Cuidado de dientes en cachorros: información muy importante

Antonia Tapia · 4 julio, 2015

Estar atento al cuidado de los dientes de tu cachorro es muy importante. Tener un plan de higiene dental evita que tu perro tenga aliento y permite que tu pequeño amigo tenga una salud dental adecuada, con dientes brillantes y buen olor.

Además, ayuda a que conserve cada una de sus piezas dentales y, claro, reduces las visitas al veterinario.

Todo sobre el cuidado de dientes en los cachorros

dientes perro

  • Un cachorro, como obviamente sabes,  nace sin dientes, pero su desarrollo avanza rápidamente. A las 6 o 7 semanas, las pequeñas piezas dentales comienzan a verse. Algunos, de leche, se pueden observar un poco antes. Un cachorro mantendrá estos dientes hasta la edad de 4 o 5 meses, cuando empiezan a perderlos.
  • Al igual que sucede como con los bebés, los cachorros pierden sus dientes de forma gradual. A los 3 meses, algunos de los incisivos de estos pequeños comienzan a caerse. Podrás ver cuándo comienzan a emerger los dientes caninos y molares.
  • De los 7 a los 8 meses, todos los dientes de los cachorros han sido sustituidos por los de perros adultos. El aroma encantador que quizás tenía tu perrito, ahora es reemplazado por un aliento algo molesto, que poco tiene que ver con sus pasados dientes de leche.
  • No te preocupes si no encuentras ningún diente de leche. La mayoría de las veces el cachorro se los traga. Pero tranquilo, esto no es perjudicial y no es motivo de alarma.
  • De vez en cuando los dientes de perro adulto pueden llegar a salir aunque las piezas dentales de leche aún no se hayan caído. En estos casos, los veterinarios deben quitarlos. Una buena oportunidad es cuando el animal está siendo esterilizado o castrado.
  • Una de las mejores maneras de prevenir los problemas dentales es conseguir que tu mascota adquiera un hábito precoz de atención dental, incluso cuando todavía tenga sus dientes de leche. Una de las mejores cosas que puedes hacer para que tu perro entre dentro de esta rutina es cepillarle los dientes periódicamente.
  • Otra buena forma de complementar la salud bucal de tu mascota es alimentarla con productos sanos. Una buena croqueta, galletas para perros y proporcionar de vez en cuando algún que otro huesos crudo no viene mal para que tu animal tenga los dientes sanos y brillantes.
  • No olvides que si tu perro tiene los dientes sanos evitarás cualquier tipo de enfermedad, como pueden ser las caries o las infecciones bacterianas, que al entrar en el torrente sanguíneo, suelen causar un gran dolor a tu mascota. Por lo tanto, cuanto más a menudo cepilles sus dientes, mucho mejor. Si lo haces una vez al día, está bien. Pero no pierdas la frecuencia.

¿Cómo cepillar los dientes de tu cachorro?

cepillar dientes perro

Los cachorros necesitan demasiada atención y nunca es demasiado pronto para comenzar a cepillar sus dientes, cuanto más temprano mejor.

Pero recuerda: primero empieza con una limpieza que dure poco tiempo.

  • Antes de introducir el cepillo de dientes, coloca una pequeña cantidad de pasta de dientes, con el  dedo índice, en la boca de tu pequeño amigo  y masajea sus encías con suavidad.
  • Una vez que el cachorro ha aceptado el dedo de tu mano en su boca, estará listo para que comiences con la rutina.
  • Si notas que la primera reacción de tu cachorro ha sido morder el cepillo, tranquilo, es normal.
  • Cuando el pequeño se acostumbre a ver cada uno de los utensilios, comienza suavemente a cepillar sus dientes, como si fuera los tuyos:  de forma circular desde las encías hacia los extremos.
  • Cepilla muy bien aquellas piezas que están cercanas a las encías ya que es allí donde, por lo general, se acumula el sarro.

¿Qué necesitas para cepillar sus dientes? 

Un cepillo y pasta de dientes sabrosa. Algunos productos tienen sabor a maní y a los perros les encanta.

  • Si tu perro se resiste, puedes utilizar los cepillos que se colocan en los dedos. Suelen ser una alternativa bastante práctica para animales inquietos o superresistentes.
  • Si tu perro se niega a cooperar, un aerosol puede ser la mejor solución. Suele tener olor a menta, les hace mejorar su aliento. Sin embargo a algunos animales no les gusta el sabor.

También, en la tienda de mascotas, puedes encontrar golosinas que ayudan a evitar el mal olor.

Imagen destacada cortesía de ccrv.