island?

En esta isla varios años atrás sus habitantes se dedicaron a la cría de gusanos de seda. Estos gusanos atrajeron a ratones formando una plaga que como es obvio no fue del agrado de los isleños, por lo que ¿quiénes mejor que los gatos para acabar con ellos?

inteligencia gatos 2

Cada vecino adoptó uno o dos gatos que terminaran con los ratones que vivían en su casa y alrededores y estos se unieron con otros y fueron teniendo hijitos. Así fue como pronto la isla se convirtió en la isla de los gatos.

Debido a la ayuda recibida por estos animales para que las familias pudieran subsistir, fueron muy valorados y los dueños más allá de echarlos de la isla cuando ya no los necesitaban por emprender otros oficios, los cuidaron y permitieron que vivieran con ellos.

Con el tiempo, muchos de los isleños emigraron a otros lugares y cada vez hubo menos personas en la isla y… ¡más gatos! Llegando a conocerse así por Cat Island o la isla de los gatos, donde los felinos son cuidados, amados, venerados y tratados casi como dioses.

Prueba de ello fue el empeño por conseguirles alimento cuando lo necesitaban.

Esta isla tan peculiar ha generado mucho turismo como era de esperar, pero un turismo en el que no está permitido agobiar ni mucho menos dañar a los gatos, lo cual está penado por ley.

Un lugar idílico para gatos como ningún otro en el mundo y amado por los amantes de los felinos tal y como la historia que te hemos contado ha dejado demostrado.