Algunas desventajas de la correa extensible: ¿cuáles son las menos conocidas?

Mariela Ibarra Piedrahita · 10 agosto, 2015

Pasear a tu perro es importante, porque de esta forma estimulas su musculatura, fortaleces sus órganos, es bueno para controlar el estrés y mejoras su calidad de vida. Sin embargo, durante esta actividad en ocasiones tomamos algunas decisiones que no son del todo acertadas.

El día de hoy les contaremos algunas desventajas de la correa extensible.

Las correas extensibles son una opción a las correas ordinarias, que le permiten tanto al perro como al cuidador tener mayor libertad, pues el primero podrá ir a su propio ritmo, halando y tirando tanto como la cuerda le permita, y mientras el cuidador no debe soportar los tirones del perro ni hacer mayores esfuerzos en educarlo para que camine a su lado.

Sin embargo, el uso de esta correa presenta una serie de desventajas que no hace recomendable su uso más allá del proceso de educación del perro para volver a tu lado.

Uso de la correa extensible

correa o arnes

Esta clase de correas son muy útiles para entrenar a tu perro para volver a tu lado. Esto te servirá en caso de que quieras enseñar a tu can a correr libremente en la playa, un bosque o un parque donde esté permitido que los perros corran sin correa.

Esto se debe principalmente a que a través de la correa extensible puedes enseñar a tu perro a andar con un poco de libertad, husmear libremente sin alejarse de ti, y volver en cuanto lo llames.

Lo ideal es que uses la correa solo durante las sesiones de entrenamiento, y emplees la correa normal para hacer los desplazamientos al lugar donde llevarás a cabo las sesiones.

Una vez tu perro ha aprendido lo que debe hacer mientras permanece sin correa, elimina su uso.

Algunas desventajas

  • Pierdes control sobre el can

    La principal razón por la que se debe pasear perros con correa es para poder controlarlos. De aquí nace la mayor desventaja que tienen este tipo de correas, y es que el perro puede alejarse hasta 7 metros del cuidador, llegando antes a esquinas, calles, personas y animales.

    En caso de presentarse cualquier situación el cuidador se verá en verdaderos aprietos para poder evitarla. 

  • Enseña al perro a tirar:

    Debido a que el can se acostumbra a que puede tirar cuanto quiera, se acostumbra a estar halando cada vez con más fuerza. La mejor manera de evitar que un perro tire de la correa es no permitírselo nunca. No es necesario que esté siempre a tu lado, pero la correa debe permanecer distorsionada en todo momento.

  • Se pierde tensión en el cuello:

    Algo que se suma al problema de que el perro se acostumbre a tirar es que la mayoría de estas correas están diseñadas para usarse con arnés. La tensión que se genera en el cuello cuando el perro tira y lleva una correa corriente es lo que hace que permanezca a tu lado.

    Él aprende que mientras más cerca esté de ti menos tensión recibirá en esta zona y podrá caminar más cómodamente. Con las correas extensibles no importa lo lejos que se encuentre el perro del cuidador: no recibirá el estímulo.

tirones correa

  • Sensación de falsa seguridad:

    Los cuidadores usan la correa porque de esta manera se tiene seguridad de que podremos vigilar la integridad del can mientras lo tengamos atado.

    La situación de falsa seguridad es especialmente delicada con los niños, pues estos tratarán como un juguete un elemento que es realmente el salvavidas del perro.

    Esto se presenta porque los cuidadores creen tener un control que realmente no tienen, en especial aquellos que no hacen uso del botón de seguridad. Este es fundamental para controlar la distancia a la que el perro puede moverse o que no se recoja por accidente en caso de que se caiga y asuste al can.

  • Puede asustar al perro:

    Uno de las peores situaciones se da cuando, por algún motivo, la correa escapa de manos del cuidador sin el seguro puesto. Esta saldrá despedida hacia el can, que huirá de ella asustado.

    Lo peor es que, si el perro se encuentra a una distancia considerable y huye, no tendrás oportunidad de alcanzarlo.