Cómo alimentar a un gato según su etapa de vida

Cada etapa vital de un animal necesita diferentes composiciones de nutrientes. Aquí te contamos el caso de los gatos.
Cómo alimentar a un gato según su etapa de vida
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 14 julio, 2022

Alimentar a un gato según su etapa de vida es uno de los conocimientos más importantes que debes adquirir antes de adoptar a uno de ellos. Al igual que en cualquier otra especie, sus necesidades nutricionales cambian en función de su edad, su estado de salud o su estilo de vida.

Una buena alimentación es la base para una buena salud, ya que proporciona la energía necesaria al gato, así como todos los nutrientes que necesita. Y, probablemente, lo más fundamental de controlar la dieta de tu gato es que previenes enfermedades que causan visitas al veterinario. Por eso, acompáñanos en esta guía a través de las necesidades nutricionales del gato en cada etapa de su vida, pues encontrarás utilidad en cada una de sus líneas.

Nutrición del gatito recién nacido

El destete de los gatos se debe hacer de forma paulatina.

Aprender a alimentar a un gato según su etapa de vida es especialmente relevante si acoges a uno que se haya destetado antes de tiempo (camadas abandonadas, muerte de la madre y otros ejemplos). Los gatitos recién nacidos se alimentan de la leche de su madre durante las 8 primeras semanas de vida.

En este período de lactancia también refuerzan su sistema inmunitario a través de los anticuerpos contenidos en la leche materna.

Alimentar gatos huérfanos es un proceso complicado. En esta etapa necesitan de 21 a 26 kcal por cada 100 gramos de su peso, por lo que necesitarás encontrar una fórmula de leche de reemplazo adecuada. En el veterinario te indicarán cómo prepararla y las precauciones que debes tener a la hora de proporcionársela a los cachorros cada 4-8 horas.

La leche de reemplazo debe ser pobre en almidón e ingredientes vegetales. Por otro lado, debe ser rica en proteínas, ácidos grasos esenciales, todos los minerales, oligoelementos y vitaminas, triptófano, arginina y taurina. Las leches maternizadas suelen tener altas cantidades de grasa y lactosa.

Alimentación del cachorro

Se considera que un gato está en su etapa juvenil entre los 7 meses y los 2 años. Aunque algunos expertos consideran a este felino como un adulto al cumplir su primer año, lo cierto es que sus necesidades nutricionales siguen siendo diferentes hasta el segundo.

Y es que en esta etapa el félido va a necesitar grandes cantidades de energía, pues es cuando comienza a explorar sus alrededores y aprende a relacionarse. Por tanto, necesitarán una alimentación rica en ácidos grasos, ácido fólico y taurina. También se debe incluir una mayor proporción de proteínas para desarrollar su cuerpo adecuadamente.

Se comercializan piensos especializados para gatitos en edad de crecimiento. Asegúrate de encontrar uno de gran calidad e introducirlo poco a poco durante el destete, combinándolo con comida húmeda hasta que desarrolle la intolerancia a la lactosa y solo coma pienso.

Dieta de mantenimiento

Ya en la edad adulta y pasado el período de actividad frenética de la juventud, también sigue siendo necesario saber alimentar a un gato según su etapa de vida. Al alcanzar el año de vida, las necesidades energéticas del felino doméstico se reducen a 120-150 kcal por kilogramo de peso.

En esta etapa, que es la más larga, deberás proporcionar un pienso seco de calidad que se adapte al modo de vida y estado de salud del animal. Es decir, no es igual la alimentación que necesita un gato castrado que uno entero, o uno con un nivel de actividad alto frente a otro que duerme durante todo el día.

Los gatos de interior, por ejemplo, hacen menos ejercicio y suelen necesitar un 30 % menos de calorías que aquellos que salen a la calle.

Es fundamental evitar la obesidad a toda costa en esta etapa. De lo contrario, se siembra la semilla de los problemas de corazón, diabetes, articulaciones y demás patologías asociadas para cuando el animal se esté acercando a sus últimos años de vida.

Nutrición geriátrica en gatos

Un gato que ha bajado de peso.

Un gato se considera geriátrico cuando cumple los 7 años. A partir de este momento es vital ajustar su dieta, ya que los primeros achaques comenzarán a hacerse patentes y a afectar a su salud. Ten en cuenta que, aunque tus cuidados hayan sido excelentes, la propia genética del gato y ciertos factores ambientales también tienen un peso en la aparición de estos problemas de salud.

Un pienso sénior de buena calidad aumentará un poco las calorías para evitar el adelgazamiento excesivo y las mismas proteínas. También debe ser mucho más rico en vitamina C y E para combatir los radicales libres, ser bajo en fósforo y evitar componentes que acidifiquen la orina.

La textura debe ser más blanda y la palatabilidad mayor para incitarles a comer cuando se reduce su apetito. A pesar de todo ello, recuerda siempre este último consejo: para aprender cómo alimentar a un gato según su etapa de vida es fundamental que te apoyes en un veterinario de confianza. Cada animal es un mundo y se deben tener en cuenta sus necesidades individuales.

Te podría interesar...
Las mejores razas de gatos para alérgicos
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Las mejores razas de gatos para alérgicos

No todas las razas de gatos son aptas para los alérgicos, por lo que se debe ser cuidadoso al elegir un compañero.