Cómo dar correctamente una pastilla a mi gato

Luis Francisco · 27 enero, 2016

El gran inconveniente cuando tu gato se enferma no es sólo el hecho de que este se encuentre mal de salud, sino que tendrás que darle una pastilla en su boca, lo cual suele ser uno de los retos más grandes para cualquier dueño, por lo molesto que resulta esto para el pequeño amigo.

Es por ello que si deseas realizar esto de la manera correcta, aquí te explicamos todos los pasos que debes seguir.

Tranquilízalo

Este es el primer paso que debes tomar ya que cuando vas a hacer algo de manera forzada con tu pequeño amigo, lo mejor es que este se encuentre lo más tranquilo posible para que puedas hacerlo rápido y sin complicaciones.

Lo mejor es llevarlo a un sitio que sea de su agrado, ya que de esta forma se sentirá cómodo y no mostrará muchas actitudes hostiles hacia ti.

Envuélvelo en una toalla

baño gatos

Como ya sabrás, en este paso tendrás que sujetar a tu compañero gatuno para proceder a darle la píldora, por lo que se recomienda envolverlo en una toalla para este fin.

¿Por qué de esta forma y no de otra?, porque así lograrás inmovilizarlo sin hacerle ningún tipo de daño, debido a que cuando lo tomas de sus patas o simplemente lo agarras fuertemente, puede ocasionarle lesiones y en muchos casos encontrará la forma de escaparse.

Echa su cabeza para atrás

Una vez que lo hayas envuelto adecuadamente, debes agarrar con cuidado y mucha firmeza su cabeza, sosteniendo la parte superior de ella con una mano.

Debes hacerlo a través de sus pómulos, ya que esto te facilitará un muy cómodo agarre en el que podrás sostenerlo sin hacerle ningún tipo de daño.

Después de hacer esto, solamente debes echar la cabeza de tu felino un poco hacía atrás, de manera que su nariz quede en dirección al techo.

Es importante señalar que la mano que debes usar para sostener su cabeza es la zurda en caso de que seas diestro, de lo contrario, usarás la derecha.

Introduce la pastilla dentro de su boca

Llegada la hora de la verdad, es de suma importancia que con la mano que estés sosteniendo la pastilla, uses para ello los dedos índice y pulgar, ya que el resto los usarás para mantener abierta la mandíbula inferior de tu gato.

Una vez que hayas hecho esto, déjala caer lo más profundo que puedas para que tu felino se la trague, la señal de que lo has logrado es cuando este relame su boca con su lengua.

Sin embargo, el inconveniente que suele ocurrir cuando llegas a este punto no es exactamente la resistencia que opondrá tu compañerito, sino que este simulará que tragó la píldora, para escupirla una vez que lo sueltes.

Para evitar esto, lo mejor que puedes hacer una vez hayas introducido la pastilla en su boca, es darle rápidamente un poco de agua con una jeringuilla sin aguja, ya que así lograrás que la trague por completo, que no le quede mal sabor, y evitarás que el medicamento quede depositado en su esófago, lo cual puede ser muy peligroso.

Un método alternativo: esconde la pastilla entre su comida

gato comiendo

Esta es una de las formas más antiguas que existen para poder darle la pastilla a tu gato si no deseas usar el método tradicional, y es que cuando la mezclas en la comida, este no se da cuenta y termina tragándosela sin ningún inconveniente.

Para realizar esto, debes esconder muy bien la pastilla entre su alimento preferido , o simplemente triturarla, lo cual tendrá el mismo efecto positivo para su salud.

El único inconveniente de esta forma para darle la pastilla es que existen gatos que son sumamente quisquillosos con su comida, lo cual traerá como consecuencia que al momento de sentir el sabor de este medicamento, rechazará la porción en el cual se encuentre o simplemente no comerá más, por mucho que lo presiones y le insistas.

En pocas palabras, este es un método que puede dar los mejores resultados siempre y cuando tu pequeñín no sea muy sensible a los sabores extraños, de lo contrario, no será de mucha ayuda.