¿Qué dieta debe seguir un perro durante el embarazo?

3 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Silvia Conde
La alimentación de una perra durante el embarazo debe ser más energética para que los cachorros se desarrollen sanos y fuertes

La alimentación de un perro durante el embarazo es muy importante para la salud del animal y el desarrollo de sus cachorros. Para cada edad, tamaño y situación existen piensos específicos para aportarles todos los nutrientes que necesitan.

Cambios en la gestación

Durante la gestación las perras deben aumentar su peso entre un 15 y 25 %, y después del parto, durante la lactación, deberán quedarse con un peso entre un 5 y 10 % inferior al que tenían antes de la gestación.

Si la hembra estuviera muy delgada, podría tener alta mortalidad de los fetos y crías pequeñas con pocas defensas, malformaciones, etc. Si estuviera obesa, además de estos problemas, podrían aparecer distocias, es decir, problemas en el parto.

Perra embarazada en la cama

¿Por qué cambiar la alimentación de mi perra durante el embarazo?

Los animales durante la gestación necesitan una alimentación adaptada porque aumentan sus necesidades energéticas, los nutrientes que necesitan y la cantidad de estos.

El embarazo en perras dura unos 63 días. Los requerimientos de energía en los dos primeros tercios de la gestación es similar a la de una perra adulta no gestante, pues los cachorros comienzan a crecer en tamaño a partir de los 40 días.

En este momento, la hembra necesitará entre un 30 y 60 % más de energía, por lo que habrá que proporcionarle un pienso rico en energía y muy digestible y, sobre todo, en razas grandes en las que la capacidad del estómago está muy reducida por el volumen que ocupa el útero grávido. Además, es conveniente ofrecer alimentación de libre acceso todo el día.

Perra embarazada no come

También aumentan los requerimientos de proteína durante este periodo, que debería ser de un 22 a un 32 %, mientras que de grasa debería oscilar entre el 10 y 25 %.

Además, el 20 % de la energía debería provenir de glúcidos. Ya que la glucosa aporta el 50 % de la energía requerida en el desarrollo fetal y previene de la hipoglucemia periparto, se recomienda aumentar los carbohidratos o glúcidos a un 23 %.

Los niveles de oligoelementos también aumentan, como el calcio y el fósforo, para favorecer la calcificación de los huesos de los fetos. También aumentan las necesidades de hierro y cinc.

Como ves, un cambio en la dieta y en la gestación está totalmente justificado, y resulta complicado ajustar todos los nutrientes por nuestra cuenta. Por esta razón, existen los piensos especiales para perras durante el embarazo que son más energéticos que los de un adulto normal. Incluso, a muchas perras gestantes se las alimenta con pienso para cachorros, que es muy nutritivo.

Cantidad de comida de un perro durante el embarazo

La ración diaria aumentará a lo largo del embarazo; debes seguir las indicaciones del pienso para ir ajustando las dosis. Midiendo y controlando las cantidades evitarás problemas como la obesidad que, como hemos comentado, puede provocar problemas en el parto.

Aumenta el tamaño de su ración cada semana de forma progresiva, de modo que acabe superando su ración de pienso normal conforme aumenta de peso.

Qué hago si mi perra embarazada no quiere comer

No introduzcas el nuevo pienso de forma brusca para dar tiempo a que su sistema digestivo se acostumbre, así que mezcla pequeñas cantidades del nuevo pienso en el pienso habitual. En aproximadamente una semana ya debes haber sustituido sin problemas una comida por otra.

El agua también es muy importante, no solo en el embarazo, sino en cualquier momento de la edad de un perro. La perra debe mantenerse hidratada, por lo que siempre debe tener a su disposición abundante agua limpia y fresca; también puedes combinar el pienso seco con comida húmeda.

En la lactación también tenemos que tener en cuenta el aspecto de la alimentación para proporcionarle la energía adicional que necesita para alimentar bien a la camada y que los cachorros crezcan fuertes y sanos.

  • McDonald, Edwards, Grennhalgh y Morgan.Nutrición animal.Zaragoza, Editorial Acribia, 1995.
  • Hand, Tharcher, Remillard y Roudebush. Nutrición clínica en pequeños animales. Buenos Aires; Panamericana, 2000.
  • Guía de nutrición Hill’s.
  • La alimentación de tu perra embarazada. Purina.