Alimentación especial para perros durante su primer año de vida

Alba Muñiz 24 julio, 2015

Cuando un cachorro llega a tu vida, debes poner énfasis en su cuidado para que logre convertirse en un adulto sano y feliz. Una correcta alimentación es parte fundamental para conseguir estos objetivos.

Como todo lo relativo a un recién nacido, la dieta de tu cachorro debe ser especialmente elaborada para que cumpla con todos las necesidades nutricionales para su óptimo desarrollo.

Detalles sobre la alimentación especial para perros durante su primer año

Puedes darle un pienso específicamente diseñado para la correcta nutrición de los cachorros o bien puedes cocinarle tú a tu nuevo amigo.

De cualquier forma, una alimentación adecuada para tu mascota debe incluir:

cachorros comiendo

Hidratos de carbono

Luego del destete, tu perro necesita dos veces más energía que la que requiere un ejemplar adulto. Pero, a la vez, su estómago es muy pequeño. ¿Cómo hacer para incorporarla? Dándole alimentos que, además de aportarle calorías, sean de fácil digestión. El arroz es un buen ejemplo.

Además, debes repartir sus comidas a lo largo del día. Lo ideal es alimentarlo de 4 a 5 veces.

Proteínas

Son fundamentales para el correcto desarrollo corporal del perrito. Las carnes son fuente de proteínas de calidad. Sin embargo, algunos canes presentan digestiones sensibles y no toleran bien algunos alimentos.

Pueden sufrir diarreas y otros trastornos gastrointestinales y también padecer problemas dermatológicos. La mayoría de las veces, estos inconvenientes se deben a una reacción de hipersensibilidad a proteínas de la carne.

En estos casos, lo recomendable es darle alimentos en base a proteínas de cordero. Este ingrediente resulta fácil de digerir, ya que fue el alimento natural de los perros durante siglos.

Vitaminas y minerales

Sin duda, elementos esenciales para el buen desarrollo corporal del animal en crecimiento. Sin embargo, si son incorporados en exceso pueden resultar tóxicos.

Antioxidantes

Indispensables para reforzar su sistema inmunitario.

Ácidos grasos Omega 3 y 6

El DHA es un ácido graso esencial que contribuye al crecimiento cerebral del cachorrito. El aceite de pescado es una fuente natural de este elemento.

Si cumples con estas pautas, lograrás que tu mascota:

  • Alcance un desarrollo adecuado de sus funciones vitales
  • Tenga huesos y dientes fuertes y una buena musculatura
  • Goce de una buena visión
  • Presente un pelaje sano y brillante

Así que no dudes en consultar a tu veterinario para que te indique las mejores opciones para alimentar al pequeñín.

También debes tener en cuenta no excederte en darle golosinas para perros como premio durante su entrenamiento. Tampoco lo habitúes a que pruebe tu comida. Además de crearle malos hábitos, estarás desequilibrando su dieta y poniendo en riesgo su salud.

Por otra parte, dale su alimento siempre en los mismos horarios y en el mismo lugar. Así, además de ir acostumbrándolo a una rutina, seguramente conseguirás que haga sus deposiciones también en un mismo rango horario.

Necesidades alimentarias según el tamaño de tu cachorro

cachorros perro

Las necesidades alimentarias de tu cachorro pueden variar de acuerdo a su raza. Si es de raza pequeña, crecerá rápidamente, convirtiéndose en adulto entre los 10 o 12 meses. En cambio, si es de raza grande, puede llevarle 18 meses o más.

Los animales de raza pequeña, como tienen el metabolismo más acelerado, requieren muchas más proteínas y calorías. Además, proporcionalmente, ingieren más cantidad de alimento que los perros de mayor tamaño.

Los más grandotes, por su parte, no necesitan la misma cantidad de calorías porque crecen más lento. Tampoco precisan tanto fósforo y calcio como los chiquitines. Sin embargo, como tienen una tendencia a padecer problemas articulares, es ideal incluir en su dieta condroprotectores naturales, como la glucosamina y la condroitina.

Tu perrito tampoco tendrá las mismas necesidades energéticas si vive en un pequeño departamento o le tocó en suerte un gran patio o jardín, o una casa en el campo, para poder jugar a sus anchas.

Lo ideal será entonces que recurras al veterinario para que realice los ajustes necesarios en la dieta de tu mascota según su raza y su estilo de vida.

De todas maneras, a medida que vaya creciendo, los requerimientos energéticos de tu cachorro irán disminuyendo de forma gradual hasta igualarse con los de un animal adulto.

Lo que no variará es la necesidad de cariño y atención que te demandará, seguramente, durante toda su vida con la misma intensidad.

Te puede gustar