Cómo detener correctamente una pelea de perros

Yamila 22 diciembre, 2016

Cuando vemos a dos animales que se están peleando, nos desesperamos y queremos separarlos como sea. Sin embargo, esto puede traer consecuencias negativas tanto para ellos como para nosotros. Por ello en este artículo os contamos cómo detener correctamente una pelea de perros.

Tips para detener una pelea de perros

pelea de perros

Antes que nada, sería bueno saber cómo evitar una pelea entre perros. Debemos observar la interacción que los peludos tienen entre sí, si se van poniendo cada vez más nerviosos, si gruñen o enseñan los dientes o si en vez de jugar directamente se atacan al cuello. En esos casos es imprescindible llevar a nuestro canino con correa para alejarlo rápidamente del lugar.

Muchas veces los juegos pasan de tranquilos a bruscos, otras veces se enfrentan dos machos en busca de demostrar su liderazgo, también hay peleas por comida, por una hembra o por los cachorros. Las personas queremos ayudar para que se separen pero en ocasiones terminamos lastimados. Presta atención a las siguientes recomendaciones para detener una pelea de perros:

1. Cálmate

Esto es fundamental porque los nervios no te permiten pensar o actuar bien ante la pelea de perros. La mayoría de los enfrentamientos entre dos perrunos duran sólo unos segundos. Por lo tanto resiste la tentación de jalarle del collar. De manera instintiva el animal se puede girar y morderte a ti. Así que mejor respira profundo y cuenta hasta 10 antes de intervenir.

2. Haz ruido

Una buena técnica para separar a dos perros que se están peleando es asustarles. Así prestarán atención a otra cosa y dejarán de morderse o gruñirse. Puedes dar un grito, aplaudir, dar pisotones en el suelo o golpear dos latas de metal entre sí.

3. Mójalos

El agua capta la atención de los perros y además a muchos de ellos no les agrada demasiado estar mojados. Puedes usar una manguera, un vaso, una botella o lo que tengas a mano (si vas al parque, por ejemplo, lleva una botella de agua siempre contigo, sobre todo si tu can es de pelearse). Un “baño” no les hará daño y evitará que sigan peleando.

4. Pon una barrera

Busca a tu alrededor algo que pueda ayudarte a separarles como por ejemplo una madera, un gran trozo de cartón, un palo largo o la tapa de un bote de basura. Cualquier cosa que sirva de escudo para tu brazo (así no te morderán) y que al mismo tiempo los deje apartados uno del otro.

5. Tira una manta

Si uno de los peludos no puede ver a su contrincante dejará de pelear. Además, el otro evitará el ataque porque no entiende lo que está sucediendo. Puedes usar una manta, un abrigo o cualquier prenda que sea de material opaco. El can que sea tapado ocupará su energía en desembarazarse de la tela que lo aprisiona, y mientras tanto el otro puede ser retirado por su dueño o distraído para llevarle a otra parte.

6. Tira de la cola

Ten mucho cuidado con esta acción porque quizás de manera instintiva el animal atine a morderte. Lo bueno es que se trata de una técnica eficaz para detener una pelea. Tira de la cola con fuerza hacia atrás y hacia arriba pero no tanto como para lastimarle. Recuerda que en la cola hay huesos y nervios conectados con la médula espinal.

7. Usa tus piernas

peleas de perros

No es necesario que golpees fuerte al perro para separarle de una pelea pero si que lo muevas con cierta energía para detener el enfrentamiento. Se permite esta técnica en caso de que la persona lleve pantalones y calzado gruesos (porque probablemente la pierna sea el blanco de algún intento de mordida).

8. Último recurso: usa los brazos

Si nada de lo anterior funciona o no tienes a mano algunos de los objetos que pueden servir para separar a los perros, entonces usa tus brazos. Levanta las patas traseras del animal como si fuese una carretilla y aléjalo lo más rápido que puedas.

Una vez que hayas logrado que los canes estén separados deberás mantenerlos a cierta distancia durante un tiempo. Así evitarás que vuelvan a pelearse.

Te puede gustar