De viaje en tren con tu mascota. ¿Qué hay que tener en cuenta?

Si tienes planeado un viaje en tren con tu mascota, ten presente que deberás cumplir con una serie de reglamentaciones y, sobre todo, tomar todos los recaudos para evitarle un estrés excesivo al animal. Te contamos detalles para desplazarte por este medio dentro de España y por el resto de Europa.

Qué debes considerar a la hora de realizar un viaje en tren con tu mascota

Si no eres de esos afortunados que cuentan con vehículo propio, desplazarse con mascotas puede ser un tema complicado. En los últimos años, pero con limitaciones, el transporte público comenzó a ofrecer este servicio.

En el caso de Renfe (Red Nacional de Ferrocarriles Españoles), cada trayecto ferroviario tiene normas específicas y tarifas diferentes en relación a los animales domésticos. Por tal motivo, lo ideal será que te informes bien antes de encarar un viaje con tu amigo peludo o emplumado.

Trenes de Larga y Media Distancia

transportin para mascotas

En servicios de media y larga distancia, incluidos los de alta velocidad (AVE y AVANT), se establecieron las siguientes condiciones para transportar animales de compañía:

  • Se permite viajar con perros, gatos, hurones y aves, siempre que no sean de corral.
  • Se admite un solo animal por viajero y no debe exceder los 10 kilogramos de peso.
  • La mascota debe viajar dentro de una jaula, transportín, u otro tipo de contenedor cerrado. Las dimensiones no deben ser superiores a 60 x 35 x 35 centímetros.

Además, deben tener algún dispositivo para contener y retirar los residuos.

  • El animal debe contar con la documentación requerida en la legislación vigente y cumplir con las condiciones higiénico-sanitarias y de seguridad estipuladas.
  • El pasajero se hace responsable por las molestias o daños que pueda ocasionar su mascota.
  • El transporte de los animales se puede llevar a cabo siempre que no se oponga el resto del pasaje.

Trenes de cercanías

En este caso, se amplían las opciones con respecto a la media y larga distancia.

      • No hay límite de peso.
      • No es necesario utilizar una jaula para transportar a las mascotas.
      • Los animales deben ir sujetos con correas.
      • Los perros tienen que viajar con bozal.

Sin embargo, puede haber limitaciones de horarios y estaciones.

Tarifas de los  servicios

En trayectos de corta distancia no hay que abonar ninguna tarifa extra para viajar con mascotas.

Para recorridos de larga distancia, el transporte es gratuito si se viaja en la siguiente clases:

  • Preferente sentada
  • Club
  • Cama Preferente
  • Cama Gran Clase
  • Butaca Gran Confort

Para el resto de clases, debe abonarse el 25% de un billete en clase Turista.

En servicios de media distancia, también deberá pagarse el 25% de la Tarifa General.

Además, los perros lazarillos viajan gratis en todos los trenes.

Cómo está el tema en el resto de Europa

No existe una reglamentación unificada en la Unión Europea para desplazarse en ferrocarril con animales de compañía. Si tienes planeado salir del país, te convendrá entonces consultar con las compañías ferroviarias que operan en los lugares que piensas visitar.

Además, ten presente que tu mascota deberá llevar el chip de identificación y el pasaporte animal al día.

Consejos antes de subirse al tren con las mascotas

transporte publico con mascotas

Considera que este tipo de experiencia puede resultar traumática para los animales.

Consulta con tu veterinario qué aspectos debes tener en cuenta a la hora de encarar un viaje en tren con tu mascota.

Ten presente que:

  • La cartilla de vacunación debe estar al día.
  • Tienes que  llevar alimentos, agua y juguetes para entretenerlo sin molestar a otros viajeros.
  • El vaivén del tren puede ocasionar vómitos y mareos en algunos animales. Pregúntale al veterinario cómo puedes evitarlos.
  • Tienes que acostumbrar a tu mascota a estar dentro de la jaula antes de subirla al tren.
  • Es conveniente que primero realices un viaje corto de prueba, antes de emprender uno de media o larga distancia.
  • Para evitar situaciones incómodas, es ideal que el animalito no haya comido antes de subir al tren y que haya hecho sus necesidades antes.

Además, si el animal es anciano, muy cachorro, cursa un embarazo, se recupera de una operación o su salud es delicada, no es aconsejable que viaje, sobre todo si el trayecto es largo.

Considera en estos casos dejarlo al cuidado de un familiar o amigo, o en alguna  guardería para mascotas.

Categorías: Consejos Etiquetas:
Te puede gustar