¿Cómo actuar en caso de atropellar a un animal?

Si conduces un vehículo de forma habitual es muy probable que alguna vez te enfrentes con la posibilidad de atropellar a un animal. Por eso es importante que conozcas las precauciones que debes tomar para intentar sortear este tipo de accidentes y sepas cómo actuar si no puedes evitarlo. En cualquier caso, lo importante es cuidar la vida, tanto humana como de otras especies.

Atropello de animales, un tema en incremento

Las estadísticas señalan que este tipo de accidentes se incrementan año tras año en el país. Jabalíes y perros son los principales involucrados en estos incidentes.

Por eso es imprescindible conducir con mucha precaución y reducir la velocidad en zonas boscosas y en aquellas cuya señalización indica que es probable toparse con animales sueltos, sean silvestres o domésticos.

Además, hay regiones que parecen más propensas a este tipo de siniestros:

perro coche

  • Galicia
  • Castilla y León
  • Aragón
  • Cataluña

Si tienes la desgracia de atropellar a un animal con tu vehículo, lo importante es que no pierdas la calma y que te manejes con responsabilidad: detente para auxiliarlo; quizá puedas salvar su vida.

Cómo debes manejarte si arrollas a un animal

Si acabas de atropellar a un animal, jamás pases de largo. Considera que puede estar herido y trata de auxiliarlo de forma urgente. Tal vez así salves su vida.  Además, ten en cuenta que, si no es retirado del camino, se pueden producir nuevos accidentes, sobre todo si es de un tamaño considerable.

Y si bien se conocen casos de personas que ni siquiera detienen su marcha cuando arrollan a un ser humano y se preocupan más por el daño que puede haber sufrido su automóvil, recuerda que es deber de todos proteger y respetar la vida en sus diversas formas.

Así que actúa de manera responsable y trata de no perder la calma. Y posterga las cuestiones legales, si las hubiera, para el momento oportuno. Entonces:

  • Detén tu vehículo.
  • Señaliza de forma correcta el lugar de accidente (triángulo, luces de emergencia, chaleco reflectante, etc.).
  • Notifica urgente a las autoridades pertinentes para que concurran en auxilio del animal o retiren el cuerpo del camino.

Qué precauciones puedes tomar para evitar atropellar a un animal

Para reducir las posibilidades de atropellar a un animal, ten en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Disminuye la velocidad en zonas boscosas, de poca visibilidad o cuando te encuentres con señales viales que indican que por la zona hay animales sueltos.
  • Toca la bocina para alertarlo.
  • Si es de noche y divisas en el costado del camino a un animal silvestre, es conveniente que pongas solo las luces de cruce, ya que las de largo alcance, al ser muy fuertes, suelen desorientarlo y provocar una reacción inesperada.
  • Circula muy lentamente, ya que el animal puede cruzarse de forma repentina si se asusta y, además, no está en condiciones de calcular la velocidad de tu vehículo
  • Continúa a paso lento, ya que muchos animales andan en manadas y es probable que te cruces luego con otros ejemplares.
  • Si el animal es de gran tamaño (vaca, caballo, ciervo, etc.) y no hay forma de que se aparte del camino, avisa a a las autoridades.

Proteger la vida ante todo

Fuente: tn.com.ar
Fuente: tn.com.ar

Pero si, lamentablemente, no puedes dominar la situación, o el animal se aparece de repente en tu camino, los especialistas señalan que es preferible tener un choque controlado que una evasión incontrolada.

Una maniobra arriesgada de evasión puede traer consecuencias más graves, poniendo en peligro la vida del conductor y de sus acompañantes y de las personas que circulen en sentido contrario. Es probable que se produzca un choque con otros vehículos o el auto termine impactando contra un árbol o volcado en una cuneta.

Recuerda que lo importante en estos casos no son los bienes materiales sino cuidar tu vida, la del resto de la personas que transitan por el lugar y también la de los animales que inocentemente se crucen en tu camino, ajenos a la terrible situación que pueden llegar a provocar.

 

Categorías: Consejos Etiquetas:
Te puede gustar