El amor por los animales eleva el nivel cultural del pueblo

Virginia Duque Mirón · 20 septiembre, 2015

Esta es una frase célebre que seguro has escuchado en alguna ocasión. ¡Y cuánta verdad y razón contiene! A simple vista parece una afirmación simple y sin mucha lógica, pero veamos cómo amar a los animales nos eleva nuestro nivel cultural y nos convierte en mejores personas.

Nuestro nivel cultural

¿Qué es lo que haces cuando amas algo? Seguro buscas información sobre ello, estás pendiente de las novedades e intentas saber todo sobre lo que te interesa. Cuando sentimos amor por los animales, ¿no es eso mismo también lo que vamos a hacer?

Dedicaremos tiempo a leer, conocer las diferentes variedades, razas, colores, formas, a saber cuanto más podamos sobre eso que amamos: los animales. Y si algo hay seguro sobre eso es una cosa: leer e investigar eleva nuestro nivel cultural.

Nos enseña a compartir

amante de los gatos

Hay varias hipótesis sobre cómo aparecieron los animales y los humanos. No vamos a discutir sobre eso, pero una cosa es cierta, sea como sea que estemos aquí, la tierra es de ambas especies: humanos y animales. Nos pasamos años de nuestra vida intentando ser mejores personas desechando resquicios de egoísmo en nuestra personalidad y enseñando a nuestros hijos pequeños que deben dejar sus juguetes a sus amigos.

Cuando los hijos crecen, les queremos enseñar a ser bondadosos y caritativos e incluso donar a ONGs, pero ¿y qué hay de nosotros? ¿Ya hemos aprendido a compartir nuestro maravilloso planeta con los animales?

Sin duda, aprender a amar a los animales y entender que el planeta no solo es nuestro, sino también de ellos, nos hará mejor personas y nos enseñará cómo compartir con otros en otras facetas de la vida. ¿No es eso ser más civilizados y culturizados?

Nos enseña a ser compasivos

En este mundo frío y cruel, cada vez es menos característica la compasión, esa lástima que nos empuja a hacer todo lo posible por ayudar a otros. Y lo cierto es que todos vamos a lo nuestro sin pensar en los demás. Pero, ¿has observado alguna vez el carácter de aquellos que aman los animales?

Y es que cuando uno aprende a amar y valorar a los animales, cuando los disfruta y les encanta estar a su alrededor, cuando siente su dolor y por nada del mundo quiere hacerles daño, ¿cómo no va a llegar a sentir eso mismo por las personas? No hablamos de nuestros familiares y amigos, a ellos es fácil quererlos. Hablamos de desconocidos. ¿No es eso ser mas civilizados y culturizados?

Cómo mostrar amor a los animales

niña con conejo

Hay muchas cosas que se pueden hacer por mostrar nuestro amor a los animales. No te estamos pidiendo que tengas uno si aún no lo tienes. No es necesario tener una mascota para amar a los animales ni para enseñar a nuestros hijos a que lo hagan. Estas son varias cosas que puedes hacer y motivar a otros a que las hagan.

  • Dona a alguna asociación que vele por los derechos de los animales. Busca en intenet las más recomendadas. Son organizaciones sin ánimo de lucro y que utilizarán tu dinero de forma sabia para el bienestar de los animales.
  • No compres nada que se ponga en tu cuerpo y que esté hecho de alguna parte de animal. Comprar este tipo de productos, así como algunos decorativos, sollo fomentará que más animales mueran para enriquecer a los ambiciosos.
  • Si estás pensando en tener una mascota, no compres, ¡adopta! De este modo ayudarás a un animalito sintecho a que tenga un hogar en el que estamos seguros, recibirá mucho amor.
  • No vayas a espectáculos en los que usan animales. Un circo puede parecer lo más inocente del mundo, ¿quién no ha estado en uno? Pero la mayoría de las ocasiones, hay mucho envuelto detrás que a veces no sabemos. Dar nuestro dinero para eso no ayudará a los animales.

Estamos seguros de que amas a los animales, de que te gusta compartir nuestro planeta con ellos. Seguro que a tus hijos también les gustará en el futuro que haya animales en la tierra, sin contar que todos forman parte de un ecosistema que mantienen “vivo” a nuestro planeta.

Si todos ponemos de nuestra parte, nuestro amor a los animales no solo elevará la cultura del pueblo sino que nos hará mejores personas y vivirán con nosotros mucho tiempo más.