Convivir con más de un animal: ¿cómo es la rutina?

Mariela Ibarra Piedrahita · 14 abril, 2015

Convivir con más de un animal es una responsabilidad muy grande, implica alimentarlos, cuidarlos, respetarlos, satisfacer sus necesidades, darles atención veterinaria y demostrarles afecto.

Tomar una mascota no es una decisión que se debe tomar a la ligera, hay factores como el tiempo y el dinero que son muy importantes. Así que tener una segundo animal es algo que debes pensar muy seriamente.

Rutinas necesarias

Cuidar más de un animal te supondrá una inversión de tiempo enorme, así como los gastos, que se verán multiplicados. Fuera de eso, tienes que desarrollar estrategias para que los animales se lleven bien entre ellos. Todo esto afectará las rutinas y hábitos que tengas para ellos.

Una convivencia sana con animales te implica obligatoriamente el desarrollo de una rutina diaria para que ellos sepan en qué momento y qué lugares podrán satisfacer las necesidades que demanden. Estas incluirán horarios de comida, juego, higiene y dormida.

Horarios para acostarse y levantarse

gatos durmiendo

Algo muy importante que tus mascotas deben saber es cuándo y dónde deben acostarse, esto será fundamental si no quieres tener cachorros merodeando por la casa y haciendo ruido en las noches, mientras duermen plácidamente durante el día.

Antes de establecer una rutina de sueño con tus animales, deberás saber si son de hábitos diurnos y nocturnos, además de desarrollar estrategias en caso de que tus mascotas tengan momentos de actividad en diferentes jornadas.

Lo ideal sería educarlos para que duerman cuando lo hace toda la familia, pero de no ser posible, es mejor que los habitúes a que en esos horarios no hagan mucho ruido. En caso de que tengas una mascota que difícilmente puedes entrenar (por ejemplo los roedores) no dejes la jaula cerca de tu cama, pues te despertará al comer o jugar.

Horario de paseo

Si tienes perros (o eres de las personas que les gusta pasear a los gatos), deberán acostumbrarse a salir siempre en el mismo horario. Para esto selecciona un momento del día en el que te quede fácil llevarlos a pasear y deberás tener en cuenta que la educación es muy importante cuando tienes más de una mascota.

Un perro bien educado no debe tirar de la correa, así te será mucho más fácil de realizar y disfrutar esta actividad. Es importante que estés siempre controlando a tus canes a través del lazo, pues en caso de que alguno se eche a correr o se pelee, tendrás mucho menos rango de acción si además te debes encargar de tu otra mascota.

Igualmente, establecer un horario le ayudará a tus pequeños amigos a regular sus organismos para hacer las deposiciones fuera de casa, aunque para esto deberás pasearlos por lo menos dos veces en el día, de preferencia en la mañana y en la noche.

La convivencia

La convivencia es fundamental cuando tienes más de una mascota. Muchos de los animales que usamos para que nos acompañen tienden a desarrollar conductas muy territoriales, así que hay que educarlos para que se lleven bien, en especial si no crecieron juntos.

Las mascotas que conviven juntas tienden a competir no solo por la comida o por el territorio, también lo harán por tu atención. Los celos son una patología frecuente en los animales de compañía.

La mejor forma de evitar las agresiones entre tus mascotas es que cada una tenga su propio espacio, no tanto el físico, porque este deberán compartirlo (con la salvedad de aquellos que viven en acuarios o jaulas), sino que cada uno debe tener sus propias cosas (platos, correas, juguetes, camas), un lugar determinado para comer y momentos de calidad contigo.

Limpieza e higiene

sexo loros 2

 

El esfuerzo de mantener tu casa limpia (en caso de que tengas algún peludito) se duplicará, y esto también implica estar mucho más pendientes de su higiene.

Debes cuidar situaciones como:

  • Que alguno no entre en contacto con las heces de los demás.
  • Separarlos cuando se enfermen.
  • Vigilar que ninguno adquiera parásitos externos (pulgas o garrapatas) o internos.
  • Bañarlos en el mismo día tratando de que el que está sucio no ensucie al limpio.

A pesar de todos estos pormenores, los animales se desarrollan mejor cuando tienen la oportunidad de compartir tiempo con otros (es especial cuando provienen de estructuras sociales compleja), además de hacerse compañía cuando no estás y de tener un compañero de juego en los momentos de ocio, y para ti, el cariño y momentos agradables que podrás disfrutar con ellos merece cada sacrificio o esfuerzo.