5 cosas que tanto les gusta perseguir a los perros

Virginia Duque Mirón · 26 noviembre, 2015

A veces, cuando observamos a nuestro perro pensamos que está loco. Y es que en ocasiones tiene gestos o actitudes que se escapan de nuestra compresión. Hay cosas sobre las que le gusta lanzarse, le encanta correr de un lado al otro después del baño, se tira al suelo sin razón o se pone a perseguir cosas que nunca podrá alcanzar. Lo observamos, pero no importa, no lo entendemos.

En este post nos vamos a centrar en hablar de 5 cosas más comunes que a los perros les encanta perseguir. Algo a lo que nosotros no vemos sentido, pensamos que lo hacen por diversión. ¿Pero es realmente eso cierto? ¿Por qué tu perro se pone a perseguir cosas?

Tu perro se pone a perseguir cosas como…

perros corriendo

Gatos

Esta es sin duda una de las imágenes y de los tópicos más conocidos de nuestras mascotas. Se conoce que los perros y los gatos no se llevan bien. De hecho, hasta se formó una famosa frase popular que se usa cuando dos personas no se entienden: “Se llevan como el perro y el gato”.

Ahora bien, cuando un animal persigue a otro, por norma general es para comérselo, y es obvio que los perros no comen gatos, ¿para qué los persiguen entonces?

Para responder esa pregunta, debemos ir a los antepasados de ambos. Los de los perros son los lobos, los de los gatos, los felinos como el guepardo. Ambos son carnívoros y salvajes pero ambos entienden la cruda realidad de la selva: un animal malherido fuera de la manada, es un animal muerto, dentro de la manada puede ser salvado.

Los genes de ambos son diferentes, los perros sienten la necesidad de un líder y si no ven ninguno, ellos se autonombran, por lo que si se ven fuera de la manada, atacan.

En cambio, los felinos son leales a sus líderes y si se sienten atacados fuera de la manada estando solos deciden buscar a su manada. ¿Cómo? Huyendo.

Pelotas

¿Quién no ha visto a un perro correr tras una pelota? En ocasiones, cuando llegan hasta ella ni siquiera la cogen, ¿qué les pasa? Instinto. Los perros domésticos provienen de los perros salvajes y estos de los lobos. Ambos tienen una capacidad innata de cazar.

Cuando ven algo en movimiento, ahí van. Esa es la razón: tu perro persigue la pelota porque cree instintivamente que es una presa. Cuando llega y ve que no se come, la ignora. Pero volverá tras ella si la ve botar de nuevo.

Su propia cola

Este es uno de los movimientos más divertidos y que más risa nos causa de un perro. Bueno, pues lamentamos decirte que no es un asunto de risa. El perro que hace esto, puede estar materializando con ese gesto su ansiedad y aburrimiento, pudiéndose llegar a convertir, si no se remedia, en un trastorno compulsivo.

Los coches

En uno de nuestros artículos te detallamos el porqué de que los perros persiguen los vehículos. La explicación es un poco similar a la de la pelota. Cuando ven algo en movimiento, no pueden evitarlo, se lanzan hacia ello.

Es algo instintivo, ellos no piensan, por lo que no importa si les hace daño o si los van a chocar, ellos no lo saben ni lo piensan. Nuestro consejo: lee nuestro artículo relacionado y aprende cómo quitar esa costumbre a tu perro.

Cualquier cosa con ruedas

perro corriendo

Los autos no son la única cosa con ruedas que les encanta perseguir a los perros. Perseguir cosas como bicicletas, motos, patinetas, patines, es algo común en ellos. Como te hemos explicado, lo ven como una presa más, por lo que intenta calmar a tu perro, ya que si llega a alcanzar a la persona que está usando el artefacto con ruedas podría hasta morderle.

Seguro que tu perro persigue algunas otras cosas. Aquí solo queríamos plasmar las más comunes. Aunque puede ser un comportamiento normal, no olvides mantener vigilado a tu perro para que este comportamiento no se vuelva compulsivo.

Imagen cortesía de Tambako The Jaguar.