ABC de un buen cruce

Virginia Duque Mirón · 5 abril, 2016

Sea que tengamos un perro de raza o no, es posible que queramos aparearlo quizá porque queramos tener más cachorros o porque haya amigos que quieran un bebé de nuestro/a amigo/a. Pero hacer esto también conlleva una seria responsabilidad que debemos estar dispuestos a asumir. Descubre aquí cuanto has de ssaber para obtener un buen cruce.

Y sumado a esto, hay unos pasos a seguir que no podemos omitir para que el cruce tenga éxito. Este artículo te hablará sobre consejos y tips para que hagas un buen cruce con tu perro, o con tu perra.

Pasos a seguir para un buen cruce

A. Aségurate de que tu perro puede reproducirse

el pelaje de tu perro

Esto es primordial, pues si el fin de aparear a tu perro es tener cachorros, no tendría sentido hacerlo si no puede reproducirse.

¿Cómo puedes saberlo? Mediante unos exámenes que de forma sencilla y barata tu veterinario llevará a cabo. Si este estima que tu perro es apto para la reproducción, tendrás que tomar en cuenta una serie de factores antes de aparearlo. Por ejemplo:

Edad

Tienes que estar seguro de que tu perro tiene la edad adecuada para poder tener relaciones con otro can, ya que si caemos en la tentación de permitir que lo hagan cuando son muy pequeños podrían tener serios problemas e incluso morir.

Por el contrario, tampoco deben ser demasiado mayores, pues también sufren el riesgo de muerte tanto de la perra como de los cachorros.

Los perros que quieras aparear deben tener al menos un año y medio y las perras tienen que estar en su tercer celo como mínimo.

Genética

Investiga con el veterinario, en Internet y con otros dueños que tengan perros de la misma raza que el tuyo cuáles son las posibles deformaciones genéticas que podrían transmitir a sus cachorros.

Conoce el estado de salud de tu mascota

Según el tamaños de tu perro puede tener un tipo de enfermedad que podría causarle problemas si se va a aparear o a parir. Por ejemplo, la displaxia de cadera que traería grandes problemas en el momento del parto.

También los perros que no pasen el examen auditivo BAER con total certeza transmitirán la sordera a su congéneres.

Los problemas cardíacos también hacen un no como respuesta a si aparear a tu perro.

B. ¿Está la perra en el ciclo correcto para un buen cruce?

Sea o no tuya la perra que va a tener los cachorros, hay que asegurarse de que el momento es el correcto. ¿Cómo podemos saberlo? Tranquilo, no es tan difícil como piensas.

El celo de la perra es fácil de reconocer, pues al igual que las mujeres sufre pequeñas hemorragias que se detectan de forma simple. El celo durará entre 21 y 35 días, aunque habrá unos más específicos que son mucho más válidos para que el embarazo sea viable.

Lo más normal es que la perra esté en su mejor momento entre los 7 y 10 días después del inicio del celo, aunque algunas ovulan el día 4 y otras el 27. Esto puede hacer que parezca difícil saber bien cuál es el mejor momento.

Sin embargo, los perros macho denotan un interés mayor por la perra cuando ha llegado el momento y las hembras están dispuestas a aceptarlos cuando están listas para quedar embarazadas.

La mejor forma para que esto suceda es que a partir del tercer día que tu perra esté en celo hagas ver a “su pareja” cada dos días y los dejes solos observando su comportamiento. La naturaleza hará el resto…

C. Últimos pasos a seguir para un buen cruce

Una vez que ya sabes que tu perro o perra es apto/a para fructificar y cuándo es el momento, falta ponerse en marcha.

Afeita la parte vaginal de tu perra

Esto es importante, pues el exceso de pelo puede causar daños al animal en el momento del coito, además, podría transmitir infecciones.

Dales tiempo para que se conozcan

gases malolientes en perros

Sabemos que estás deseando ver a los nuevos cachorritos pero ten paciencia y no fuerces la situación. Los animales saben qué deben hacer y lo harán en el momento oportuno.

No los dejes solos

En ocasiones las perras, sobre todo si son vírgenes, pueden reaccionar de forma un tanto agresiva, por lo que es mejor si le pones un bozal mientras esté con el perro en cuestión y los vigilas para evitar enfrentamientos. Procura también hablarles de forma cariñosa y suave para frenar tensiones.

Recuerda que si deseas aparear a tu mascota debes ser consciente de que quizá no puedas vender o regalar todos los cachorros y que tendrás que hacerte cargo de ellos.