7 consejos para aquellos dueños cuyas mascotas se comportan mal con las visitas

Yamila 24 diciembre, 2016

Suele suceder que cuando viene alguien a visitarnos nuestras mascotas se comportan mal o completamente diferente a cómo son en lo cotidiano. ¿Por qué actúan de esa manera? ¿Por celos? ¿Para llamar la atención? Lo cierto es que nos hacen quedar muy mal con las visitas. En este artículo te ofrecemos algunos consejos para evitar situaciones incómodas.

Tips para las mascotas que se comportan mal con las visitas

Algunos perros mueven la cola de felicidad cuando oyen que alguien está en la puerta de casa. Otros se esconden bajo la mesa y están los que comienzan a ladrar y gruñir al invitado. También existen mascotas que no dejan en paz a los “intrusos”: les piden comida, les saltan, les traen los juguetes, etc.

En todo caso, nos gustaría que el peludo se comporte como corresponde cuando hay gente que no vive en el hogar. De esta manera todos pasarán una bonita velada y no tendremos que tomar decisiones drásticas como encerrarle o castigarle. Si tu perro se comporta mal cuando hay visitas, presta atención a estos consejos:

1. Sé el líder de la manada

perro persona

Tú debes ser quien manda en casa, haya visitas o no. Si el perro salta encima de alguien, está queriendo demostrar qué él es el líder del hogar. Por ello no puedes promover este tipo de comportamiento. Indícale con voz grave y firme que eso está mal y repítelo las veces que sea necesario hasta que aprenda.

2. No seas efusivo al llegar a casa

Cuando pasas todo el día fuera y pones un pie en la sala, es probable que tu perro te salte de la felicidad. Si bien es un hermoso gesto de tu mascota, lo estás instando a que haga lo mismo cuando vengan las visitas. Por ello te recomendamos que esperes algunos minutos para saludarle. Primero deja tus cosas, cámbiate de ropa, y cuando el animal esté más calmado, hazle mimos.

3. Presenta a tu invitado

Cuando llegan las visitas debes hacer lo mismo que cuando tú regresas a casa. Una vez que la gente ya se haya acomodado o dejado sus pertenencias, llama a tu mascota. Primero tócalo tú para que perciba tu olor y se de cuenta de que no hay nada por qué temer. Luego que el invitado haga lo mismo. El contacto inicial ha de ser suave, sin movimientos bruscos.

4. No le des comida fuera de su plato

Debes saber que un animal repetirá los mismos hábitos contigo que con los extraños (o al menos algunos de ellos). Por ejemplo, si cuando tú estás comiendo el perro te pide comida y le das, aunque sea un poco, se comportará igual con las visitas. Y a muchas personas les molesta que eso suceda.

5. Lleva más gente a casa

Para que tu peludo se acostumbre a los invitados… ¡debe haber más invitados! Es momento de aumentar tu vida social, al menos a lo que recibir gente se refiere. Una vez que el animal sepa que es natural que haya otras personas en casa, se comportará mejor porque no supondrá un cambio en su día a día.

6. No lo encierres ni castigues

perro persona

Muchas veces, para evitar problemas con los invitados, los dueños optan por colocar a las mascotas en el baño o dejarles en el patio. También pueden castigarles o gritarles. De esta forma lo único que se logra es que el animal relacione la llegada de una persona al hogar con algo malo. ¡Y no se quedará sumiso ante ello! Reaccionará ante el supuesto peligro. Deberás ir ayudándole a que se porte bien en todo momento.

7. Pide ayuda de los invitados

Si los recién llegados adoptan una postura amigable, agradable y segura, el peludo se sentirá a gusto y no se comportará mal frente a ellos. Trata de que los invitados mantengan contacto directo con el perro siempre y cuando les gusten los animales. Así le estarás demostrando que se puede confiar en la gente que nos visita y que se debe portar bien.

Te puede gustar