Efecto Lassie: Cómo el perro puede ayudarte a estar en forma

Yamila · 28 octubre, 2016

Cada vez son más las personas que deciden salir a hacer ejercicio con sus mascotas. Un reciente estudio ha comprobado que aquellos que pasean a sus perros son más activos y están más en forma. Te contamos más sobre el llamado Efecto Lassie en este artículo.

El Efecto Lassie: cómo tu perro puede ayudarte a estar en forma

perro-que-hace-yoga

Los dueños de perros que pasean con ellos cada día (o varias veces a la semana) son físicamente más activos y se sienten más seguros de si mismos. Estos fueron los resultados de un estudio realizado por la Universidad de Australia Occidental, comandado por el doctor Hayley Christian.

La relación entre pasear al perro y el ejercicio físico es contundente. Para obtener los beneficios de esta actividad los investigadores se debe pasear con el can al menos 30 minutos a la semana. El Efecto Lassie, como lo llamaron los científicos, ayuda a las personas a alcanzar los 150 minutos de actividad deportiva semanal. Es decir, el tiempo que recomienda la Organización Mundial de la Salud.

En muchos casos estas personas que pasean con sus canes periódicamente son solitarias o viven solos. Las caminatas matutinas o vespertinas les sirven para salir de casa, despejarse de los problemas e incluso conocer nuevas personas. No muchas indicaron sacar a pasear a la mascota como una actividad física, aunque es uno de los principales beneficios.

En la “calle contraria” se encuentran aquellos que, por ejemplo tienen, hijos (y ellos se encargan de sacar a la mascota). O bien que sus perros son obesos, ancianos o sufren de alguna enfermedad. Esto podría haberse evitado si desde cachorros los hubiesen sacado a pasear o si la persona tuviese una actitud más proactiva.

Otra cuestión interesante sobre este efecto Lassie es que aquellas personas que salen a hacer ejercicio con sus mascotas se sienten más seguros en la calle, sobre todo en el caso de las mujeres. Como el animal se encarga de la “protección” del dueño, este puede dedicarse a correr, escuchar música, etc.

Cómo hacer ejercicio con mi perro

Ahora que conoces las bondades de salir a pasear o ejercitar con tu mascota, sería bueno que prestases atención a algunos consejos si deseas introducir este hábito a sus vidas. Por ejemplo, debes tener en cuenta el tipo o raza de perro que tienes. Algunos no poseen la habilidad de correr o de saltar y hay otros que no pueden hacer ejercicio por problemas de salud (mayormente respiratorios u óseos).

Es necesario también prestar atención a la época del año. Si hace mucho calor, salir a la calle por la mañana temprano o al atardecer. Esto será bueno para ambos. En el caso del animal, evitarás que se queme las patas con el asfalto o sufra deshidratación.

Hacer pruebas con obstáculos es muy divertido tanto para el perro como para el dueño. Puedes armar un circuito con ciertos objetos en el jardín de casa o en un parque. Mientras el animal salta, pasa por debajo de una mesa o camina en zigzag. El propietario puede seguirle de cerca y correr a su lado.

Si tienes un cachorro o perro menor a dos años, puedes enseñarle a que haga ejercicio a tu lado sin llevar correa. Por ejemplo si sales a correr o a andar en bicicleta, que te acompañe y también realice deporte. No le exijas demasiado al principio, la idea es que ambos vayáis al mismo ritmo.

ejercicio para perros en reposo

Otros juegos con tu perro

Existen juegos que pueden considerarse deportes para que los dos lo paséis de maravillas. Arrojar una pelota o rama en el parque por ejemplo. De esta manera no sólo el animal hará ejercicio, sino que aprovecharás para estar al aire libre y enseñarle a respetar órdenes básicas.

En el caso de que tanto el dueño como el animal no estén en condiciones de hacer ejercicio, salid al menos a caminar. O bien dar una vuelta por el parque o a la manzana. Si se transforma en un hábito, la mascota sabrá que por ejemplo después del desayuno o cuando regresas del trabajo es momento de ir a la calle. ¡Y seguro lo esperará muy emocionado!