Conoce cuál es la mascota ideal para las personas mayores

Francisco María García · 23 diciembre, 2016

Está demostrado que una mascota puede ser una excelente compañía para las personas mayores. Aunque el sentimiento de soledad puede ser disminuido con la presencia de un animal doméstico, es importante considerar también la responsabilidad y el cuidado que requieren.

El carácter de las personas mayores

Previamente a buscar una mascota que sirva de compañía de las personas mayores, hay que analizar si e trata de adultos mayores muy activos. Si son personas mayores, pero independientes, viajeros y con mucha actividad social.

En el caso de que se esté mucho tiempo fuera de casa, tener una mascota puede significar un cambio de vida incómodo y molesto, y puede no ser la mejor idea.

¿Perros o gatos para las personas mayores?

gato persona mayor

Una vez decidido que hay que buscar un animal de compañía para el abuelo o la abuela, es recomendable un animal que aporte alegría y compañía, pero sin grandes esfuerzos.

Sea gato o perro, lo mejor es que tenga más de dos años, y haya superado ya la etapa de excesiva actividad y dinamismo, unida a los primeros meses de su vida.

¿Perro o gato? Hay razones y argumentos para los dos casos. La mayoría de expertos se decanta por los felinos. Su carácter independiente y cariñoso a la vez, los hace ideales para acompañar a las personas mayores.

Un gato a partir de dos o tres años tiene predilección por estar acostado mucho tiempo con su dueño. Además, no requiere de paseos y en relación a sus cuidados básicos, basta con su ración de alimento diario, agua fresca en varios lugares y cajas de arena limpia.

Los perros aportan mucho, pero también requieren de muchos cuidados. Nos demandan juegos y actividades al aire libre. Para las personas mayores, pasear con el perro, sobre todo si es un animal grande, podría causar accidentes y caídas.

El aspecto económico

No hay que olvidar los gastos que genera tener una mascota. Es preciso tenerla bien cuidada y alimentada. Normalmente, los perros de tamaño pequeño o mediano generan menores costos en alimentación.

Estos perros pequeños y medianos tienen una esperanza de vida mayor que los perros de gran tamaño.

En lo que respecta a la elección del gato, los preferidos por las personas mayores son los pequeños, más fáciles de manejar y de mantener. La esperanza de vida de un minino puede superar los 20 años.

Razas de perros para personas mayores

La mejor opción es acudir a un refugio de animales y buscar un perro mestizo. En estos lugares tienen algunos de los mejores perros que se puede encontrar.

El Cocker pesa alrededor de 10kg a 12kg y mide entre 38cm a 40cm, con una esperanza de vida de 14 a 16 años. Es una raza juguetona, sensible, dulce, dispuesto a complacer y obedecer los deseos de su familia. Este es un perro muy sociable y tiene que ser parte de su familia, incluso si es sólo una persona.

 Chihuahua

Es conocido por su pequeño tamaño. No llega a pesar más de 2 kg, mide entre 12cm a 22cm, tiene una esperanza de vida de 15 a 18 años.

El perro chihuahua cuenta con mucha energía, pero prefiere unos revolcones en la casa para una siesta en el sofá. Este can es bueno para salir y correr con los niños, y también para las personas mayores.

El Chihuahua será muy protector con su dueño y es un buen perro guardián. Fácilmente puede convertirse en un can de interior. El Chihuahua es leal y dispuesto a complacer a su familia. Son mascotas ideales para personas de la tercera edad que quieran unos buenos años con un perro pequeño.

Beneficios de un perro para las personas mayores

perro y gato con persona mayor

  • Incremento del bienestar y la vitalidad.
  • Ayuda a paliar la sensación de abandono y de soledad de estas personas.
  • Facilita la comunicación con otras personas.
  • Beneficios para regular la presión arterial, disminuir la ansiedad y la depresión.
  • Se propicia el buen humor. El perro es alegre y transmite esa alegría, ganas de vivir y de jugar a su dueño.
  • Ayuda en la recuperación, cuando hay una enfermedad.
  • La persona mayor tendrá una rutina diaria que cumplir, nuevas responsabilidades y romperá el aburrimiento y la monotonía de sus días.

Adoptar un perro puede convertirse en la mejor medicina para llevar bien la vejez.