Cachorritos huérfanos hallaron consuelo con una tortuga

El amor puede encontrar muchas formas de manifestarse. Es por eso que, a pesar de haber sido abandonados, unos cachorritos encontraron su verdadero hogar bajo la coraza de una noble tortuga.
Cachorritos huérfanos hallaron consuelo con una tortuga

Escrito por Jhoan Adrian

Última actualización: 16 agosto, 2022

A veces las mayores lecciones de amor pueden venir de quienes menos lo esperamos. En esta oportunidad conocimos una historia que nos dejó a todos con el corazón enternecido luego de ver a unos cachorritos abandonados acurrucarse junto a su nuevo mejor amigo: una linda tortuguita

La empatía de los animales nos sigue sorprendiendo, ellos pueden crear fuertes lazos con otros animales aun cuando no sean de su misma especie. Sin embargo, esta inusual amistad dejó a todos con una gran lección. Los amigos pueden curar heridas profundas, incluso el abandono. 

Hogar es donde te sientes en casa

La historia comienza en Corona, California, cuando un hombre encontró a cuatro tiernos perritos abandonados cerca de su propiedad. Luego de esperar un par de horas a que su madre apareciera, entendió que habían sido abandonados, así que los colocó en una cajita y se los llevó a su casa.

El hombre se puso en contacto con la fundación de animales rescatados 2nd Chances Rescue, para que los ayudaran a encontrar un hogar donde les brindaran el amor que se merecían. Una vez que llegaron al refugio, Andrea, una de las voluntarias, decidió llevarlos a su propia casa como un hogar temporal mientras los cachorritos crecían. 

La idea era que, una vez que los perritos tuvieran la edad suficiente, volvieran al recinto para comenzar su proceso de búsqueda de familias adoptivas. Pero lo que no sabía Andrea es que sus mismos perritos se abrirían un espacio en su propio corazón. 

Un caparazón relleno de ternura

Andrea ya tenía en casa a su propio compañero animalito. Se trataba de Goliat, una amable tortuga de más de 32 kilos. Al principio temía que no se llevaran bien. Ella sabía que Goliat era muy afectuoso pero algo tímido. Así que decidió presentarlos. 

Fue amor a primera vista. Los cachorritos preferían estar en la jaula de Goliat que en su propia camita. Las 4 bolitas de pelos se acurrucaban junto a Goliat y todos parecían estar sumamente cómodos.

Fue en ese momento en el que Andrea supo que había ganado 4 nuevos integrantes a su familia. Goliat los había adoptado y su dueña no podía hacer más que caer rendida ante aquel tierno lazo que se había formado. 

Ahora estos pequeños tienen una nueva mamá, y es su hermosa tortuguita. ¡Una historia con final de cuento de hadas!