Alpaca bebé perdió a su mamá y una de sus extremidades, pero una mujer cambió su vida

Las esperanzas para esta pequeña alpaca minusválida eran muy desalentadoras. Pero una mujer le ayudó a tener una segunda oportunidad.
Alpaca bebé perdió a su mamá y una de sus extremidades, pero una mujer cambió su vida

Escrito por Jhoan Adrian

Última actualización: 19 abril, 2022

Una pequeña alpaca logró vivir tras un parto traumático que terminó con la vida de su madre y su hermanita. Sin embargo perdió la movilidad de sus patas traseras lo que le hacía imposible poder llevar una vida normal. 

Todos sabemos que estos animalitos de granja dependen mucho de nosotros, y su movilidad es un factor importante para poder seguir al rebaño, alimentarse, socializar y fortalecer sus músculos. Por eso cuando la pequeña alpaca quedó huérfana e inmóvil con tan solo unos minutos de existencia, sus dueños sabían que tenía pocas probabilidades de sobrevivir. 

Una visita inesperada

Una mujer fue a visitar la granja de su amigo en Alemania y se topó con la pequeña alpaca discapacitada. Enseguida su corazón se llenó de ternura y quiso ayudarle a tener una segunda oportunidad.

La mujer decidió bautizar a la alpaca como Marie, y la llevó consigo a su propia casa donde encontraría alguna forma de que pudiera estar mejor. Una vez en el veterinario tuvieron que tomar la difícil decisión de amputar una de sus patitas porque le resultaba muy incómoda para poder arrastrase. 

Sin embargo, la mujer quería no solo que Marie estuviera sana, sino que pudiera valerse por sí misma. Con ayuda de su veterinario se puso en contacto con una empresa que fabrica sillas de ruedas para animales y fue ahí donde todo cambió.

“Ella estaba saltando como si quisiera mostrarles a todos que tiene un carácter fuerte y que quiere vivir incluso si dos de sus patas están inmóviles”, dijo la mujer.

Marie ahora se tambalea feliz en una granja de Frankfurt donde su dueña trabaja. Emociona mucho verla juguetear y socializar con el resto de animales. Se le ve tan feliz que seguramente ni sabe que tiene un problema en sus patitas. “Ella misma resuelve muchos problemas. Si se cae, se levantará sola, si le apetece”, dijo su dueña.

“Tan pronto como pueda cargar peso en su tercera pata, obtendrá una prótesis y se unirá al rebaño de alpacas de mi novio para vivir una vida normal de alpacas”, concluyó su dueña.

Nadie creería lo que la pequeña Marie lograría tras perder a su familia y quedar paralizada. Ahora puede vivir plena y felizmente gracias al gesto de una buena persona.

¡Felicidades Marie! 


Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.