El crestado rodesiano, un perro valiente

Dos perros en el jardin

El crestado rodesiano es uno de los perros más elegantes que hay. Es un animal como ágil y veloz. Hoy te hablaremos de él para que lo conozcas y decidas. Si estás pensando en adoptar un perro, tal vez es la raza ideal para ti.

Todo lo que tienes que saber sobre el crestado rodesiano

Origen

El origen de esta raza data del siglo XVI, cuando los europeos colonizaron Sudáfrica, y entraron en contacto con los indígenas de la zona llamados Khoikhoi, un apodo despectivo que significa ‘tartamudo’.

Estos indígenas tenían un perro salvaje a medio domesticar que tenía como principal característica una cresta de pelo en la espalda que crecía en el sentido contrario al resto del pelo de su cuerpo. Esta cresta tenía forma de lanza.

Este can era usado por los aborígenes para la caza. Su resistencia le permitía soportar largos períodos de trabajo, así como altas y bajas temperaturas. También era usado como perro pastor para el ganado.

Como hemos dicho, su resistencia era tal, que podía soportar hasta dos días en las bajas y altas temperaturas del país sin comida ni agua. Todo ello sin perder un ápice de energía.

Un animal muy adaptable, resistente y silencioso. Cualidades que lo convertía en un cazador excelente, añadido a que no ladraba y, por supuesto, poseía gran valor. No tenía miedo a nada, y si era necesario, luchaba contra sus depredadores por su vida, la de su dueño e incluso la de su presa.

Los europeos, a pesar de tener a su disposición perros como los mastines, los terriers, y el gran danés, pronto se dieron cuenta de que ninguno de ellos alcanzaba el grado de valor del crestado rodesiano. Ninguno era capaz de acercarse al feroz león africano ni soportar las inclemencias del tiempo.

Pronto comenzaron a mezclar sus razas con los perros de los indígenas, aunque no fue una tarea fácil. De hecho, no todos conservaban su temperamento y valor, solo los que nacían con la cresta. ¿Será esta el secreto del valor del crestado rodesiano?

Se siguieron haciendo cruces y seleccionando los mejores hasta llegar a conocer la raza pura que hoy se llama “crestado rodesiano”.

Características físicas

Los machos pueden pesar entres 36 y 41 kilos y medir entre 63 y 69 centímetros a la cruz. Mientras, las hembras miden entre 61 y 66 centímetros y pesan entres 32 y 37 kilos.

Cachorro corriendo

Su pelo es corto, algo que, al ser cazador, lo protegía de las temibles garrapatas que hay en África. Además, es muy denso y brillante, lo que le concede una belleza señorial característica de esta raza.

Sus patas son rectas y fuertes, parte primordial quizá de su inmensa resistencia.

Es musculoso, ágil y muy activo, con una apariencia simétrica y atlética.

Su cresta, una franja de pelo contraria al resto de su pelaje, lo caracteriza. Para que sea de pura raza, esta debe estar bien definida y ser simétrica, haciéndose más estrecha hacia la cadera.

Sus colores aceptados son la gama de tonos desde el trigo pálido al rojizo. Aun así, se admite una pequeña mancha blanca en el pecho.

Carácter

Es un perro muy leal e inteligente, aunque no le gustan mucho los extraños. Esto no significa que vaya a atacar, sino que será pasota de las personas que no conoce.

Su carácter es fuerte y parece que algunos son muy traviesos. No obstante, protegen a sus dueños y sus familias, por lo que son ideales para estar con niños.

Si se les estrena de la forma adecuada, serán unos perros guardianes estupendos.

Cuidados especiales

El crestado rodesiano no necesita de cuidados especiales más allá que los de cualquier perro. Asegúrate de darle una alimentación de calidad. También de que haga el suficiente ejercicio para calmar su carácter.

Debido a su tendencia a ignorar a los extraños, es muy importante la socialización, así como el entrenamiento basado en el refuerzo positivo.