4 tipos de comunicación entre animales

La comunicación verbal no es la única que existe y tampoco la más efectiva de todas. Los animales se sirven de otros muchos más métodos para enviar mensajes a sus congéneres.
4 tipos de comunicación entre animales
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez el 21 abril, 2021.

Última actualización: 21 abril, 2021

Los humanos, tan ligados al lenguaje verbal, a veces no alcanzamos a comprender la comunicación entre animales. Sin embargo, su mundo es tan complejo y diverso como el nuestro a la hora de transmitir mensajes.

En las siguientes líneas, te traemos una revisión de las diferentes formas de comunicación que los animales utilizan para entenderse entre sí. Te sorprenderá todo lo que se puede contar sin palabras.

Tipos de comunicación entre animales

No solo hay que tener en cuenta la capacidad de articular un lenguaje hablado a la hora de analizar la comunicación entre animales. Cada especie procesa los estímulos del medio de una forma propia, de manera que sus mensajes se adecuen a la diversidad sensorial de todos sus receptores.

La zoosemiótica es el nombre que reciben el conjunto de señales que los animales utilizan para comunicarse. Estas señales, que pueden ir dirigidas a su propia especie o a otras, son múltiples e interesantes a partes iguales. A continuación, puedes leerlas.

1. Comunicación química

La comunicación química se produce a través de feromonas, que son sustancias químicas liberadas al ambiente por volatilidad y que tienen por objetivo activar una respuesta fisiológica en otro individuo. Al ser un mecanismo antiguo —filogenéticamente hablando— está relacionado con procesos muy básicos, como el apareamiento.

Sin embargo, algunas especies utilizan la comunicación química de una forma interesante: es el caso de las hormigas, que depositan tras ellas rastros de feromonas para guiar a sus compañeras hacia fuentes de alimentos. También comunican su estatus social en la colonia a través de estas sustancias.

Las feromonas están presentes en fluidos corporales, como el sudor o la orina. Muchos animales se comunican a través de ellas, como los perros.
Las hormigas se comunican.

2. Comunicación auditiva

La comunicación mediante sonidos es una de las que más conectan con el ser humano. Los mensajes auditivos tienen la ventaja de no necesitar contacto visual o táctil y son útiles para multitud de especies a la hora de marcar territorio, buscar pareja o alertar sobre depredadores.

Las aves son el ejemplo más claro de comunicación auditiva, pero existen otras formas muy interesantes, como el uso de los ultrasonidos en cetáceos —las ondas sonoras no sólo viajan por el aire—, sónares ultrasónicos en murciélagos o infrasonidos en el caso de los elefantes.

La comunicación entre animales puede ser muy variada.

3. Comunicación entre animales por vía visual

La vista es fundamental para la supervivencia de muchas especies y no solo para buscar comida o ver aproximarse al depredador. Las señales visuales pueden ir desde posturas corporales concretas hasta el color aposemático, que te indica que no es buena idea comerse una rana flecha, por ejemplo.

Los cambios de color también son señales interesantes: puede ser voluntario, como hacen algunos calamares para camuflarse, o estar ligado a cambios en el organismo.

Para esto último, un buen ejemplo se encuentra en las hembras de papión (género Papio), cuyos órganos reproductivos se vuelven de un rojo brillante en su etapa fértil.

La comunicación entre animales es compleja.

4. Señales táctiles

El tacto es otro de esos sentidos que no está muy desarrollado en humanos, por lo que nos cuesta imaginar la riqueza de sus matices. Es cierto que el rango está restringido a la distancia entre organismos, pero es indudable que todas las especies se benefician de él: pocos mamíferos socializan sin contacto físico.
Las señales táctiles son bastante comunes en insectos. Las abejas, sin ir más lejos, utilizan señales táctiles dentro de la oscuridad de la colmena en su famosa danza para indicar la posición del alimento.
No obstante, las señales táctiles no solo se limitan al contacto físico. Las vibraciones son parte del ritual de cortejo de algunas especies de araña y los elefantes pueden saber quién se acerca a lo lejos mediante las vibraciones de sus pisadas. Incluso, existen especies de peces que se comunican a través de señales eléctricas.
Abeja reina con sus secuaces.

Como ves, es posible comunicarse de forma rica y eficaz sin utilizar la palabra. De hecho, la complejidad comunicativa de algunas especies, como el delfín, pone en entredicho la exclusividad humana a la hora de llamar lenguaje a las señales que emitimos. Aunque muchos de ellos no hablen, para entender a los animales solo hace falta saber con qué órgano escuchar.

Te podría interesar...
5 valores que puedes aprender de los animales
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
5 valores que puedes aprender de los animales

Aunque los animales no hablan, algunos logran transmitir aptitudes positivas. ¡Conoce aquí los valores que puedes aprender de los animales!