Los efectos de la terapia animal en el ser humano

01 Diciembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Elsa M. de Arribas
El vínculo existente entre el ser humano y los animales es fundamental para una vida feliz y sana.

Cada día se habla más sobre el vínculo entre los seres vivos y los efectos de la terapia animal entre personas y animales, sobre todo en el ámbito médico. Esto nos permite recordar la conexión y relación existente entre el ser humano y las diferentes especies animales.

Por suerte, el efecto positivo que generan los animales en las personas que padecen diferentes enfermedades es conocido, pero quizá te sorprendan algunos ejemplos de ello. Sigue leyendo si quieres descubrir la relación entre la salud de un enfermo y su interacción con el reino animal.

Efectos de la terapia animal: los increíbles animales que ayudan a niños con ansiedad

A finales del año 2020 se publicó una noticia que informa sobre el efecto positivo que ejercen los animales en los seres humanos. En concreto, las fuentes periodísticas mencionan a la asociación HigglePetsCIC.

Esta asociación ayuda a niños a tratar y enfrentar problemas como la ansiedad. Para ello, los profesionales cuentan con la inestimable ayuda de un grupo variado de animales, que son un gran apoyo para los niños.

Ahora bien, puede que los primeros animales que te vengan a la mente al hablar de terapias sean caballos o delfines. No obstante, esta asociación trabaja con taxones diferentes como reptiles, tortugas o caracoles.

Algunos de los niños que participan en la asociación tienen necesidades educativas especiales. Esto implica que, en ocasiones, no les sea sencillo relacionarse con los seres humanos.

Asimismo, tanto si el niño es cariñoso como si le cuesta expresar sus emociones, al final del tratamiento los infantes se transforman. Desarrollan un vínculo con los animales y, junto con un terapeuta, comienzan a enfrentarse a sus problemas.

Un niño admirando a un reptil.

¿Cuál es el efecto de los animales en los niños?

La presencia de los animales en estas terapias permite a los niños trabajar en sí mismos. En concreto, les ayudan a adquirir confianza y a desarrollar su autoestima, entre otras cualidades.

Sin embargo, el trabajo con animales no solo beneficia a niños con ansiedad o con necesidades especiales. En la noticia ya nombrada también se mencionan diversos ejemplos que permiten comprender realmente el beneficio de los animales en las personas.

Así pues, los animales ayudan a los niños a abrirse para contar sus problemas. Tras hablar de aquello que les preocupa, adquieren un refuerzo positivo impulsado también por las endorfinas que segregan los animales.

Terapia animal

Hace 10 000 años, el proceso de domesticación transformó la relación entre los humanos y los animales. Esto supuso una serie de cambios tanto para el hombre como para los seres vivos que le rodeaban.

La domesticación derivó en transformaciones sociales y económicas para el ser humano, pero los animales también se vieron afectados en aspectos como su anatomía, fisiología y comportamiento. Las especies domésticas actuales tienen poco que ver con sus antepasados salvajes.

La contribución de los animales a la salud humana ha sido numerosa a lo largo de la historia. Su papel va desde la creación de ropa hasta aspectos médicos, como la síntesis de insulina en porcinos. Uno de los ejemplos más conocidos es la participación de diversos modelos animales en el desarrollo de vacunas.

¿Está demostrado científicamente?

Más allá de la creencia, diferentes estudios han demostrado el impacto de los animales en la salud humana. La relación entre los pacientes con enfermedades cardiovasculares y el efecto positivo de sus mascotas sobre sus patologías cardíacas fue una de las primeras observaciones relevantes.

Así pues, la terapia asistida con animales puede considerarse un tratamiento interesante. Sobre todo, se ha demostrado su eficacia en personas con problemas físicos, emocionales o cognitivos.

¿Qué beneficios aportan?

También se han reportado efectos positivos de la terapia animal en un alto porcentaje de los pacientes. Entre ellos, encontramos los siguientes:

  • El animal actúa como una distracción o entretenimiento, pues genera felicidad.
  • El ser vivo permite que el niño se sienta en casa, con los sentimientos de confort y seguridad que ello supone.
  • Los niños pueden acurrucarse junto a los animales, acto que reduce su ansiedad.
  • Los seres vivos no humanos son una compañía diferente.
  • Prestar atención a un animal puede disminuir o aliviar el dolor físico y emocional.

¿Qué animales forman parte de la terapia animal?

Los perros y gatos son grandes protagonistas de la terapia animal, aunque sea más conocida la terapia canina que la felina. No obstante, los caballos o los delfines también tienen papeles importantes en esta temática.

Según el animal que forme parte de la terapia, esta se denominará de una forma o de otra. Es el caso de la terapia con caballos o equinoterapia, así como la terapia con conejos o cuniterapia.

Por ejemplo, la equinoterapia ha arrojado resultados positivos a nivel motriz y verbal en personas con autismo o Síndrome de Down. Además, esta terapia ha ayudado a niños víctimas de violencia de género.

¿Sólo es aplicable para niños?

Asimismo, la presencia de los animales en tratamientos médicos y psicológicos no es solo beneficiosa para los niños. Se han registrado resultados positivos de la participación de adultos y ancianos en terapia animal.

En las diferentes terapias con animales, se han percibido algunos comportamientos compartidos. Por ejemplo, la presencia del animal reduce la ansiedad y genera felicidad, hecho que le permite actuar como una distracción para el ser humano.

No solo influye la terapia animal en la salud del paciente, sino también las mascotas, ya que actúan a nivel emocional o psicológico y aportan beneficios físicos y sociales en el día a día del individuo. Por ejemplo, las mascotas requieren ejercicio diario, lo que se traduce en que el dueño también deberá realizar actividad física.

Los efectos de la terapia animal son cuantificables.

Podemos concluir que los efectos de la terapia animal son positivos tanto en niños como en adultos y ancianos. Además, sus beneficios cuentan con un respaldo científico importante.

Por ello, está en nuestra mano asegurarnos de proteger a los animales y ayudarles. De esta manera, mantendremos está relación simbiótica tan beneficiosa para ambos componentes.

  •  The amazing way tortoises, lizards and even snails are helping children with anxiety. Mirror. Recogido a 29 de noviembre de 2020 en: https://www.mirror.co.uk/news/uk-news/national-lottery-inspirational-good-causes-22907248
  • Interacciones humano-animal: características e implicaciones para el bienestar de los humanos. Dialnet. Recogido a 29 de noviembre de 2020 en: https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/3245451.pdf
  • The Role and Impact of Animals with Pediatric Patients. CNE.  : http://www.pediatricnursing.net/ce/2017/article41026571.pdf