6 animales encontrados en la cueva de Movile

En la cueva de Movile no hay luz, por lo que no se puede realizar la fotosíntesis. Debido a ello, el ecosistema no se basa en plantas ni algas, sino que se ha construido en torno a masas de bacterias quimiosintéticas que se alimentan de los gases tóxicos.
6 animales encontrados en la cueva de Movile
Francisco Morata Carramolino

Escrito y verificado por el biólogo Francisco Morata Carramolino.

Última actualización: 23 abril, 2021

La cueva de Movile, que se encuentra en un páramo desolado de Rumanía, es un ecosistema único en el planeta. Esta zona ha permanecido aislada del resto del mundo durante aproximadamente 5,5 millones de años. En su interior reina la completa oscuridad, el oxígeno es escaso y los gases son tóxicos para los seres humanos.

Sin embargo, en este ecosistema increíblemente inhóspito aún existe vida. Los organismos que quedaron atrapados en la cueva se han adaptado a las durísimas condiciones tras millones de años de evolución. Como resultado, en la cueva de Movile pueden encontrarse más de 60 especies animales distintas, 35 de las cuales son endémicas.

Sin duda, estos animales desafían a las leyes naturales que los seres de la superficie creemos inamovibles. Si quieres aprender más sobre algunos de los habitantes de este pequeño y extremo mundo tan diferente del resto del planeta, sigue leyendo.

Los animales más sorprendentes que se han encontrado en la cueva de Movile

Este paraje alienígena alberga una gran biodiversidad, en contra de todo pronóstico. Su fauna está compuesta por invertebrados, que muestran adaptaciones muy curiosas a la vida troglodita. Las siguientes son algunas de las especies más destacables de este ecosistema extremo.

El descenso de la cueva de movile.

1. Cryptops speleorex 

Este ciempiés es el animales más grande que se han encontrado en la cueva de Movile. Con sus 5,2 centímetros de longitud, es uno de los superdepredadores que dominan este ecosistema. Su nombre científico refleja esta posición, ya que significa «rey de la cueva» en latín.

Tras millones de años de evolución aislado de sus parientes en la superficie, este ciempiés se ha adaptado a la vida en este ambiente tan extremo. Constituye una especie endémica en este lugar, que es distinta morfológica y genéticamente a sus parientes más próximos. Al igual que otros ciempiés, este artrópodo atrapa a sus presas con ayuda de una mordida venenosa. 

2. Heleobia dobrogica

Heleobia dobrogica es la única especie de molusco gasterópodo que se ha encontrado en la cueva. Este animal es un caracol pequeño, cuya concha tiene forma de espiral y es blanca. Habita en el lago que ocupa parte de la cueva y se alimenta de las masas de bacterias quimiosintéticas que caracterizan el lugar.

Los estudios científicos indican que el ancestro de este caracol habitaba en el exterior, que tenía un clima subtropical en ese momento. Parece ser que esta especie buscó refugio en la cueva cuando las temperaturas comenzaron a descender.

3. Nepa anophthalma

Este artrópodo es otro de los depredadores de la cueva de Movile. Es un escorpión de agua, un pariente de las chinches, que nada tiene que ver con los escorpiones verdaderos.

A pesar de ello, estos invertebrados reciben este nombre gracias a sus enormes apéndices prensores, que recuerdan a las pinzas de un escorpión. También se realiza la asociación con los arácnidos por su tubo respiratorio posterior, que podría parecer un aguijón.

Nepa anophthalma se ha encontrado en las orillas del lago subterráneo, donde se alimenta de los otros habitantes acuáticos de la cueva, entre los que se encuentran isópodos, anfípodos y anélidos. Como adaptación a la vida en ausencia de luz, este escorpión de agua no tiene ojos.

4. Haemopis caeca

Sorprendentemente, otro de los habitantes acuáticos de la cueva de Movile es una sanguijuela. A diferencia de sus parientes más famosos, Haemopis caeca no es un parásito. Esta sanguijuela depreda sobre lombrices y otros invertebrados.

Haemopis caeca puede diferenciarse claramente de su pariente terrestre más cercano, Haemopis sanguisuga, ya que no tiene ojos ni pigmentos en la piel. Estas son adaptaciones típicas de los organismos cavernícolas. Curiosamente, tampoco presenta mandíbulas ni dientes.

5. Trachelipus troglobius

4 especies de isópodos, más conocidos como cochinillas de la humedad, corretean por las galerías terrestres de este paraje remoto. Una de ellas es Trachelipus troglobius. Estos animales son pequeños crustáceos que se han adaptado a la vida fuera del agua, pero que aún dependen en gran medida de la humedad.

Al igual que el resto de animales de la cueva, los isópodos carecen de pigmento, lo que les da un aspecto blanco semitransparente. Trachelipus troglobius y Haplophthalmus movilae —otra especie de isópodo— habitan en las zonas con más oxígeno, cerca del lago. Las otras 2 especies de isópodo aparecen en zonas alejadas, con menos oxígeno.

Las 4 especies de isópodos tienen la misma dieta, ya que se alimentan de las masas de bacterias quimiosintéticas, que son la base de todo este ecosistema.

6. Kryptonesticus georgescuae 

Esta araña troglobionte es otro de los depredadores de la cueva que se alimenta de coleópteros, isópodos y otros consumidores primarios de este ecosistema. Su cuerpo es muy pequeño y redondeado, pero sus patas son larguísimas.

Esta es otra de las adaptaciones comunes para la vida en cuevas. Como estos animales están ciegos, utilizan sus extremidades para navegar mejor y explorar el terreno.

Un amblipigio sobre un fondo blanco.
Los animales de zonas cavernosas desarrollan apéndices muy grandes para palpar el terreno.

Este ecosistema y su fauna son un ejemplo de evolución en ambientes extremos excepcional y, por ello, debe ser preservado y estudiado cuidadosamente para aprender sobre la vida en este planeta. Curiosamente, los ecosistemas más similares a esta cueva son las fuentes hidrotermales submarinas, que tampoco están basadas en la fotosíntesis.

Te podría interesar...
Los animales representados en la cueva de Altamira
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Los animales representados en la cueva de Altamira

En la cueva de Altamira están representados algunos animales que se extinguieron en Europa, pero... ¡así quedó demostrada su existencia en el conti...



  • https://gtr.ukri.org/projects?ref=NE%2FG017956%2F1
  • https://www.sciencealert.com/this-toxic-underground-ecosystem-is-like-nothing-else-on-earth-today-and-we-just-found-its-largest-inhabitant
  • Falniowski, A., Szarowska, M., Sirbu, I., Hillebrand, A., & Baciu, M. 2008. Heleobia dobrogica (Grossu & Negrea, 1989)(Gastropoda: Rissooidea: Cochliopidae) and the estimated time of its isolation in a continental analogue of hydrothermal vents. Molluscan Research, 28: 165
  • Decu, V., Gruia, M., Keffer, S. L., & Sarbu, S. M. 1994. Stygobiotic waterscorpion, Nepa anophthalma, n. sp.(Heteroptera: Nepidae), from a sulfurous cave in Romania. Annals of the Entomological Society of America, 87: 755-761.
  • Manoleli, D. G., Klemm, D. J., & Sarbu, S. M. 1998. Haemopis Caeca (Annelida: Hirudinea: Arhynchobdellida: Haemopidae), A New Species Of Troglobitic Leech From A Chemoautotrophically Based Groundwater Ecosystem In Romania. Proceedings of the biological society of Washington, 111: 222-229.
  • Brad, T., Iepure, S., & Sarbu, S. M. 2021. The Chemoautotrophically Based Movile Cave Groundwater Ecosystem, a Hotspot of Subterranean Biodiversity. Diversity, 13: 128.
  • Nae, A., Sarbu, S. M., & Weiss, I. 2018. Kryptonesticus georgescuae spec. nov. from Movile Cave, Romania (Araneae: Nesticidae). Arachnologische Mitteilungen: Arachnology Letters, 55: 22-24.

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.