¿Qué debo saber antes de adoptar un cachorro?

Laura Huelin · 8 noviembre, 2017

Cuando se acercan fiestas importantes, como las Navidades, a mucha gente le ronda la idea de añadir un nuevo miembro a la familia: un cachorro de perro. Sin embargo, esta es una decisión que hay que meditar. No valen las prisas y es preciso asegurarse de qué es lo que se está haciendo.

Cuando se adopta un cachorro se da por hecho que el perro vivirá con su nueva familia para toda su vida, que con suerte será de 12 o 15 años aproximadamente, así que es un compromiso muy importante. Por eso, debes tener en cuenta estos consejos antes de hacerte con una cría:

Analiza tu día a día antes de adoptar un cachorro

Con la llegada de un perro tu vida a cambiar. Muchos dueños adoptan o compran una cría y luego se sorprenden de que ladran mucho, pueden llegar a morder o rompen cosas. Si adoptas un cachorro tienes que saber que algunas rutinas en tu vida cambiarán.

Vivir con un perro tiene sus ventajas y sus desventajas. Además, aunque los cachorros todavía no salen a la calle, son animales que demandan mucho tiempo y atención dentro de casa por su juventud. Por eso, antes de añadir un perro a tu vida debes hacer una reflexión y descubrir si vas a tener 4 o 5 horas diarias para dedicarle.

Pero es que cuando crecen todavía necesitan atención y además salen a la calle a pasear, algo que, dicho sea de paso, es incluso un hábito saludable para las personas. Así las cosas, reflexiona sobre tus horarios y tu modo de vida.

¿Tienes ese tiempo para dedicarle? ¿Cuántas horas tiene que pasar el perro solo en casa? Si no puedes incluir un cachorro en tu día a día, quizás sería mejor idea dejarlo para más adelante.

Dónde elegir el cachorro

Sabes que tu vida puede aceptar una cría de perro, por lo que la siguiente pregunta está orientada qué vía vas a tomar para conseguirlo. Actualmente hay dos opciones: comprar o adoptar. El consejo general, salvo que quieras un tipo de perro muy específico, es que adoptes. Hay miles de animales que buscan hogar, y tu hogar busca un animal.

Cachorro de perro en una caja

En cualquiera de los casos, debes informarte bien de dónde está y cómo está viviendo tu cachorro. Busca protectoras de tu zona, investiga qué clase de animales suelen tener, cómo son sus instalaciones y pregunta cuál es el proceso de adopción.

Una protectora responsable debería informarte de dónde ha venido el animal que te dan en adopción, cuál es su estado de salud concreto y qué compromisos adquieres antes de adoptar un cachorro. Por ejemplo: cuántas vacunas lleva puestas, cuándo fue su última desparasitación y si en un futuro tendrás que esterilizarlo.

En caso de que quieras comprar un cachorro, acude directamente a un criador y no compres cachorros de escaparate. Un criador profesional debería permitirte conocer a su madre y hermanos, además de visitar sus instalaciones. Si pides entrar en contacto con otros compradores previos para que te cuenten su experiencia no debería impedírtelo.

Qué tipo de cachorro

A veces es difícil saber el tamaño que tendrá un cachorro cuando sea adulto. En el caso de los criadores o de perros de raza suele ser más previsible que en perros mestizos. Antes de adoptar un cachorro, investiga lo que puedas la genética de ese perro.

En el caso de los mestizos a veces hay que guiarse por la intuición y si tuvieras dudas, que es lo habitual en el caso de los cruces por su distinta genética, deberías consultar con un veterinario o con un educador canino.

Cachorro en brazos de una mujer

Saber la genética antes de adoptar un cachorro te permitirá averiguar su tamaño y su peso aproximado, pero también qué clase de enfermedades puede llegar a padecer o incluso problemas de comportamiento. Solo así puedes tener la certeza de estar eligiendo un compañero con el que encajarás completamente.

Las razas suelen tener un carácter y comportamiento distintivo o problemas de salud más frecuentes, y esta genética pueden heredarla los perros mestizos. Por ejemplo, los perros terriers tienden a tener un carácter fuerte y a ser ladradores. Un mestizo de terrier tiene muchas probabilidades de heredar este carácter y esta tendencia a ladrar.

Educación para tu cachorro

Las crías de perro son bebés cuando llegan a tu casa. Un perro se considera cachorro hasta los siete meses aproximadamente y adolescente hasta que cumple un año y medio o incluso dos. Cuando un cachorro llega a tu casa no sabe nada, por lo que depende de ti para que le enseñes todo.

Para prevenir problemas mientras es joven y cuando sea adulto infórmate bien de qué educación debes darle y cómo. Ten en cuenta que los métodos tradicionales, como reñirle o restregarle la nariz si se hace pis dentro de casa se han quedado anticuados y son problemáticos cuando el perro crece.

Antes de adoptar una cría, cerciórate de cuál puede ser la mejor educación que puedes darle. Hay libros que te pueden ayudar y en muchas ciudades hay educadores caninos que ofrecen clases para cachorros.

Prepara la casa para adoptar un cachorro

Antes de que el cachorro adoptado llegue a tu casa, debes acondicionarla para él. Entre toda la familia decidid qué normas queréis poner y sed consistentes con ellas.

Proteged todas las cosas que se puedan morder o romper para prevenir accidentes. Buscad juguetes que pueda romper, camas o sitios de descanso y diferentes objetos o comida que pueda roer y morder. Decidid dónde va a comer y dormir.

Adelántate a todo lo que pueda salir mal y allánale el camino para que salga bien. Pero siempre ten en cuenta que es un cachorro y que es esperable que se equivoque. Sé paciente con tu bebé de perro. Aprende a educarlo sin dolor y con respeto y os quedarán muchos años felices por delante a los dos.