¿El bóxer es un perro peligroso?

Los bóxers podrían ser descritos como cachorros en el cuerpo de un perro adulto. Por ello, no hay ningún motivo para pensar que son más peligrosos que cualquier otra raza.
¿El bóxer es un perro peligroso?
Ana Díaz Maqueda

Escrito y verificado por la bióloga Ana Díaz Maqueda el 10 Mayo, 2021.

Última actualización: 10 Mayo, 2021

El bóxer no se caracteriza por ser una raza peligrosa. Sin embargo, estos son perros muy energéticos, de gran porte y fuerza. Estos factores pueden hacer que, aún en el juego, un gesto pueda hacer daño a una persona u otra mascota. Por su físico, el bóxer necesita una buena educación, a la que siempre parece estar dispuesto gracias a su olfato desarrollado. 

Muchas personas lo consideran el perro ideal para mantener en un hogar con niños pequeños, porque los protegerá ciegamente. Eso sí, la responsabilidad, cuidado y educación deben recaer sobre un adulto con los conocimientos necesarios para guiar al perro de manera adecuada. En las siguientes líneas, encontrarás más información sobre esta raza tan amada.

Historia y características físicas

La raza bóxer tiene su origen en Alemania, aunque hasta el año 2008 la Federación Cinológica Internacional (FCI) no publicó el estándar oficial de esta variante. En su historia, este cánido ha sido utilizado como perro de compañía, protección y servicio, aunque esto no fue así con el animal que se considera su antecesor. 

El perro Brabanter o bullenbeissercuya traducción significa “mordedor de toros”— es la raza hoy extinta que se supone dio lugar al bóxer. Esta antigua variedad era criada por cazadores de caza mayor y los canes se usaban para rastrear y matar jabalíes y ciervos en el siglo XIX.

Se cree que esta antigua raza fue cruzada con el bulldog y sus descendientes, que proporcionaron la base para lo que es hoy en día el bóxer.

En la actualidad, el bóxer es un querido miembro de muchas familias, que adoran su inteligencia y carácter. Además de su personalidad tan leal como juguetona, es un gran guardián, así como un rastreador excelente y perro mensajero para las fuerzas armadas.

Un perro de la raza bóxer mirando a cámara.

La cabeza de este animal puede que sea la característica física que más entusiasma a sus seguidores. Esta debe estar bien proporcionada al cuerpo y no parecer ni ligera ni pesada con respecto a este. El cráneo nunca debe ser de menor tamaño que el hocico y no suele presentar arrugas —solo cuando el perro está muy concentrado en algo—.

El bóxer se considera un perro de talla mediana, con pelo liso, fuerte y siempre brillante, pues esta raza se caracteriza por su limpieza. Posee una musculatura bien desarrollada, con movimientos ligeros y fuertes. Nunca debe dar la sensación de ser un perro excesivamente pesado o ligero.

Temperamento del bóxer

Algo que los tutores de bóxer aman de esta raza es que los ejemplares adultos son como cachorros eternos. A pesar de hacerse mayores, los bóxers nunca muestran celos o rencor y siempre van con la mente de un niño, en la que todo es jugar y divertirse.

El estándar de la raza dice que estos deben ser perros muy nerviosos y seguros de sí mismos, a la vez que tranquilos y equilibrados. Sienten un gran apego por su tutor, la familia y el entorno, suelen permanecer alertas y se muestran valientes ante cualquier atisbo de amenaza.

Al ser perros defensores, la educación de la raza es crucial para evitar posibles altercados con desconocidos. Deben aprender desde muy pequeños las órdenes básicas y cumplirlas a la perfección.

Dentro del entorno al que están acostumbrados, los bóxers son perros totalmente inofensivos, pero desconfían de los extraños y pueden llegar a ser temibles en situaciones serias.

Durante el juego son animales muy alegres, energéticos y graciosos. Tienen mucha vitalidad, por lo que es importante un buen entrenamiento físico para evitar que se aburran cuando están solos en casa.

¿Cómo educar a un perro de raza bóxer?

Gracias a su carácter infantil, la raza bóxer es muy fácil de educar, pues siempre es receptiva a aprender cosas nuevas. Un punto importante en su educación es la socialización. Al ser una variedad que desconfía de los extraños, es importante socializar correctamente a los cachorros nada más llegan al nuevo hogar.

Los perros aprenden mejor de otros perros que de los humanos, por lo que si en la casa ya hay algún can adulto y correctamente educado, este favorecerá mucho el desarrollo positivo del carácter del bóxer. El factor de la socialización no es distinto del que se tenga que tener con cualquier otra raza de perro.

Un perro que sabe comunicarse correctamente con otros canes no debería desarrollar problemas de agresividad u otras conductas no deseadas. Por esta razón, la socialización es esencial.

Como son perros muy inteligentes y activos, los bóxers necesitan desafíos nuevos casi a diario. Los juegos de olfato son cruciales para la educación del animal, así como el desarrollo del autocontrol para manejar el nerviosismo y el agotamiento mental, con el fin de evitar el aburrimiento.

Las normas básicas y avanzadas son muy necesarias en la raza. Estos perros deben aprender muchas órdenes para convivir con el ser humano de manera armónica, pues un can de este tamaño y con esta energía no puede perder el control cuando hayan más personas o animales cerca.

Un boxer en posición erguida.

Como conclusión, podemos destacar que los bóxers son grandes perros de compañía, fieles, juguetones y muy valientes. Si se les proporcionan todos los juegos y ejercicio físico necesarios, serán mascotas increíbles en todo núcleo doméstico.

Te podría interesar...
Eternos cachorros… así son los maravillosos Bóxer
Mis AnimalesLeerlo en Mis Animales
Eternos cachorros… así son los maravillosos Bóxer

Actualmente es un animal de compañía que goza de gran fama debido a su gran valor y alegría. Los Bóxer son perros grandes, musculares, de cabeza cuadrada