Asma en perros: síntomas y causas

31 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
El asma en perros ocurre cuando hay una contracción espasmódica de los bronquios de tu perro. Esta condición puede aparecer repentinamente y causar angustia extrema.

¿Puede darse el asma en perros? Sí, los perros pueden sufrir asma de la misma manera que sucede en los humanos.

El asma canina se define como una enfermedad alérgica. Los ataques de asma en perros son causados ​​por una reacción alérgica que produce inflamación de las vías respiratorias. Por tal razón, ocurre una broncoconstricción o espasmos de las vías respiratorias en los pulmones.

¿Qué causa el asma en perros?

Esta condición también se conoce como bronquitis alérgica y, a menudo, es causada por la inhalación de alérgenos –bacterianos o fúngicos– por parte de tu perro. Algunos alérgenos comunes que pueden afectar a los perros con asma incluyen:

  • Esporas de moho
  • Los ácaros del polvo
  • Polvo de arena para gatos
  • Caspa de gato
  • Polen
  • Limpiadores domésticos
  • Aire contaminado
  • Perfume, ambientadores
  • Pesticidas o fertilizantes transportados por el aire
  • Humo de cigarrillos, pipas, cigarrillos electrónicos
  • Otras causas de la afección pueden incluir el estrés.
Granos de polen causan asma en perros

¿Cuáles son algunos de los síntomas?

El signo revelador del asma en los perros es una tos seca y persistente que puede aparecer lenta o repentinamente. Los síntomas varían desde un problema respiratorio ocasional, llamado disnea, hasta una disnea severa que alcanza la asfixia. En este punto, la bronquitis alérgica a menudo se considera crónica e irreversible.

Por lo tanto, detectar estos síntomas desde el principio es clave. Los síntomas del asma en perros son muy similares a los síntomas observados en los humanos. Entre los síntomas se incluyen sibilancias, falta de aliento, respiración rápida y superficial, pérdida de apetito y fatiga extrema.

Los perros con asma también pueden experimentar una acumulación de moco y flema excesivos. Esto, si es lo suficientemente grave, puede hacer que las encías de un perro se pongan azules debido a la falta de oxígeno.

Durante una crisis, un perro asmático puede entrar en pánico y ser difícil de calmar. Es importante no impedir nunca la respiración de un perro asmático cerrando la boca; hacerlo podría provocar lesiones por mordedura.

¿Cómo se diagnostica a los perros con asma?

El asma del perro puede ser difícil de diagnosticar si el perro no está teniendo un ataque de asma activo. Por esta razón, es importante llevar a tu perro al veterinario lo antes posible si notas alguno de los síntomas anteriores.

Generalmente, se diagnostica mediante una combinación de los antecedentes que brinda el dueño, los hallazgos del examen físico y el análisis de las radiografías, tomadas durante o cerca de la crisis respiratoria. Luego de ocurrido el episodio, es posible que las imágenes en las radiografías vuelvan a la normalidad y que tengan que repetirse en el futuro.

Radiografía del perro

La enfermedad del gusano del corazón también puede mostrar los mismos tipos de síntomas que el asma. En consecuencia, tu veterinario puede ordenar la prueba de gusano del corazón y preguntarte si administras regularmente a tu mascota los medicamentos preventivos contra el gusano del corazón.

“Si no puedes llevar a su perro al veterinario inmediatamente, intenta grabar un video de la respiración de su perro en tu teléfono. Luego puedes mostrárselo a tu veterinario”.

¿Cuáles son los tratamientos para el asma en perros?

El tratamiento para el asma del perro dependerá de la gravedad de la enfermedad en tu perro. También dependerá de si tu perro está teniendo un ataque activo o si el propósito es tratar de prevenir ataques.

Tratamiento para ataques severos de asma en perros

Un ataque de asma agudo debe considerarse una emergencia. En estos casos, tu veterinario puede hospitalizar a tu perro y colocarlo en una jaula de oxígeno para ayudarlo a respirar mejor.

Tu veterinario también puede colocar un catéter intravenoso en tu perro para administrar medicamentos o terapia de fluidos por vía intravenosa.

Los medicamentos intravenosos pueden incluir broncodilatadores o esteroides. Si hay una infección, se pueden indicar antibióticos por vía intravenosa.

Los tres pilares del tratamiento incluyen:

  • Broncodilatador: medicamento respiratorio para mascotas para relajar los músculos bronquiales y abrir las vías respiratorias.
  • Antihistamínico: alivio de alergias para perros para reducir la reacción alérgica.
  • Esteroide: para reducir la inflamación de las vías respiratorias.
Diagrama del asma en perros

¿Qué puedes hacer en casa para ayudar a prevenirlo?

Además de la medicación, es necesario evitar los alérgenos nocivos para prevenir los ataques de asma. Las medidas preventivas adicionales que puedes tomar incluyen:

  • No fumes cerca del perro, ni tampoco quemes incienso ni enciendas velas. No uses tu chimenea ni quemes leña cerca de tu perro.
  • Retira las alfombras de la casa y reemplázalas con pisos duros. Utiliza un filtro de aire HEPA en tu horno o utiliza un purificador de aire ambiental.
  • Limpia el hocico de tu perro con toallitas húmedas después de salir para eliminar los alérgenos.
  • Si tiene gatos, usa arena para gatos sin polvo.
  • Lava regularmente la ropa de cama de las mascotas. Usa fundas de colchón y fundas de almohadas a prueba de polvo y ácaros.

Por supuesto, debe procurarse minimizar la exposición del perro al alérgeno. En algunos casos, el alérgeno no se identifica en absoluto. En este caso, hay varios medicamentos disponibles para el tratamiento sintomático. Sin embargo, si el asma se vuelve crónica, la tos nunca se disipará por completo y se usará terapia para ayudar a reducirla y hacer que tu perro se sienta más cómodo.

  • Hirshman, C. A., Peters, J. A. M. E. S., Butler, J. A. M. E. S., Hanifin, J. M., & Downes, H. A. L. L. (1983). Role of mediators in allergic and nonallergic asthma in dogs with hyperreactive airways. Journal of Applied Physiology, 54(4), 1108-1114. https://europepmc.org/abstract/med/6343316
  • Bleecker, E. R., Walden, S. M., Wagner, E., Smith, P. L., Kagey-Sobotka, A., Adkinson, N. F., ... & Peters, S. P. (1985). Immunologic and physiologic changes during canine anaphylaxis and asthma. Chest, 87(5), 164S-167S.
  • Silverman, H. J., Taylor, W. R., Smith, P. L., Kagey-Sobotka, A., Lichtenstein, L. M., & Bleecker, E. R. (1986). Prevention of canine anaphylaxis with isoproterenol. American Review of Respiratory Disease, 134(2), 243-247.
  • Spannhake, E. W., Kadowitz, P. J., & Kleeberger, S. R. (1985). Influence of mediators of anaphylaxis on collateral ventilation and the lung periphery of the dog. Journal of Pharmacology and Experimental Therapeutics, 234(2), 491-497. http://citeseerx.ist.psu.edu/viewdoc/download?doi=10.1.1.946.6127&rep=rep1&type=pdf