¿Cómo se reproducen los hongos?

Las esporas son las principales protagonistas de la reproducción de los hongos. Constituyen estructuras pequeñas que pueden entrar en período de latencia como las semillas de las plantas.
¿Cómo se reproducen los hongos?
Georgelin Espinoza Medina

Escrito y verificado por la bióloga Georgelin Espinoza Medina.

Última actualización: 22 julio, 2022

Los hongos son seres que intrigan a cualquiera, debido a sus características únicas, no son animales ni plantas, sino que comprenden un grupo aparte (Reino Fungi). Estos organismos resultan fascinantes con su variedad de formas y organización. Además de la diversidad en su multiplicación, ¿conoces cómo se reproducen los hongos?

Representan un grupo vasto con 146 154 especies, con distintos roles en el planeta: son simbiontes y descomponedores, fuente de alimento y algunos patógenos para otros seres vivos. Su reproducción es interesante y, a su vez, compleja, ya que va más allá de la simple producción de esporas. Veamos los detalles al respecto.

Características de los hongos

En cuanto a su estructura, los hongos son individuos bastante sencillos. Están constituidos por células como todos los seres vivos, los de organización más simple solo poseen una (unicelulares), mientras que otros están constituidos por varias (pluricelulares). El cuerpo lo forma un micelio, es decir, un conjunto de filamentos o hifas.

Poseen dimensiones variables, son muy pequeños (microscópicos), se desarrollan bajo tierra y otros sustratos. Sin embargo, en ciertas ocasiones pueden visualizarse sus colonias y filamentos en la superficie.

El grado máximo de desarrollo lo alcanzan las setas, que miden unos centímetros. Constituyen el cuerpo fructífero o reproductivo de algunos tipos particulares de hongos (los basidiomicetos y ascomicetos). Presentan una organización más avanzada, ya que sus filamentos están más compactos formando casi un tejido.

Sus hábitats son diversos y tienen grandes papeles ecológicos, algunos son simbiontes. Además de su rol como descomponedores, puesto que se trata de organismos heterótrofos.

¿Cómo se realiza la reproducción en los hongos?

La reproducción de los hongos es muy variada, puede ser de dos formas: asexual y sexual. Depende de las circunstancias en la que se encuentren en el ambiente, para llevarse a cabo una u otra. Sin embargo, en ambos casos, las esporas son las protagonistas.

Estas pequeñas estructuras son las que garantizan el éxito en este grupo tan diverso. Se pueden transmitir por el aire, el agua o diferentes vectores, incluyendo otros seres vivos.

Las esporas germinan cuando las condiciones del entorno son las adecuadas para el desarrollo y pueden permanecer en un estado de latencia en situaciones adversas. Primero surge la hifa, que se extiende y ramifica para luego formar el micelio.

Los hongos pueden ser holocárpicos o eucárpicos. En los holocárpicos, todo el cuerpo o talo constituye la estructura reproductora. Por otro lado, los eucárpicos, poseen una parte del micelio especializada en la multiplicación.

Uno de los aspectos increíbles en estos organismos es que con base en las condiciones ambientales, pueden alternar el tipo de reproducción. Por un lado, tenemos a la asexual (llamada también imperfecta) que se realiza en un tiempo más corto y, permite una mejor propagación y dispersión. Por el otro, está la sexual (o estado perfecto), que requiere mayor tiempo y garantiza la supervivencia de los individuos. A continuación, los detalles de cada una:

¿Cómo se reproducen asexualmente los hongos?

La reproducción asexual de los hongos involucra un solo individuo. La descendencia resulta en seres idénticos al parental, es decir, clones. Un método eficaz que se produce bajo condiciones favorables del entorno. De esta manera, el cuerpo del hongo aprovecha las circunstancias para colonizar nuevos sustratos en corto tiempo. Se pueden emplear diferentes mecanismos, estos son:

  • Gemación: el hongo forma un brote o yema, que luego se separa para constituir un nuevo individuo.
  • Fragmentación: en este tipo de reproducción se desarticula de manera espontánea una parte de una hifa o filamento del hongo, por lo que nada más ocurre en los pluricelulares.
  • Esporulación: es la más común. Se efectúa por medio de la producción de esporas asexuales o mitosporas, producto de divisiones mitóticas. Reciben diferentes nombres de acuerdo a las estructuras involucradas en los distintos grupos de hongos. Así tenemos a los conidios, clamidosporas, artrosporas, entre otros.

¿Cómo se reproducen los hongos sexualmente?

La reproducción sexual se logra a partir de dos individuos, por lo que permite incrementar la variabilidad genética. Implica la formación de esporas por meiosis (meiosporas). Estas pueden ser diferentes, de acuerdo a las estructuras y tipos de hongos (aunque no todos las producen). Así, tenemos:

  • Basidiosporas: se originan en una estructura llamada basidio, por lo que los hongos que las poseen reciben el nombre de basidiomicetos. Estos son los que producen cuerpos reproductivos típicos, como las setas sombrero y las orejas de palo. Algunos son comestibles y otros perjudiciales para la salud. Ciertas especies también se aprovechan en la industria.
  • Ascosporas: se forman en una estructura, el conidio. Los hongos con ellas se llaman ascomicetos. También se organizan en setas o cuerpos fructíferos visibles.

Otro aspecto interesante es que en los hongos existe sexualidad, ya que hay diferencia morfológica y funcional en los gametos:

  • Por un lado, el cuerpo puede ser monoico, si porta los dos gametos distintos.
  • Dioico si solo presenta uno por talo.
  • Indiferenciado, si no existe evidencia en forma y tamaño, a pesar de que cada uno cumple su función (uno como dador, denotado con el signo + y otro es el receptor o -).

Ciclo de vida

Entonces, ¿cómo se reproducen los hongos por la vía sexual?, veamos un poco el ciclo: comenzamos la historia con las setas y su producción de esporas sexuales. Por un lado, en los ascomicetos la estructura reproductora o asca se rompe y en los basidiomicetos ocurre la apertura del sombrero. Todo como un evento mágico de liberación de millones de esporas.

De todas las esporas liberadas, nada más las que consiguen las condiciones apropiadas del entorno lograr germinar, formando un nuevo micelio (primario). Este puede extenderse por algún lapso, hasta que consigue otro afín con él.

Así, se fusionan y continúan su crecimiento, formando el micelio secundario, que es el que da origen a la seta o estructura visible del hongo. Allí, inicia de nuevo el ciclo con la formación de las esporas sexuales.

La manera como se reproducen los hongos denota la infinidad de estrategias reproductivas de la que se valen los seres vivos para perpetuarse en el tiempo. En este caso, parece increíble que estructuras tan sencillas, las esporas, sean las protagonistas de la supervivencia de más de 140 mil especies, en un ciclo complejo y fascinante que les garantiza el éxito.

Te podría interesar...
Hongos en peces: tipos, síntomas y tratamientos
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Hongos en peces: tipos, síntomas y tratamientos

Los hongos en peces son especies fúngicas patógenas que afectan a distintos géneros y especies. El tratamiento varía según el taxón.



  • Conde, L., Canto, B., & James, A. (2004). La vida sexual de los hongos (y su clave molecular). Ciencia, 64-69.
  • Kuhar, F., Castiglia, V., & Papinutti, L. (2013). Reino Fungi: morfologías y estructuras de los hongos. Revista Boletín Biológica, 28(7), 11-18.
  • Ramos, N. (Recuperado a 04 de febrero de 2020). Hongos comestibles y sus aportes a la salud. Mejor con salud. https://mejorconsalud.as.com/hongos-comestibles-y-sus-aportes-a-la-salud/ 
  • Rocabado, D. (2011). Los hongos. Bolivia ecológica, 62, 1-21.

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.