Los artistas que transforman obras de arte en obras gatunas

Virginia Duque Mirón · 8 noviembre, 2016

El museo Hermitage de San Petersburgo alberga desde hace varios años a 70 gatos que cuidan de las obras de arte. A su vez, hay 3 personas dedicadas en cuerpo y alma a cuidar de ellos. Sin embargo, estos gatos, a día de hoy, se han convertido en algo más que simples guardianes.

Eldar Zakirov, un artista ruso, ha querido plasmar los rostros de gatos en famosas obras de arte, creando una obra innovadora y pionera. ¿Quieres conocer la historia?

El artista que transforma obras de arte en gatunas

Los dibujos de estos gatos son una representación de del trabajo de pintores rusos ambientados en dos siglos atrás.

A los gatitos se les dibujó con trajes de la época. Se estudió en profundidad para que hasta el más mínimo detalle fuera en armonía con la época a la que el cuadro pertenece. Entre estos hay algunos de los más famosos zares de la historia.

Zakirov ha sido muy respetuoso con el rostro y facciones del gato. Así permite que todos ellos sean lo más parecido posible en sus obras de arte. Entre los cuadros a los que Zakirov le ha dado la vuelta tenemos el Camarero de la Corte del Hermitage o el Conductor de Carruajes del Hermitage.

Estos gatos han vivido en el museo desde que el conocido zar Pedro I El Grande llevó hasta el palacio un gato desde Holanda. Su hija Isabel quedó prendada de la belleza felina y ordenó traer a los mejores y más grandes felilnos de Kazán. Ellos se encargarían de mantener el edificio y las habitaciones libres de ratones y otros roedores.

Con el tiempo, estos felinos dejaron de cazar ratones y se han convertido en un atractivo turístico del museo. Son conocidos por todos y los miembros del museo los cuidan, alimentan, juegan con ellos e incluso les buscan familia de adopción.

Con las obras de arte de Kazirov, los gatos del Hermitage ya son famosos en toda Rusia. Y no simplemente por vivir en el museo, ahora, por más siglos que pasen, todo el mundo podrá recordarlos.

Otros artistas que han cambiado obras de arte

obras-de-arte-con-gatos-2
Fuente: www.infobae.com

Zakirov no ha sido el único en transformar obras de arte conocidas en gatunas. Svetlana Petrova tiene un gato llamado Zarathustra. La artista decidió elevar su amor hacia él “infiltrándolo” en obras de arte tan conocidas como La Gioconda.

Cuando se le preguntó a la artista qué la movió a hacer algo semejante, ella misma dijo que tras la muerte de su madre, adoptó al gato de su progenitora. Zarathustra le recuerda a ella. Tener que cuidarlo la ayudó a sobrellevar la pérdida de su madre de una manera más amable.

Svetlana es una artista profesional y estuvo inmersa en el proyecto de Marc el gato. Este felino hizo de modelo en un tour por toda Europa. De ahí que un amigo le dijera que por qué no probar hacer algo semejante con su propio animal. Y es que Zarathustra es gordo, divertido y simpático.

Y de ahí vino la idea. Primero empezó por imitar un movimiento de la pintura holandesa, naturaleza muerta, con unas sesiones de fotos de comida. Más tarde metió a Zarathustra en ellas con photoshop.

Después pensó en hacerlo con obras de arte muy conocidas. Cuando sus familiares, amigos y otros galeristas de arte las vieron, Svetlana se dio cuenta de que había dado con algo bueno. A pesar de que la primera reacción de la gente es reírse, Svetlana también busca que estas personas comiencen a buscar las obras de arte originales y puedan conocer.

Esta es una iniciativa comenzada en Rusia que posiblemente mueva a muchos más artistas a hacer lo mismo logrando que crezca el amor por el arte, y por supuesto, por los animales.

Fuente de las imágenes www.infobae.com