Conoce todo sobre las emociones de los animales

Virginia Duque 30 agosto, 2015

¿Los animales tienen emociones, sentimientos? Este ha sido un tema muy debatido durante años en el cual, los que tenían mascotas, votaban a favor, y los que no, votaban en contra. Algunos opinan que depende de qué tipo de emociones hablemos, si son básicas o avanzadas. Lo que sí está claro es que las emociones de los animales no alcanzan el nivel humano y que no pueden expresarlas del mismo modo. Veamos antes qué son las emociones.

Qué son las emociones y los sentimientos

perros sarna

Una emoción es la materialización biológica o psicofisiológica de un estado mental. Se produce por la liberación de hormonas impulsando a actuar. Son menos duraderas que los sentimientos pero pueden llegar a sentirse con mayor intensidad. Entre las emociones se destacan 6 principales: ira, miedo, alegría, tristeza, asco y asombro.

Un sentimiento es una manifestación de las emociones que se convierte en un estado duradero. Por ejemplo, cuando éramos pequeños y no nos gustaba que nos apagaran la luz porque nos daba miedo, si seguían haciéndolo, motivarían a que esa emoción de miedo a la oscuridad se convirtiera un sentimiento que durara hasta la adultez, teniendo miedo de la oscuridad aun cuando ya somos adultos.

Por tanto, las emociones son efímeras, pero los sentimientos son duraderos.

Qué dicen los expertos

Desde tiempos remotos se ha estudiado el comportamiento de los animales para saber si tienen o no emociones. Por ejemplo, Aristóteles apoyó la idea de que los animales son totalmente diferentes a los humanos y que no pueden sentir ni manifestar emociones, sino que actúan por instinto.

Descartes apoyó esta idea también argumentando que aunque los animales manifestaban con gritos el dolor físico, este no tenía por qué ir acompañado de sufrimiento, por tanto, según Descartes, los animales no sufren ni sienten.

No obstante, hubo expertos en tiempos posteriores que apoyaron la idea de que los animales sí podían emocionarse y sentir. Algunos de estos fueron Jane Goodall, Mark Bekoff y Darwin.

Qué dicen los animales

Aunque ellos no pueden hablar, nos dicen mucho con su conducta. ¿Quién no recuerda la película “Viven” o “Hachiko”? ¿Acaso lo que demostraron no fueron emociones? Es más, me atrevería a decir que fueron sentimientos.

Tipos de conducta que demuestran emociones

perros adquiridos en tiendas

Pensemos ahora en la forma de actuar de los animales en determinadas situaciones. Quizá haya otras en las que permanezcan impasibles, pero las que vamos a ver a continuación demuestran que los animales sí actuan en conformidad de lo que sienten.

  • Cuando se le hace daño a un animal. No se puede negar que el animal manifiesta su dolor gritando, huyendo o llorando. Y si se le intenta hacer de nuevo lo mismo, se pondrá a la defensiva mostrando su agresividad.
  • Cuando muere su dueño. Ha habido miles de casos en que animales esperan día tras día a sus dueños fallecidos, muriendo con la misma tristeza que el día que se sintieron abandonados por ellos.
  • Cuando se abandona a un animal. Cuando un animal se siente abandonado, se apaga su vitalidad. Se siente solo. ¿No son eso emociones?
  • Cuando nos ve después de largo tiempo. Todo animal que conoce a su dueño, se alegra de verle después de un tiempo. ¿No son eso sentimientos?
  • Cuando les gritamos. No hablamos de maltrato, sino de una regañina como todo buen padre da a sus hijos. Un ser sin sentimientos quedaría impasible a lo que le decimos. Grítale a una planta y compara su reacción a la de tu animal.

El debate siempre existirá y siempre habrá quienes estén a favor y quienes estén en contra. También como en todo en la vida, hay quienes no tienen interés en que las personas piensen que los animales tienen emociones. ¿Por qué? Hay muchos laboratorios, farmaceúticas e institutos de belleza que investigan con animales y hasta extraen sustancias de sus cuerpos para crear sus productos.

Si se demostrara que realmente los animales tienen emociones, su negocio acabaría generando grandes pérdidas de dinero.

Después de visto todo esto, cada uno puede sacar sus propias conclusiones. Nosotros tenemos la nuestra, ¿y tú?

Te puede gustar