Consejos para correr con tu perro

Virginia Duque Mirón · 23 octubre, 2015

Al levantarte esta mañana has visto que el sol brillaba y una leve brisa corría en el exterior. ¡Qué clima más maravilloso para salir a correr un rato! Pero, no quieres ir solo. Miras atrás, hacia tu perro. Él levanta sus orejas y ladea su cabeza mientras te mira como diciéndote: ¿Que estás pensando? ¡Quiero que vayamos a correr!- Le dices. Él encantado de salir a la calle, pero entonces recuerdas que siempre que has salido a correr con tu perro ha sido un desastre.

No parece fácil cuando sales a correr con tu perro que este se quede cerca de ti, que te siga el ritmo y que no se distraiga con otras cosas. De hecho, ahora que lo piensas, recuerdas que muchas veces has tenido que retroceder para ir a buscarlo porque se ha tumbado en el suelo o se ha puesto a oler a otro perro.

No te rindas. No desistas de la idea de ir a correr con tu perro: aquí te vamos a dar unos buenos consejos para que hagas agradable esta experiencia.

Para correr con tu perro debes…

  • Hacer que tu perro se mantenga a tus pies. Esto puede ser lo más difícil pero, es tan simple como hacer que tu perro se quede cerca de tus pies o sentado mientras ambos miráis en la misma dirección. Es importante que lo hagas con la correa puesta para poder tener el control sobre el animal.
perro paseando

  • Lleva una bolsa con premios. Esto te servirá para premiar cualquier avance, por pequeño que sea, a tu perro. No lo empaches; corta los premios en trocitos pequeños para poder darle constantemente.
  • Usa su nombre. Una forma para probar cuánto obedecerá tu perro cuando vayáis a correr es decir su nombre y hacer contacto visual. Luego, camina unos pasos, si tu perro te sigue, dale un premio; vais en buen camino.
  • Repite el movimiento anterior muchas veces hasta que el animal se acostumbre a seguirte. Prémialo en cada ocasión.
  • Aumenta el número de pasos. Una vez que hayas conseguido que tu perro te siga un par de pasos, inténtalo con el doble ahora, y así sucesivamente. Seguro que pronto lo consigues y podrás ir a correr con tu perro.
  • Descansa y déjalo descansar. Esto es un entrenamiento, por lo que es normal que el animal se canse. Si lo percibes, detente y descansa con él. Luego, atrae su atención y comenzad de nuevo.
  • Haz el entrenamiento al menos dos veces al día. No esperes que en un ratito puedas ir a correr con tu perro. Deberás repetir este entrenamiento todos los días, dos veces cada día.

Te debes asegurar de…

Antes de salir a correr con tu perro hay unas cosas que debes tener claras. La más importante, su salud.

  • Salud. Antes de decidir que vas a ir a correr con tu perro, llévalo al veterinario para que le haga unos exámenes completos a tu mascota y diagnostique el estado de su salud y su resistencia física. A veces los perros sufren soplos en el corazón o simplemente no aguantarán correr, y ni siquiera nosotros lo sabemos. Este paso es esencial y el primero que deberías dar.
dermatitis atopica 3

  • Aségurate de que socializa de forma apropiada. Seguro que no querrás estar corriendo y tener que ir detrás de tu perro porque se ha parado a pelear con otro. Necesitas estar seguro de que tu perro no se apartará de tu lado venga lo que venga.
  • Que el clima sea adecuado. Si hace demasiado calor, tu perro jadeará de forma excesiva y es posible que hasta le dé un golpe de calor. Escoge momentos del día en los que la temperatura es más fresca, como la mañana o la noche. Sobre todo, cuando vayas a correr con tu perro no olvides llevar suficiente agua, no solo para ti sino también para él.

Estos consejos prácticos te ayudarán a que cuando vayas a correr con tu perro, este sea sumiso y se quede a tu lado sin distraerse. Y es que a fin de cuentas, él es más que tu mascota, más que un compañero de casa; es tu amigo. Y un amigo te acompaña a hacer las cosas que te gustan. Seguro que si estás dispuesto a entrenarlo, tu perro estará muy dispuesto a aprender a ir a correr contigo.