Aunque sea viejo mi perro todavía puede aprender cosas nuevas

Una de las frases más conocidas en el mundo es que no le puedes enseñar trucos nuevos a un perro viejo, sin embargo, un minucioso estudio ha demostrado que esto no siempre es así.

¿Se te hace difícil de creer? A continuación te daremos a conocer una noticia que ha resultado una auténtica sorpresa para propios y extraños.

Un experimento innovador

perro anciano

Sucede que la prestigiosa Universidad de Medicina Veterinaria de Viena ha realizado un extraordinario experimento en el que se demostró que la edad no es un obstáculo para que tu pequeño amigo de cuatro patas pueda aprender diferentes tipos de trucos o indicaciones que le desees emitir.

Para ello contaron con la participación de 95 ejemplares de Border Collie, desde cachorros de tan solo cinco meses a mayores de trece años, a los cuales se les realizó una serie de pruebas que consistían en el aprendizaje de algunos trucos mediante una pantalla táctil, la cual debían hacer servir con su hocico para determinar en qué grado estaban entendiendo lo que indicaba el instructor.

Los caninos que participaron en este increíble experimento realizado en el Laboratorio sobre Inteligencia de Perros fueron organizados en grupos de edad y sometidos a varias actividades con el fin de probar su aprendizaje, memoria y razonamiento lógico, los cuales constituyen tres de las habilidades cognitivas más importantes.

El perro viejo es más inflexible en su forma de pensar

La primera prueba consistió en hacerles elegir correctamente en varias ocasiones una imagen de dos disponibles en una pantalla táctil en la que una de estas era recompensada con galletas mientras que la otra no.

Estas imágenes positivas y negativas fueron mostradas en distintas posiciones y combinaciones para probar la capacidad de memoria y reconocimiento de los canes.

Según el científico Friederike Range, el primer resultado demostró que los perros con más edad necesitaron ensayar y practicar más que los jóvenes para poder resolver correctamente la tarea que les había sido asignada.

Por otro lado, la profesora Lisa Wallis reveló que también se demostró que el perro viejo es más inflexible en su manera de pensar que el joven, ya que al igual que las personas, los caninos mantienen los hábitos y las formas que han aprendido a lo largo de su vida.

Como se podía suponer, las pruebas ofrecieron como resultado ciertas diferencias en la capacidad en función de la edad de los perros.

Razonamiento inferencial

La segunda prueba consistió en mostrarle nuevamente a los caninos dos imágenes para seleccionar una sola, con la diferencia de que en esta ocasión estarían incluidas entre ellas una correspondiente al test anterior.

El fin de este segundo experimento era determinar si los Bordier Collie podían recordar si la imagen conocida era negativa o positiva, y en consecuencia seleccionar aquella por la que fue premiado o seleccionar la nueva en el caso de que la conocida fuese mala.

Es importante destacar que este tipo de pruebas relacionadas con el razonamiento inferencial suelen ser muy difícil tanto para caninos como para seres humanos, por lo que solamente un diez por ciento de los perros consiguieron buenos resultados, entre los cuales la mayoría eran de avanzada edad.

Los perros mayores aún pueden aprender

perros ancianos

Tras realizar esta prueba y estudiar los resultados, los científicos decidieron dejar pasar seis meses para recibir nuevamente a los canes y repetir los ensayos con pantalla táctil usando las mismas imágenes con el fin de poder determinar las habilidades de memoria a largo plazo.

Y es que según diferentes especialistas de la veterinaria, el elemento más importante para determinar la inteligencia del perro y su capacidad para aprender nuevas órdenes y nuevos trucos se reduce a su capacidad para recordar las cosas, aún cuando haya pasado cierto tiempo.

Tras realizar nuevamente el experimento los resultados no mostraron ningún tipo de diferencia en cuanto a las distintas edades ya que todos los canes lograron recordar las imágenes positivas sin ningún tipo de confusión.

Es importante señalar que si bien estos trabajos de investigación fueron realizados con caninos de raza Border Collie, la profesora Wallis afirmó que no solo ellos pueden ser capaces de aprender cosas nuevas en edades avanzadas, sino también otros perros que también se caractericen por ser inteligentes y obedientes.

En resumidas cuentas, más allá de lo viejo que sea tu canino, aún puedes enseñarle unas cuantas cosas.

Categorías: Noticias Etiquetas:
Te puede gustar