El cortometraje de perros que muestra lo que puede hacer un perro por ser adoptado

Hay un cortometraje de perros realizado, que puede sensibilizar a los más reacios. Se debe a que muestra lo que es capaz de hacer un can por ser adoptado.

El cortometraje de perros trata de la historia de un can que hará todo lo necesario para que una niña se enamoré de él y se lo lleve a casa.

El cortometraje de perros ‘Llevame contigo’

adoptar un perro

Sobre la problemática de los perros y otros animales abandonados, muchas personas han decidido crear fundaciones  sin ánimo de lucro para poder rescatarlos de las calles, esterilizarlos y rehabilitarlos.

En un segundo momento vendrá la labor más compleja de reubicar a los animales en un hogar nuevo. Un lugar donde los amen y los cuiden como se lo merecen. Este cortometraje de perros viene a sensibilizar.

La historia del cortometraje

Para su perro protagonista, parece que ya nunca va a llegar la oportunidad de conocer un nuevo hogar. Sin embargo, el pequeño can no pierde las esperanzas y hace hasta lo imposible por ser elegido.

Este simpático animal sabe que no es fácil y que además tiene mucha competencia en el refugio. Por ello recurre a un ingenioso truco para hacerse notar y caerle en gracia a una niña que está interesada en adoptar.

Aunque es mucha la competencia que hay para ser adoptado por la niña, nuestro inesperado actor conseguirá su objetivo.

El mensaje del cortometraje

El corto continúa con su lección de moral al transmitir una lección que debemos poner en práctica si decidimos integrar a un nuevo miembro en la familia. Todos deberíamos verlo y sacar nuestras propias conclusiones.

En el momento de adoptar una mascota lo importante no es si es de pedigree o un chucho. Lo más importante a la hora de tomar la decisión entre uno u otro es la actitud. Debemos saber lo que queremos, el tipo de carácter que nos gustaría que tuviese nuestro nuevo amigo.

Animales para adoptar

Tenemos que reflexionar que cuando compramos un perro cachorro, hay muchos otros que son sacrificados por falta de espacio. Sucede tras llevar unas semanas o meses en la perrera sin dueño que le reclame.

Estos animalitos están asustados y desesperados. No son ni peores ni mejores que los que podéis encontrar en las tiendas.

Se trata de huérfanos que han acabado entre rejas por culpa de un desconsiderado que los trató en su momento como un objeto desechable sin sentimientos.

Relación con el animal adoptado

En los primeros días de la adopción, la relación que se establece en un instante entre dueño y mascota es lo más importante. La belleza estética es pasajera. Adoptar a un animal solo por su aspecto no es solo poco recomendable, sino también superficial.

No debemos dejarnos ni seducir ni engañar por el aspecto del animal a adoptar.

La fidelidad del perro adoptado será total. Siempre estará a tu lado incluso en los momentos más difíciles, sin importar el día o el momento. El animal te considerara parte de su familia, será tu mejor amigo. Él cuidará a los tuyos como si fueran suyos, te amará más de lo que se ama a sí mismo y nunca se apartara de tu lado.

Comida y diversión

perro no para de pensar en comer

Aunque los refugios y albergues siempre se esfuerzan para dar lo mejor a sus perros rescatados, la realidad es que a veces hay poco alimento y no es el más saludable ni el de mejor sabor.

¿Cómo sería la cara del perro que vas a adoptar cuando le dieses un suculento premio que no ha visto ni olfateado nunca?

Aunque en los albergues el perro juega con muchos otros de su especie, lo más divertido es ir al parque o al campo con su nuevo dueño. Contigo tendrá la oportunidad de conocer nuevos canes, personas e incluso lugares.

Una cama deliciosa para un perro adoptado

El animal que vas a adoptar está acostumbrado a dormir en cualquier sitio…de cualquier manera. Lo más delicioso para él será una cama limpia y suave donde pueda acurrucarse y dormir como nunca. Todos los perros en adopción sueñan con una cama en la que puedan descansar sin frío ni miedo

 Los nuevos juguetes

 Cualquier perro desea tener un juguete grande, pequeño, más duros o blandos, etc. Si no ha tenido nunca un juguete de su propiedad, disfrutará como nadie con él.

Categorías: Animales domésticos Etiquetas:
Te puede gustar